×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

La Universidad de Zaragoza quiere cerrar el turno de tarde y bibliotecas “por la subida de la luz y el gas”

Cerrar bibliotecas y facultades en turno de tardes es un ataque sobre la plantilla y estudiantes y un último eslabón de las políticas de recortes, la codicia de las eléctricas y la guerra imperialista en Ucrania. Levantemos una juventud contra la guerra y la crisis capitalista.

Jorge Remacha

Miércoles 13 de abril de 2022
Facebook Twitter

A partir de las últimas clases de este curso, los edificios abrirían de 8 a 15h, las bibliotecas cerrarían a las 17h en plena temporada de exámenes, y para el curso siguiente ya sólo abriría de 8 a 17h. ¿Qué sucede con el turno de tarde para ir a clase o estudiar, al que va buena parte de les estudiantes que trabajan en horario de mañana? ¿Qué sucede con los puestos de trabajo de todo tipo que esta decisión implica eliminar? Nos imaginamos que forman parte del recorte de 3 millones de euros que la Universidad de Zaragoza llama sobrecostes, mientras sigue cobrando tasas que dejan sin poder estudiar a gran parte de la juventud y la clase trabajadora.

¿La justificación? “La contención del gasto económico en energía que se está produciendo debido al fuerte incremento del precio de la electricidad y del gas en estos últimos meses y en las previsiones de los expertos para este año. No cabe otro propósito que el de reducir el consumo de forma drástica”, declaran.

En esa misma lógica iba el fin de la calefacción, que llegó en marzo. De todas maneras, es una declaración más que una justificación, ya que llega por parte del Consejo de Dirección de la Universidad de Zaragoza a modo de Plan Urgente de Medidas. Una muestra más de que las universidades funcionan realmente de forma ajena a toda democracia interna, controladas por la casta universitaria, representantes de la patronal, la banca y los ayuntamientos.

Tal y como explican Ana y Lorién, de Contracorriente, "estamos en las primeras asambleas por facultad, que ya han comenzado a organizarse y proponer acciones que puedan agrupar a estudiantes, PAS y profesorado, como en la Facultad de Ciencias Sociales, contra una medida que afecta tanto a estudiantes como a trabajadores y que básicamente es un paso más en la política de recortes y precarización de la universidad, esta vez ligada a la subida histórica de la luz y el gas".

Estas medidas hay entenderlas como toda una política neoliberal que se aplica en la Universidad de Zaragoza, pero que sigue la misma lógica del Gobierno estatal de PSOE y Unidas Podemos, aumentando de forma obscena el presupuesto militar y negándose a cuestionar ni un ápice los intereses y beneficios milmillonarios de las grandes empresas energéticas. La denuncia de este ataque va mucho más allá de horarios, bibliotecas y calefacción. Se trata de decir bien alto que no vamos a pagar las crisis y guerras de los capitalistas, contra los gobiernos de la Universidad, Aragón y el Estado español, que se comportan como fieles sirvientes de las eléctricas tanto bajo la derecha, como bajo los gobiernos que se dicen progresistas.

Con una escalada de los precios de los carburantes y de la energía que está siendo un auténtico tsunami en la línea de flotación para los niveles de vida esenciales del conjunto de amplias capas de la población, con precios que se están duplicando o incluso triplicando. Y, mientras la población en riesgo de pobreza o que está alcanzando niveles de umbrales de récord, de nuevo el Gobierno de PSOE-UP no impedirá los desahucios, ni los despidos, ni atenderá las profundas necesidades sociales. Tampoco atacará los enormes beneficios empresariales del sector eléctrico, con 200.000 millones de beneficios extraordinarios por la escalada de los precios. Ni mucho menos se plantea subir los impuestos a las grandes fortunas ni a las empresas del IBEX 35. Tampoco harán nada parecido las universidades, gobernadas por una casta de empresarios y sus sirvientes en los rectorados.

Pero además, no olvidemos que gran parte de los oligopolios y grandes empresas que se enriquecen con el negocio de la guerra están presentes en las universidades públicas. El BBVA, Banco Santander, Acciona y otros grandes bancos y empresas tienen inversiones milmillonarias en la industria armamentística y están aumentando sus beneficios al calor de la guerra y el rearme imperialista. En el caso de la Universidad de Zaragoza además existe un convenio con el Ministerio de Defensa para el CUD Centro Universitario de la Defensa. También son algunas de las principales empresas que controlan las universidades, lo que se investiga, lo que se estudia, lo que se cobra, lo que se gasta, desde sus Consejos Sociales y sus relaciones con la casta universitaria.

Con este doble objetivo, luchar por una universidad que fomente el espíritu crítico y esté al servicio de la transformación social en vez de a los pies de las empresas con beneficios manchados de sangre, e impulsar un movimiento contra la invasión rusa y la intervención imperialista de la OTAN, de la UE y del propio gobierno español que manda armas a Ucrania, tenemos que organizarnos.

Las asociaciones y agrupaciones estudiantiles tenemos que dar un paso adelante y organizar movilizaciones en nuestros centros de estudio contra la guerra, y trabajar para construir una gran huelga donde podamos confluir con otros sectores de trabajadores y movimientos contra esta guerra.

Te invitamos a sumarte al encuentro estatal de Contracorriente y Pan y Rosas en Madrid el próximo 14 de mayo para discutir sobre todo esto y pensar cómo continuar la lucha construyendo una gran juventud feminista, antiimperialista, anticapitalista y revolucionaria contra la guerra, el rearme imperialista y la crisis capitalista.

Te puede interesar: ENCUENTRO JUVENIL 14M: Por una juventud revolucionaria en pie de lucha contra la guerra, el rearme imperialista y la crisis capitalista


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Contracorriente (@contracorriente_juv)


Facebook Twitter

Jorge Remacha

Nació en Zaragoza en 1996. Graduado en Historia en la Universidad de Zaragoza. Milita en la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) del Estado Español y en la agrupación juvenil Contracorriente.

Contra la redada de los Mossos a la discoteca Waka: ¡Por el derecho de la juventud a divertirnos!

Contra la redada de los Mossos a la discoteca Waka: ¡Por el derecho de la juventud a divertirnos!

El nuevo juguete de Piqué: la Kings League

El nuevo juguete de Piqué: la Kings League

Premios de excelencia UC3M: La excelencia de tener privilegios de clase

Premios de excelencia UC3M: La excelencia de tener privilegios de clase

¿Qué es el capitalismo interiorizado? (y por qué combatirlo colectivamente)

¿Qué es el capitalismo interiorizado? (y por qué combatirlo colectivamente)

La UCM que nombró ilustre a Ayuso entre protestas también es un buffet libre para capitalistas

La UCM que nombró ilustre a Ayuso entre protestas también es un buffet libre para capitalistas

Asamblea de estudiantes, profesores y sanitarios llama a movilizarse el 24E contra el nombramiento de Ayuso como alumna ilustre

Asamblea de estudiantes, profesores y sanitarios llama a movilizarse el 24E contra el nombramiento de Ayuso como alumna ilustre

15 de enero: Asamblea de estudiantes, sanitarios y profesores contra el nombramiento de Ayuso como "Alumni Ilustre"

15 de enero: Asamblea de estudiantes, sanitarios y profesores contra el nombramiento de Ayuso como "Alumni Ilustre"

Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby

Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby