×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Jóvenes madrileños con el pueblo catalán: “¡Aquí están los antifascistas!”

Miles de jóvenes han marchado este sábado hasta la Puerta del Sol en Madrid para pedir la amnistía a todos los presos políticos, contra la represión y en apoyo al pueblo catalán.

IzquierdaDiario.es

Sábado 19 de octubre de 2019
Facebook Twitter

Por las cercanías de la Estación de trenes de Atocha van llegando numerosos grupos de jóvenes, amigos que vienen juntos desde diferentes barrios de Madrid convocados por el movimiento antirrepresivo y numerosas organizaciones.

Muy jóvenes, mochila al hombro, sudadera, y cabreo, mucho cabreo. Siguen llegando, y son miles. “¡Aquí están los antifascistas! ¡Aquí están los antifascistas!” cantan con orgullo por las calles de Madrid, pasando al lado del monumento a los abogados asesinados de Atocha. La mayoría no había nacido en aquel momento, en plena Transición, muchos eran incluso casi niños cuando el 15M. Son una nueva generación, y están cabreados: con la represión, con el gobierno, con la policía, con la precariedad de la vida.

“En la televisión hablan de la violencia, pero no dicen que violencia es la policía cargando”, comentan en un grupo. Las imágenes que llegaban estos días desde las ciudades catalanas han generado indignación y muchos jóvenes madrileños se sienten hermanados con aquellos que resisten en las calles de Barcelona.

“¡Madrid está con el pueblo catalán! ¡Madrid está con el pueblo catalán! ¡Presos políticos, libertad!”, se sigue cantando al entrar en la Plaza de Sol.

La presencia policial es notoria desde el comienzo de la manifestación. Todos saben que “se va a liar”, porque la policía quiere cargar, y porque un grupo de ultraderecha se han concentrado en unas calles cercanas. Durante todo el día estuvieron dando vueltas por el centro de Madrid, generando un clima de tensión. Pero los jóvenes no se dejan amedrentar: “¡No pasarán! ¡No pasarán!

Finalmente, cuando cae la noche, comienzan a verse movimientos de la policía y crece la tensión. Unas calles más allá, a la altura de Callao un grupo numeroso de manifestantes cortan la Gran Vía y se sientan en el suelo. La policía responde hostigando y carga contra los manifestantes. El centro de Madrid se convierte por momentos en un caos cuando la policía persigue a los manifestantes por las estrechas calles cercanas, a contramano de los coches, tirando pelotazos de goma y gas pimienta.

Hacía tiempo que no se veía este tipo de represión en pleno centro de Madrid. Hace tiempo que no se veía ese cabreo en la juventud, que no se siente representada por un régimen que reprime y criminaliza a los jóvenes catalanes, este régimen que mantiene una monarquía corrupta y anacrónica, que persigue con la ley mordaza y que solo ofrece un sistema de precariedad. Está naciendo algo nuevo.


Facebook Twitter
La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán

El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila