UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

La Universidad de Tucumán rechazó el acuerdo minero de Agua Rica

Por unanimidad, el Consejo Superior votó un mandato tardío para sus dos delegados en YMAD. El presidente de YMAD y los dos delegados de Catamarca ya habían dado su aval al proyecto minero en Andagalá.

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Miércoles 6 de noviembre | 14:00

Tras tres sesiones, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) rechazó el acuerdo para la explotación del yacimiento minero Agua Rica. Por unanimidad, el cuerpo objetó el acta acuerdo firmada por Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) -empresa interestadual integrada por la UNT, el gobierno nacional y la provincia de Catamarca-, que aprobó la propuesta para este nuevo proyecto en Andalgalá que comenzará en 2025 y será explotado por 20 años.

“Se rechaza en bloque el negocio que instrumentan el memorándum de entendimiento ni los contratos derivados del mismo aprobados el 3 de octubre pasado”, fue la moción aprobada. La mención al 3 de octubre trae a cuento una reunión de YMAD en Buenos Aires donde su presidente, Luis de Miguel, y los delegados por Catamarca, Justo Daniel Barros y Ángel de Jesús Mercado (esposo de la gobernadora Lucía Corpacci) rubricaron el acuerdo. Los representantes de la UNT, Alfredo Grau y Domingo Marchese, no se presentaron a la reunión alegando que carecían de un mandato por parte del Consejo Superior. Los delegados de la UNT fueron acusados de no querer asumir el costo político de la decisión. Su ausencia, entonces, puede interpretarse como un aval por omisión.

En el texto que se transformó en la moción aprobada se cuestiona que YMAD esté en condiciones claramente desfavorables frente a minera Alumbrera, con quien se estableció una UTE en 1997. Se afirma que se priorizan los intereses de las empresas mineras, mientras que toda la infraestructura de YMAD está a disposición de Alumbrera, al punto de que puede ser puesta como garantía para obtener créditos para Agua Rica. Se objeta también que YMAD sólo participa del 26% de la ganancia.

También se votó, a modo de espíritu, abrir una discusión interna en la UNT sobre su participación en emprendimientos mineros. Como expresó una integrante de la comunidad de pueblos originarios, el rechazo a la megaminería y al rol de la UNT data de hace décadas. Las drásticas consecuencias del saqueo de Bajo La Alumbrera fueron denunciadas constantemente, al mismo tiempo que crecían las arcas de la UNT y comenzaban a ventilarse los casos de corrupción en el manejo de las regalías (el ex rector Cerisola está procesado).

La decisión del Consejo Superior -que estuvo atravesada por una puja política entre el rector macrista José García y un grupo de decanas peronistas- no planteó un cuestionamiento de fondo, comenzando por exigir la nulidad de Agua Rica y la ruptura del vínculo con las mineras. Las expresiones sobre el porcentaje de ganancias o del reparto de regalías, inclusive relativizando la contaminación ambiental, que se escucharon en estas sesiones da cuenta también de esto.






Temas relacionados

Alumbrera   /   Andalgalá   /   Universidad Nacional de Tucumán   /   Megaminería   /   Ecología y medioambiente   /   Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO