×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Las calles de Costa Rica le dijeron no al FMI

En ese país de centroamérica frenaron un acuerdo entre el Gobierno y el Fondo ¿Qué proponía el organismo internacional que despertó tanto rechazo?

Diego Sacchi

Lunes 12 de octubre de 2020
Facebook Twitter

De esos temas habló Diego Sacchi en su columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los domingos de 21 a 23 hs por Radio Con Vos.

Las manifestaciones en Costa Rica frenaron el ajuste que proponía el Gobierno y el FMI ¿Qué pasó?

A finales de septiembre comenzaron las protestas contra un acuerdo entre el FMI y el gobierno de Carlos Alvarado por un monto de 1750 millones de dólares

La suspensión del acuerdo que anunció el Presidente no alcanza para frenar las manifestaciones, porque se mantiene una exigencia: que Alvarado no presente una nueva propuesta.

El acuerdo con el Fondo se basaba en su mayoría sobre el aumento de impuestos sobre transacciones bancarias, salarios e inmuebles, uno de los aumentos más importantes era llevar iva del 13 al 15%.

El paquete también incluía recortes del gasto público y la fusión de sectores del estado y la privatización del Banco Internacional de Costa Rica y la Fábrica Nacional de Licores fundada en 1850

El Presidente ahora busca avanzar en acuerdos con sectores empresariales y partidos de la oposición que le facilite presentar nuevamente el acuerdo con el Fondo.

Uno de los límites del Gobierno es estar en minoría en el Parlamento. La oposición le reclama esperar hasta las próximas elecciones que son en 2022.

Hay indicadores que explican el descontento: según datos del 2019 20% vivía por debajo de la línea de la pobreza y el 6% no cuenta con ingresos suficientes para la alimentación básica. La pandemia agudizó esto

El desempleo ronda el 24% en el país, cifra que aumenta entre los jóvenes y las mujeres donde llega el 30%.

El paquete acordado con el FMI afectaba a diversos sectores, desde trabajadores, campesinos, pequeños comerciantes hasta sectores empresarios. Ese amplio arco de afectados explica por qué el Gobierno no encontró apoyo en casi ningún sector social.

Escuchamos mucho que el Fondo cambió y que no propone ajuste como antes. Pero si vemos lo que pasó en Costa Rica podemos sacar una conclusión diferente:

Los planes del Fondo se parecen mucho a los de antes, y la forma de frenarlo también siguen siendo las de antes, se lo para en las calles.


Facebook Twitter

Diego Sacchi

Nacido en Buenos Aires en 1977, militante del Partido de Trabajadores Socialistas desde 1994. Periodista, editor en la sección Internacional de La Izquierda Diario y columnista de temas internacionales en el programa de radio El Círculo Rojo.

Seguir en Twitter

Rearme imperialista: la UE aumenta un 123% el presupuesto militar y de control de fronteras

Rearme imperialista: la UE aumenta un 123% el presupuesto militar y de control de fronteras

Pedro Sánchez busca reforzar la intervención imperialista de la OTAN en África

Pedro Sánchez busca reforzar la intervención imperialista de la OTAN en África

¿Quién es Elizabeth Borne? la nueva primera ministra nombrada por Emmanuel Macron

¿Quién es Elizabeth Borne? la nueva primera ministra nombrada por Emmanuel Macron

Salvaje represión israelí en el funeral del joven palestino Walid Sharif

Salvaje represión israelí en el funeral del joven palestino Walid Sharif

La crisis en Sri Lanka muestra las consecuencias de la pandemia y la guerra en Ucrania

La crisis en Sri Lanka muestra las consecuencias de la pandemia y la guerra en Ucrania

Estados Unidos anunció la mayor suba de tasas de interés en 22 años: ¿qué efectos podría tener?

Estados Unidos anunció la mayor suba de tasas de interés en 22 años: ¿qué efectos podría tener?

El FMI rebajó la proyección de crecimiento en 143 países por la guerra de Ucrania

El FMI rebajó la proyección de crecimiento en 143 países por la guerra de Ucrania

El Congreso argentino aprobó el acuerdo de sumisión con el FMI

El Congreso argentino aprobó el acuerdo de sumisión con el FMI