Internacional

ENTREVISTA

Kostas Skordoulis: “El dilema reforma o revolución sigue siendo válido”

Entrevistamos a Kostas Skordoulis, dirigente del grupo OKDE-Spartakos sobre la situación abierta en Grecia luego de la dimisión de Tsipras y la formación de Unidad Popular. Habla a título personal.

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Miércoles 26 de agosto de 2015

¿Qué lectura haces de la renuncia de Tsipras y cuáles son las implicancias?

El colapso del gobierno de SYRIZA es un resultado directo del masivo voto por el NO en el referendo del 5 de julio. Este masivo 62% a favor del OXI (No) fue un claro voto de clase. Fue un voto contra las opciones estratégicas de los capitales griegos y europeos, es decir, el neoliberalismo, las políticas de austeridad, los memorandos, el euro.
Tengo muy buenas razones para creer que Tsipras, y su fracción en el partido, habían preparado sus planes para las negociaciones con la troika sobre la base de una derrota del OXI. Calcularon mal la dinámica social. Cuando Tsipras acordó el tercer memorando, sabía muy bien que su gobierno había perdido legitimidad.
Pero la cuestión es mucho más profunda. Tiene que ver con la naturaleza de clase de SYRIZA como partido y las ilusiones en un ‘gobierno de izquierda’. Los reformistas creen que el estado es un aparato neutral y es suficiente colocar a algunos políticos de izquierda en posiciones clave que luego podrán usar el estado para implementar su política. Un ‘gobierno de izquierda’ no es nada más que un grupo de políticos de izquierda que tratan de administrar el estado burgués. Este esquema nunca ha funcionado, o, para ser más preciso, nunca ha funcionado a favor de la clase trabajadora. El gobierno de SYRIZA no fue una excepción. El ‘gobierno de izquierda’ estaba condenado al fracaso desde su concepción inicial.
Mi último punto tiene que ver con todos aquellos en la izquierda internacional que apoyaron a SYRIZA y la idea del ‘gobierno de izquierda’. Es hora de que hagan un balance de esta experiencia y analicen los elementos que sostienen sus análisis.

¿Cuál es el futuro de SYRIZA luego de la ruptura de la Plataforma de Izquierda?

Con la partida de la Plataforma de Izquierda, SYRIZA perdió a su última coartada de izquierda y ahora emerge como principal formación política capaz de implementar las políticas de austeridad. Está desplazándose rápidamente para llenar el vacío creado por los principales partidos burgueses. La crisis de representación política de la burguesía griega será administrada ahora por SYRIZA. De hecho, es el fin de SYRIZA tal como lo conocíamos, esto es, como un partido reformista de izquierda.
Aquí, me gustaría agregar que SYRIZA está enfrentando un tsunami de partidas. Todos los días escuchamos que hay comités regionales del partido y miembros individuales (y recientemente el Secretariado del Partido) que anuncian su renuncia, pero no se afilian a ‘Unidad Popular’, el partido formado por la Plataforma de Izquierda. Si este ritmo de renuncias continúa en las próximas semanas, la estructura partidaria de SYRIZA estará al borde del derrumbe.

¿Qué representa para la izquierda griega el partido de ‘Unidad Popular?

Sin duda, la formación de ‘Unidad Popular’ (UP) convocada por la plataforma de izquierda de SYRIZA resultará en una gran recomposición de la izquierda griega.
Hace un par de semanas, circuló una declaración firmada por militantes muy conocidos (entre ellos Lafazanis, líder de la Plataforma de Izquierda de SYRIZA) que representan a 13 organizaciones de la izquierda griega (entre ellas dos organizaciones trotskistas: DEA, la organización hermana en Grecia del grupo norteamericano ISO y Xekinima, la sección griega del Comité por una Internacional Obrera (CWI en inglés) más dos organizaciones que forman parte de Antarsya; ARAN y ARAS), y en esta declaración llaman a la formación de un frente político amplio que le dé voz al voto por el OXI (No).

Luego, la Plataforma de Izquierda cambió su curso y anunció la formación de ‘Unidad Popular’. El lunes 24 de agosto, UP presentó una solicitud ante la Tribunal Supremo de Grecia para que se lo reconozca como partido político.

Alavanos, exlíder de SYRIZA y ahora dirigente del grupo ‘Plan-B’, se ha afiliado formalmente a Unidad Popular.

La ‘Tendencia Comunista en SYRIZA’, la sección griega de la Corriente Marxista Internacional (IMT, en inglés, organización referenciada en Alan Woods), también anunció que se va a afiliar a Unidad Popular. Personalmente, no sé si se van a afiliar formalmente, como miembros de SYRIZA enfrentarán las objeciones de DEA, o, si forma parte de su táctica de entrismo.

A medida que se aproxima la fecha de las elecciones, se espera que más ‘personalidades’ y grupos sean recibidos en Unidad Popular.
El panorama de la izquierda griega está cambiando a un ritmo muy rápido.

¿Cuál es el programa de Unidad Popular?

Las aspiraciones de Unidad Popular son convertirse en el SYRIZA ‘bueno’ de 2012 mediante la defensa del ‘Programa de Salónica’ con el único agregado de una postura bastante crítica hacia el ‘euro’. Unidad Popular se define como un partido político anti-memorando, anti-austeridad y, con reservas, anti-eurozona.
Fue definido por su dirección como un partido político amplio, que abarca desde la socialdemocracia de izquierda hasta la extrema izquierda. Kostas Isihos, uno de los miembros más prominentes y ex ministro en el gobierno de SYRIZA en una entrevista a un medio ruso afirmó que Unidad Popular defenderá el programa ‘original’ de SYRIZA.

Hay debates entre los miembros de Unidad Popular alrededor de si el nuevo partido será un SYRIZA II, un SRYIZA ‘bueno’, o se embarcará en algo nuevo con un programa nuevo.

Por razones de índole puramente electoral la opción de un SYRIZA ‘bueno’ es la que está ganando más terreno.

¿Cuáles son los diferentes proyectos políticos dentro de ANTARSYA?

Durante los últimos 3 años coexisten en ANTARSYA, no sin tensiones, dos proyectos políticos diferentes: uno que ve a ANTARSYA como una formación política transicional hacia un frente de izquierda radical antieuropeo amplio; dicho proyecto está representado principalmente por ARAN y ARAS (lo llamaremos Proyecto 1). El segundo ve a ANTARSYA como un frente anticapitalista que tiene que profundizar su implantación en los lugares de trabajo y en los movimientos sociales con la perspectiva de transformarse en el futuro en un verdadero partido obrero revolucionario de masas. Este segundo proyecto es apoyado por OKDE-Spartakos y el SEK (el partido hermano del SWP británico) en distintos grados. Y digo en distintos grados porque el SEK es ya un partido, y por lo tanto considera a ANTARSYA un frente anticapitalista dentro del cual operan los partidos revolucionarios. (A este segundo proyecto lo llamaremos Proyecto 2).

Lo interesante es que NAR, de lejos la organización más grande de ANTARSYA, está oscilando constantemente entre estos dos proyectos, y su posición final está determinada por el equilibrio interno de las distintas opiniones. Durante el año pasado, la mayoría de NAR se inclinaba hacia Proyecto 1 y así fue como se formó ANTARSYA-MARS.

¿Es posible una alianza entre Unidad Popular y ANTARSYA (o sectores) del mismo?

Los diferentes proyectos en ANTARSYA son un reflejo distorsionado del debate que tiene lugar a nivel internacional sobre ‘la estrategia de partidos amplios’.
En la actualidad, el Proyecto 1 en ANTARSYA tiende a acordar con la formación de Unidad Popular y busca una especie de alianza electoral con éste o incluso una fusión sobre la base de una declaración común firmada por los representantes de 13 organizaciones de izquierda. El Proyecto 2 mantiene su distancia aunque el SEK participa en las discusiones con Unidad Popular mientras que OKDE-Spartakos no.
La semana pasada hubo una reunión entre ANTARSYA y Unidad Popular. Para muchos en ANTARSYA aún no está claro si la reunión fue convocada en el marco del llamado abierto de ANTARSYA a otras organizaciones de hace diez días o si era una continuación de las discusiones que se habían iniciado entre algunos sectores de ANTARSYA y Lafazanis.

Luego de la reunión, emitieron un comunicado conjunto en el que no se decía nada diferente a lo que ya sabemos: que había un ambiente de camaradería pero que había diferencias programáticas principalmente alrededor de la política hacia la eurozona.

Si ANTARSYA va a formar un frente electoral con Unidad Popular, o, si algunas organizaciones que son parte de ANTARSYA (a saber, ARAN, ARAS y sus satélites en MARS) van a fusionarse con Unidad Popular, o, si ANTARSYA, o parte de ésta, permanecerá autónoma, es algo que se determinará por el resultado del balance de fuerzas dentro de ANTARSYA, y centralmente por lo que la mayoría de NAR decida. Esto será evaluado en una serie de reuniones del Concejo Nacional de Antarsya y los Comités locales que tendrán lugar el próximo fin de semana.

¿Cuál es la respuesta de OKDE Spartakos a la formación de Unidad Popular?

OKDE-Spartakos siempre ha defendido una política de independencia de clase, por la expresión política autónoma de la clase obrera y los movimientos sociales que en el período actual, en Grecia, se evidencia en la existencia autónoma en Antarsya. En una serie de documentos hemos justificado sinceramente nuestro desacuerdo con la ‘Estrategia de Partidos Amplios’ y las razones por las cuales nos opusimos al proyecto de SYRIZA, basándonos en un análisis marxista revolucionario y las mejores tradiciones de la Cuarta Internacional. Nuestro análisis se ha verificado trágicamente.
Ha sido necesario que se impusiera un tercer memorando al pueblo griego para que quedara expuesta la naturaleza de clase del reformismo. Hoy en día, Unidad Popular quiere repetir el mismo experimento fracasado. Quieren volver a establecer el SYRIZA ‘bueno’ de 2012 con el mismo programa. No participamos de SYRIZA en ese momento, y no lo haremos ahora en Unidad Popular. De hecho, creo que el dilema ‘¿reforma o revolución?’ como fuera planteado por Rosa [Luxemburgo] sigue siendo válido. Un llamado a una alianza electoral (un frente electoral) con los reformistas a expensas del programa anticapitalista es nada más que un llamado a adaptarse a la situación actual. Estamos a favor del ‘Frente único’ alrededor de puntos específicos y no requiere acuerdos programáticos entre las organizaciones involucradas. Sobre esta base, creo que debemos estar abiertos a cooperar con otras fuerzas de izquierda incluyendo Unidad Popular en el movimiento antifascista, contra el racismo y otros asuntos cruciales priorizados por los movimientos sociales y donde su intervención y la nuestra converjan.






Temas relacionados

Grecia   /   Organización de los Comunistas Internacionalistas de Grecia (OKDE)   /   Unidad Popular   /   Gobierno de izquierdas   /   Alexis Tsipras   /   Elecciones en Grecia   /   Grecia   /   Syriza   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO