Política Estado Español

DEBATE PARLAMENT

La violencia policial en el centro del debate y crisis del Govern catalán

Este miércoles el debate en la sesión del Parlament se ha centrado en el papel de la policía y la brutal represión durante las manifestaciones. Torra propone una comisión de investigación frente a las denuncias que evidencian la violencia policial. La izquierda independentista y movimientos sociales exigen la dimisión de Buch y la disolución de la BRIMO.

Miércoles 23 de octubre | 19:36

Foto: EFE

El debate ha girado en torno a las declaraciones del conseller de Interior Miquel Buch, quien ha defendido la gestión de la policía catalana. El president de la Generalitat, Quim Torra, ha propuesto una comisión de investigación este miércoles al Parlament para investigar sobre “todos los hechos” ocurridos en las manifestaciones. Una propuesta que por ahora tanto Junts per Catalunya como ERC han decidido postergar hasta después del 10-N.

La voz crítica ha sido la de la izquierda independentista, la CUP, cuando su diputado Vidal Aragonés, ha exigido el cese inmediato de Buch como máximo responsable de la actuación policial la semana pasada en Catalunya. Y ha denunciado las consecuencias de la brutal represión con un saldo de “más de 600 heridos, 194 detenidos, atropellos en carrusel, balas de goma y revestidas de plástico, porrazos en la cabeza, uso de gases lacrimógenos y cargas a gente sentada”.

A lo que Torra respondió, “Tiene razón en la exposición de casos”, sin mencionar la gestión de Buch, como era de esperar. “Es por eso que tomé la decisión de crear una comisión de investigación para estudiar con total transparencia todas las actuaciones con la presencia de entidades de derechos humanos, de seguridad y el Síndic de Greuges”.

Por su parte, el diputado de la CUP Vidal Aragonés ha insistido en criticar a Torra afirmando que, “Cada día que pasa sin que usted ordene el cese de Buch usted está dando apoyo a las irregularidades de los Mossos” y exigió el cese inmediato de Buch, la disolución de la BRIMO y “un cambio radical del modelo de seguridad pública”.

También desde la CUP, Maria Servint, ha sentenciado que "La gente ha constatado que el Govern no sólo no ha estado a la altura, sino que ha ayudado a reprimir las movilizaciones populares”.

Torra, ha expuesto su pedido al conseller Buch de que se realicen “inmediatamente” las investigaciones internas “necesarias” sobre las actuaciones de los Mossos: “Estaré especialmente atento al resultado de estas investigación y a la depuración de responsabilidades”, ha anunciado.

También bajo este debate, se expresa la crisis del Govern catalán, las divisiones en el bloque soberanista y la soledad de Torra frente a una presión del gobierno de Pedro Sánchez que le exige una y otra vez que denuncie de forma contundente a la “violencia” de las masivas manifestaciones, por un lado. Por el otro, a un gran desprestigio del Govern catalán frente a las denuncias en las redes y medios de comunicación que muestran las imágenes de la brutal represión, con palos, bolas de goma, bala de foam, gases lacrimógenos, cientos y cientos de heridos en todo el territorio, identificaciones y registros aleatorios.

La CUP a Barcelona en Comú en el Ayuntamiento: “O se está con los oprimidos, o se está con los opresores”

El mismo miércoles por la mañana la CUP Capgirem Barcelona ha celebrado una rueda de prensa en la que también han criticado de manera contundente la actuación de los Mossos d’escuadra y su coordinación con la Policía Nacional. Del mismo modo que han exigido “la destitución del conceller Buch y la disolución de la BRIMO y la retirada de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado”.

A su vez tanto la exdiputada Eulalia Reguant como la exregidora Maria Rovira, han cuestionado la gestión y equidistancia del Barcelona en Comú en el Ayuntamiento por no denunciar de manera contundente la represión de parte de las fuerzas represivas. “El Ayuntamiento también está teniendo un papel protagonista en la represión. Se habla de que la Guardia Urbana ha quedado al margen de las tareas de orden público. Lo que no se dice es que en los últimos días la policía municipal también ha efectuado detenciones de manifestantes que simplemente corrían y también hay agentes que han agredido con las porras reglamentarias”, ha denunciado Maria Rovira.

“Barcelona en común está en una disyuntiva. Una disyuntiva que hoy se concreta al estar con los que disparan balas de goma y vacían ojos o estar con los que defienden los derechos y las libertades a las calles de esta ciudad”.

Tanto el Govern, como todos los partidos soberanistas han demostrado estar a la cabeza de la represión contra la juventud y contra todas las manifestaciones. ERC ha denunciado a “la violencia” de los manifestantes y así es que Rufián ha sido abucheado al grito de “Traidor” en la manifestación contra la represión del pasado sábado.

El llamado a la destitución de Buch, la disolución de la BRIMO es un grito en las manifestaciones de parte de amplias franjas de la juventud y sectores populares, sindicatos alternativos y movimientos sociales. Sectores que viven sufriendo la represión y violencia policial desde siempre, por hacer huelgas, protestar, manifestarse o simplemente por ser migrante como ha ocurrido con los vendedores ambulantes como los manteros.

Por eso, es urgente desarrollar asambleas contra la represión en todos los centros de estudio, de trabajo y barrios, que elijan representantes y se coordinen a nivel local, comarcal y de toda Catalunya. Y continuar así con la movilización, independiente de ERC y JxCat, que como hemos visto estos días están dirigiendo la represión de los Mossos contra los manifestantes, por la amnistía y los derechos democráticos del pueblo catalán.






Temas relacionados

Independencia de Catalunya   /   Autodeterminación de Catalunya   /   Política Estado Español   /   CUP    /   Referendum en Catalunya   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO