Política Estado Español

INDULTOS

La derecha ladra contra los indultos

La derecha y extrema derecha se prepara para la manifestación contra los indultos de este fin de semana en Madrid. Los líderes del PP, Vox y Ciudadanos se volverán a encontrar unidos en una acción contra Catalunya, como ya sucediera en 2019. Pero lo harán con mayor división que hace dos años.

Ivan Vela

@Ivan_Borvba

Miércoles 9 de junio | 15:17

Serán, si se decide el Ejecutivo, unos indultos parciales a los presos políticos del procés.

Será un indulto enmarcado en un nuevo giro de ERC en su intención de volver al marco autonómico tras la carta de Junqueras del pasado lunes que rechazaba la vía unilateral, algo que se comenzaba a vislumbrar post 1 de octubre pero que nunca antes se gritó a los 4 vientos, como forma de escenificar el arrepentimiento que exige el aparato judicial.

A pesar de los indultos a los presos políticos y líderes del procés, aún quedarán más de 3.000 activistas por el derecho democrático a decidir encausados.

De hecho, el cálculo en Moncloa se mueve bajo otras coordenadas que apuntan a enterrar, de la mano del Govern de ERC y Junts, el movimiento democrático catalán, al menos, a corto y medio plazo. Un mensaje en sintonía con el “nuevo” plan de ruta de la Generalitat que pospone in eternum el derecho a decidir de Catalunya.

Pues bien, ni con todos estos “peros” a los indultos que valora realizar Pedro Sánchez - no olvidemos, valedor de toda la represión descargada contra el pueblo catalán, no solo en 2017 si no también en 2019 tras la sentencia del juicio farsa - la derecha quiere perder la oportunidad.

La oportunidad de ladrar con todas sus fuerzas ante un asunto que siempre le ha dado un rédito electoral importante. Además, en esta ocasión, se junta con los vientos a favor de la aplastante victoria de la “trumpista” Ayuso en Madrid, que envalentona al ala más dura del Partido Popular de Casado y ajusta las encuestas.

Y qué decir de Vox, que tiene en Catalunya el terreno perfecto para avanzar con su discurso más derechista, atacando no solo el derecho a decidir del pueblo catalán, sino atacar la cultura o la lengua o todo lo que tenga que ver con la tradición catalana.

El partido de Inés Arrimadas, por su parte, busca sumarse a cualquier carro que le pase por delante, pero con la sensación de no ser iniciativa de nada y de que está disfrutando de su tiempo de descuento en la política.

Para las tres formaciones no hay más “medicina” que la represión, la cárcel y la persecución, receta que encuentra seguidores más allá de estas siglas. Este miércoles en la sesión de control al Gobierno, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, aprovechó las opiniones de la vieja guardia del partido socialista (Felipe González y Alfonso Guerra) para asegurar que este domingo en Madrid se manifestarán “ciudadanos de todos los colores políticos”.

Juntos, pero no será un 2019 bis

Este domingo tendrá otro punto de interés, la esperada foto. No obstante nada hace presagiar que se repita la famosa foto de Colón de 2019, cuando las tres formaciones prestaron contra la presencia de un mediador en la mesa de negociación con Catalunya.

Aquella foto, que pasó a la historia como la “foto de Colón” unió en la acción a PP y Ciudadanos con la extrema derecha de Vox, siendo un primer paso por parte del Régimen de normalizar públicamente uno de sus nuevos “hijos”.

A partir de esa foto han sido numerosos los gobiernos municipales y autonómicos donde las tres formaciones han convivido con distintas fórmulas hasta la crisis de Murcia y Madrid que dejó una costosa factura a Ciudadanos.

Miembros del PP son reacios a repetir esa imagen y apuestan por no escenificar tal unidad, mientras que los sectores más duros, encabezados por Ayuso y el propio Casado, encuentran menos reparos. De hecho, hasta el momento, de líderes populares solo la presidenta de Madrid y el murciano Fernando López Miras han confirmado asistencia.

Por su parte el líder gallego, Feijóo, Fernandez Mañueco de Castilla y León y Juan Moreno de Andalucía han aducido diferentes compromisos públicos y personales para no asistir este domingo a Madrid.

Fuera con foto o sin ella, la derecha y extrema derecha se volverán a manifestar contra el derecho democrático catalán de decidir su futuro, y lo harán azuzando los mensajes más casposos y reaccionarios.

Mensajes abrazados por todo el Régimen, incluido, obviamente, este gobierno “progresista” motivado por cálculos electorales y de estabilidad en la legislatura.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO