Juventud

UBA: CRISIS EDILICIA

La desidia en la Facultad de Derecho que casi termina en tragedia

El día miércoles 22 de Octubre, a las 14 horas aproximadamente, en la Facultad de Derecho, ocurrió un hecho que conmocionó a los estudiantes. El ascensor ubicado lindero a la oficina de Asuntos Estudiantiles se desplomó desde el primer piso, atravesando el entre piso y colisionando directamente sobre los resortes de la planta baja.

Ezequiel Canepa

Abogado CeProDH

Miércoles 5 de noviembre de 2014

1 / 1

El ascensor es utilizado todos los días por miles de alumnos y al momento del hecho se encontraban seis estudiantes dentro del habitáculo.
A primera vista puede resultar un simple desperfecto, sin embargo, La Izquierda Diario se puso en contacto con algunos de los damnificados, quienes expresaron que en ningún momento se accionó el sistema de seguridad por lo cual el ascensor descendió a caída libre. En la planilla de mantenimiento -según pudieron manifestar- figuraba la última revisión en el mes de Julio. La alarma de sobrepeso nunca se accionó.
Los estudiantes sentenciaron que esto es una prueba del abandono por parte de las autoridades y en particular de la Decana, Mónica Pinto, en cuanto al sostén de las instalaciones y resguardo a la integridad física para quienes transitan diariamente la facultad.

La Izquierda Diario, entrevistó a Mariano, uno de los damnificados:

-¿Qué les ocurrió aquel miércoles?

  •  El ascensor funcionaba con dificultad como todos los días, no llegaba a pasar la gente, que automáticamente se cerraban las puertas, pero ese día fue distinto. Al llegar al 1er piso sentimos en cuestión de segundos un "latigazo" y el techo se cayó sobre nosotros.

    - ¿Tenés lesiones? ¿Sabes cómo está el resto de los chicos?

  •  Yo gracias a tener una buena contextura física estoy bastante bien, salvo traumatismos, dolor en la cervical y cabeza que me impidieron ir a cursar los días siguientes. Me contacté con una de las chicas que está mal, con ataques de pánico, cuello ortopédico y desviación de la columna, actualmente continúa con estudios médicos.
  •  ¿Qué ocurrió inmediatamente después? ¿Cómo reaccionaron las autoridades?
  •  Nos llevaron a asuntos estudiantiles, intercambiamos los teléfonos y nos fuimos a cursar, menos la chica que estaba con ataque de pánico. La situación se normalizó.
    Al día siguiente me llamaron y después nunca más. No tengo obra social y sin embargo no me dieron ningún tratamiento ni físico, ni psicológico.

    - ¿Tuviste respuesta del centro de estudiantes o de alguna agrupación?

  •  La verdad que no, ni La Nuevo Derecho, que conduce el centro hace años, ni la Franja Morada, que es la segunda agrupación más importante, hicieron absolutamente nada.
    Los que sacaron un comunicado fueron los chicos de la Izquierda, del CeProDH, que se pusieron a disposición nuestra.

    - ¿Se organizó algo desde los estudiantes para repudiar los hechos?

  •  Sí. Se preparó una sentada para el 28 de Octubre pasado que finalmente se suspendió, porque una de las chicas aún estaba haciéndose estudios y entendimos que debíamos estar todos.

    Situación estructural

    Este hecho se suma a la situación estructural de la UBA, donde se caen ventiladores en sociales (sede Marcelo T. de Alvear), se inunda permanentemente el "nuevo" edificio de la sede Constitución, los miles de docentes siguen encontrándose ad-honorem y se profundiza el vaciamiento y arancelamiento de la educación pública con el pasaje de contenidos de grado a posgrados pagos.
    Los estudiantes se preguntan ¿Hasta cuándo?






  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO