Economía

QUE LA CRISIS LA PAGUUEN LOS CAPITALISTAS

La economía española se desplomará hasta el 10,9% en 2020, según la Comisión Europea

Las peores previsiones de un desplome de la economía europea y de países como Italia o el Estado español se van confirmando. Necesitamos un programa obrero de emergencia para que la crisis no la paguemos los de siempre.

Carlos Muro

@muro_87

Martes 7 de julio | 09:31

La Comisión Europea presentaba este martes las previsiones económicas de verano, la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) y la inflación, confirmando el fuerte impacto de las medidas de confinamiento impuestas a mediados de marzo, según las cuales la zona euro habría estado entre un 25% y un 30% por debajo de su capacidad en el segundo semestre del año y retrocediendo entre abril y junio un 13,5%.

Además, el documento presentado, pronostica que la Unión Europea (UE) se contraerá un 8,7% este año y que tardará más de un año para recuperarse. Los datos también muestran que se va a desarrollar dos velocidades en la recuperación.

Los países más afectados son Italia y el Estado Español. Bruselas advierte de que la economía española caerá un 10,9% en 2020 a causa del fuerte desplome del sector servicios. Ese derrumbe es mayor de lo que se contemplaba hace apenas dos meses, que preveía un desplome del 9,4%. Mientras Italia, Francia y España experimentarán caídas cercanas al 11%, Alemania sufrirá mucho menos de lo previsto y contará con unos planes de estímulo que equivalen al 4,7% del PIB y a un paquete de avales del 40% del PIB.

Por un programa obrero para que la crisis lo paguen los capitalistas

Las previsiones muestran que el eslogan del gobierno de coalición durante el confinamiento, “nadie se va a quedar atrás”, es mentira. En un reciente informe de Oxfam se afirma que durante este tiempo las personas por debajo del umbral de la pobreza aumentaron de 10,8 millones a 12,3 millones de personas (1/4 de la población). Y que las 23 personas más ricas del Estado español aumentaron su fortuna en 19.200 millones de euros… ¡en sólo 79 días! Además, sectores estratégicos de la economía como el automóvil se están viendo profundamente afectados y quien está pagando el coste son sus trabajadores, como las y los trabajadores de Nissan, Acciona o Alcoa. Sectores que tras décadas de ayudas y prebendas del Estado que sólo beneficiaron a los capitalistas, deberían ser nacionalizados bajo control de sus plantillas para poner su producción al servicio de la comunidad.

Ante la posibilidad de que la economía evolucione (como así parece) hacia una gran depresión y una crisis financiera que supere con mucho lo ocurrido en la crisis de 2008, y para evitar que la crisis la paguen las y los trabajadores se hace imprescindible levantar un programa anticapitalista con medidas tales como: prohibición de los despidos y ocupación de las empresas que hagan despidos por parte de las y los trabajadores; nacionalización de los sectores estratégicos bajo control de los trabajadores y usuarios; no al pago de la deuda pública; control de los estados financieros de las empresas por los trabajadores; reparto del tiempo de trabajo sin reducción salarial; incremento de la inversión pública en al menos un 10% del PIB y puesta en marcha de un programa masivo de creación de empleo público; elevación de los impuestos para las grandes fortunas y capitales para sufragar toda esa inversión.

Todo ello sobre la perspectiva de alcanzar, como única vía real para implementar este programa, un Gobierno obrero de emergencia social que se haga con todas las palancas del poder bajo control democrático de los trabajadores y las clases populares.






Temas relacionados

Economia   /   Economía española   /   Comisión Europea   /   Euro   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO