BANKIA CAIXABANK

“La absorción de Bankia es una nueva estafa para socializar pérdidas y privatizar ganancias”

La fusión entre Bankia y CaixaBank, bajo el control de esta última, dará lugar al mayor grupo financiero español por tamaño y activos.

Viernes 4 de septiembre | 13:18

El gobierno participa hasta el momento en un 61,8% de Bankia a través del FROB, pero después de la fusión de ambas entidades, la participación pública se reducirá al 14%, beneficiando claramente al sector privado. Los medios anuncian este viernes que la absorción de Bankia por CaixaBank daría como resultado el mayor grupo financiero español, con más de 650.000 millones en activos, unas 6.600 sucursales y una plantilla conjunta de 51.000 empleados. Sin embargo, estos números surgen de la suma total de ambas entidades, y no contemplan lo que es más probable: la masiva eliminación de sucursales y puestos de trabajo.

Después de la crisis del 2008, el Estado español rescató a la banca con cifras astronómicas, produciéndose la nacionalización de Bankia en mayo de 2012. Pocos días después se llevó adelante uno de los mayores rescates financieros de la historia española, que elevó la suma inyectada a Bankia a nada menos que 24.000 millones de Euros. Estos forman parte de los 60.000 millones que la banca nunca devolvió a las arcas públicas, mientras, a cambio, se recortaban presupuestos en sanidad, educación y servicios sociales.

Hasta el momento, solo se han recuperado unos 3.000 millones de esos 24.000 que permitieron nacionalizar y rescatar Bankia. Ahora, el gobierno de coalición estaría dispuesto a entregar Bankia a bajo coste, presionado por la grave crisis que atraviesa la economía española. Un verdadero escándalo, que culmina así con la historia de saqueo de Bankia a los fondos públicos.

Desde Podemos, el actual Secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha escrito en su cuenta de Twitter que se trata de una “noticia preocupante”. “El Estado invirtió 24.000 millones en sanear Bankia y por tanto debe proteger a los contribuyentes, que rescataron con sus impuestos la entidad. Las ayudas públicas deben servir para atender necesidades económicas generales, y no para mejorar la rentabilidad de otras entidades”, ha asegurado.

La cuestión de Bankia aparece como un nuevo sapo que traga Podemos en el gobierno. Pero esto sería, más bien, un criadero completo de batracios. El gobierno “progresista” estaría garantizando así la privatización encubierta de Bankia, bajo la figura de la “fusión”, para entregarle al capital financiero una entidad saneada con fondos públicos.

Por su parte, Íñigo Errejón también se ha mostrado contrario a la fusión de las entidades: “Es una privatización encubierta de Bankia, rescatada con el dinero de todos los españoles. Es una irresponsabilidad que nos hace financieramente más frágiles. El Gobierno-más-progresista-de-la-historia puede evitar esta concentración oligopólica. ¿Es que no hemos aprendido nada?” ha escrito en su Twitter.
“La absorción de Bankia es una nueva estafa al pueblo trabajador, que solo beneficia a los poderosos de siempre. Por eso planteamos la nacionalización sin indemnización de la banca, bajo control de los trabajadores”, ha declarado Santiago Lupe de la CRT este mismo viernes.

“El gobierno ’más progresista de la historia’ no solo no recupera los 60 mil millones del rescate bancario, sino que sigue regalando patrimonio público a los poderosos”






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Bankia   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO