×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

La huelga del metal en Cantabria se mantiene firme luego de 16 días

La patronal española se mantiene en su posición de que sean los trabajadores los que carguen con el peso de la inflación.Por su parte los 20.000 trabajadores mantienen el pulso, con un 95% de seguimiento, y fuerte presencia en los piquetes.

Elías Lavín

Sábado 18 de junio
Facebook Twitter

Tras una multitudinaria manifestación el pasado miércoles, los trabajadores lograron sentar a Pymetal -la patronal del metal- en la mesa de negociación. Los más de 15 días de huelga por un nuevo convenio no están siendo en vano, las propuestas de la patronal comienzan a acercarse a las exigencias de los trabajadores, sin embargo, siguen sin ser suficientes ya que supondrían un retroceso en el nivel adquisitivo.

Las exigencias de los trabajadores son claras, no perder derechos conquistados y que el salario no pierda contra la inflación. Concretamente piden que para el ajuste salarial que se tome como referencia el IPC real de cada ejercicio. Esto es, ajustar los salarios al Índice de Precios al Consumidor para que los salarios puedan asumir la subida de precios. Estas exigencias de los sindicatos afectarían a todos los trabajadores de la industria del metal cántabra, salvo a las grandes empresas, que cuentan con convenios propios.

La reunión del jueves entre la patronal y las centrales sindicales ha terminado sin acuerdo ya que la propuesta de Pymetal sigue suponiendo un ataque a los salarios de los trabajadores y ha imposibilitado el acuerdo. La patronal, que durante los primeros días de huelga se oponía a todas las reivindicaciones de los sindicatos, comienza, sin embargo, a ceder en algunos de los puntos.

La huelga continúa, y es crucial que se mantenga la presión en los piquetes. El apoyo de los trabajadores sigue siendo manifiesto y continúa mostrando el gran seguimiento que está teniendo la huelga.

La patronal afirma que las demandas de los trabajadores son inasumibles y que supondrán el cierre de numerosas empresas. Además, consideran que no es el momento de realizar esa subida debido a los incrementos de costes de materias primas, de energía o de fiscalidad: “Estamos con el agua al cuello”. Por su parte Miguel Ángel Revilla, el presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria ha afirmado que “no es el momento” refiriéndose a la situación de inflación y que la huelga está produciendo un “daño tremendo” a la comunidad. Sin embargo, los trabajadores solo piden conservar los derechos que ya tienen y no perder nivel adquisitivo. En realidad, la patronal y el Gobierno tratan de engañar a los trabajadores para que sean ellos los que carguen con el peso de la inflación.

Es por ello que Revilla ha llamado a los trabajadores a disolver la huelga afirmando que “no están los tiempos para huelgas”. Como respuesta, el Gobierno autonómico ha militarizado las zonas donde está teniendo lugar la huelga con enormes dispositivos policiales. Además de esto, durante todas las jornadas la Consejería de Industria ha establecido 150 personas de servicios mínimos en el sector siderometalúrgico para tratar de impedir que la huelga sea efectiva en algunas de las empresas. "Unos servicios mínimos que las empresas contratistas no tienen y que se autorizan para las grandes empresas que no están en la huelga", denuncian los sindicatos.

Para una de las contratistas de Global Steel Wire (GSW) la Consejería de Industria autorizó unos servicios mínimos del 100%. O sea, el gobierno local prohíbe a los trabajadores sumarse a la huelga. Los trabajadores han calificado de “boicot desde las instituciones” la complicidad del Gobierno con Pymetal, y en la manifestación del jueves arrojaron huevos, petardos y bengalas contra la sede de la Consejería, situada en el Parque Científico y Tecnológico de Santander, al grito de “Revilla dimisión”, “Ni un paso atrás” y “Marcano da la cara”. Exigen, también, el fin de estos servicios mínimos.

Los ataques del Gobierno y de Pymetal, que hace unos días sacaba un comunicado llamando a la intervención de “las fuerzas de seguridad de Policía y Guardia Civil” frente a los piquetes, contrastan con el silencio de la prensa y de los medios de comunicación, la mayoría de ellos se niegan a cubrir la huelga del metal de los trabajadores de Cantabria. Sin embargo, la huelga cuenta con enormes apoyos entre la clase trabajadora cántabra, que también se ve afectada por el aumento de precios y la inflación.

La huelga del metal, que también tiene lugar en Galicia, comienza a extenderse al País Vasco, Los principales sindicatos y centrales obreras han manifestado este miércoles que es "hora de preparar intensamente" las huelgas en el sector del Metal de Bizkaia, ante la "actitud irresponsable" de la patronal. Este es un motivo más para que los trabajadores continúen firmes en las negociaciones. Sin embargo, la principal arma de la patronal es la pérdida de salarios. Para facilitar que la huelga se mantenga no basta con las buenas palabras de la burocracia de Comisiones Obreras (CCOO) y la Union General de Trabajadores (UGT), es preciso que organicen cajas de resistencia, para que todos aquellos que apoyen la huelga puedan aportar económicamente.

Los trabajadores del metal de Cantabria, así como lo hicieron hace meses los trabajadores del metal de Cádiz, son parte de un incipiente pero importante reverdecer sindical en el viejo continente que se ve en el Reino Unido con una historica huelga ferroviaria que preanuncia un verano del descontento y en Francia con el paro de los trabajadores del aeropuerto Charles de Gaulle.


Facebook Twitter
De Melilla a Texas, la feroz cara de las medidas antimigrantes

De Melilla a Texas, la feroz cara de las medidas antimigrantes

¿Por qué el aborto nunca fue ley en Estados Unidos y la Corte lo criminalizó?

¿Por qué el aborto nunca fue ley en Estados Unidos y la Corte lo criminalizó?

La vigencia y los límites de Stonewall

La vigencia y los límites de Stonewall

Feministas y socialistas se movilizan en todo el mundo en solidaridad con la lucha por el derecho al aborto en los EE. UU.

Feministas y socialistas se movilizan en todo el mundo en solidaridad con la lucha por el derecho al aborto en los EE. UU.

Finaliza la huelga del metal en Cantabria: ¿Se podría haber conseguido más?

Finaliza la huelga del metal en Cantabria: ¿Se podría haber conseguido más?

Más de 115 mil trabajadores de correos de Gran Bretaña podrían ir a la huelga

Más de 115 mil trabajadores de correos de Gran Bretaña podrían ir a la huelga

La plantilla de cabina de Ryanair convoca seis días de huelga

La plantilla de cabina de Ryanair convoca seis días de huelga

16 días de huelga del metal en Cantabria sin ceder ante el chantaje de patronal y gobierno

16 días de huelga del metal en Cantabria sin ceder ante el chantaje de patronal y gobierno