Cultura

CINE

Las cinco mejores películas de Martin Scorsese que no puedes dejar de ver

El multipremiado director estadounidense cumple 79 años y para festejarlo realizamos una pequeña selección de su amplia filmografía para disfrutar nuevamente sus películas o para, quizás, adentrarte en su universo por primera vez.

Viernes 19 de noviembre | 10:49

Italia, la mafia, el catolicismo, Nueva York, violencia y locura. Quizás estos seis conceptos sirvan para tal vez, un poco, describir el arte de uno de los grandes cineastas contemporáneos. Martin Scorsese nació un 17 de noviembre de 1942 y desde sus inicios narró el submundo gángster estadounidense, fuertemente influenciado por sus raíces italianas y por el cine de las décadas de 1940 y 1950.

Si bien se caracterizó centralmente por este estilo, su espectro también incluye la comedia negra, el musical (New York, New York, 1977), el thriller (Cape fear, 1991) y hasta el documental (George Harrison: Living in the Material World, 2011). Con nueve candidaturas al Óscar como mejor director, es el director vivo con más nominaciones en esa categoría y el segundo en la historia.

5) The Irishman (El irlandés, 2019)

Producida y dirigida por Martin Scorsese y escrita por Steven Zaillian, está basada en el libro biográfico I Heard You Paint Houses, de Charles Brandt. Protagonizada por Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci, la película cuenta la historia de Frank Sheeran, un camionero que se convierte en un asesino a sueldo para la mafia de Russell Buffalino, incluyendo también alguna ayudita para Jimmy Hoffa. El irlandés, que cuenta también con la participación de Harvey Keitel, comenzó a filmarse en 2017 con un presupuesto de 225 millones de dólares. Es el film más costoso de toda la carrera del director y también el más largo ya que dura casi cuatro horas. Después de un limitado estreno en cines, se estrenó en la plataforma de streaming Netflix en noviembre de 2019. Fue nominada a diez candidaturas a los Premios Óscar, incluyendo mejor película, mejor director, mejor guion adaptado y mejor actor de reparto para Pacino y Pesci. Además obtuvo cinco candidaturas a los Premios Globo de Oro, incluyendo a mejor película dramática, y diez candidaturas a los Premios BAFTA, incluyendo mejor película.

4) Raging Bull (Toro salvaje, 1980)

Está basada en el libro Raging Bull: My Story del boxeador Jake La Motta y una vez más la protagoniza uno de sus actores fetiches, Robert de Niro. El sadomasoquismo del boxeador, la furia, los celos y el exceso absoluto producen un caos total en su familia. Joe Pesci, otra fija de Scorsese, interpreta al hermano menor de La Motta, que a la vez es su manager. Considerada una de las mejores películas de la historia estadounidense, Toro salvaje fue candidata a ocho premios Óscar y ganó los premios al mejor montaje y mejor actor para De Niro. Según el director, le tomó solamente dos semanas armar el guión. Una vez que fueron elegidos los actores, para poder expresar mejor el sentido de hermandad de los personajes, De Niro y Pesci convivieron y entrenaron juntos por un tiempo antes de rodar la película.

3) The wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street, 2013)

La película está basada en la autobiografía de Jordan Belfort, que se titula exactamente igual. Está protagonizada por Leonardo Di Caprio, siendo la quinta colaboración entre el actor y el director, junto a Jonah Hill, Margot Robbie, Jean Dujardin, Rob Reiner, Kyle Chandler y Matthew McConaughey. La locura, el sexo, las drogas, el alcohol y sobre todo la adrenalina es la mezcla de ingredientes perfecta para este film que cuenta el ascenso y la caída de un corredor de bolsa de Wall Street. Si bien tiene tres horas de duración, el ritmo desenfrenado la convierte en una historia que en ningún momento languidece sino que atrapa al espectador hasta el final. El lobo de Wall Street fue nominada a los premios Óscar como Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor de Reparto (Jonah Hill), Mejor Guión Adaptado y como Mejor Actor por la impecable interpretación de Di Caprio.

2) Taxi Driver (1976)

En una de las primeras colaboraciones del tándem Scorsese - De Niro, el film escrito por Paul Schrader está ambientado en el Nueva York de comienzos de los años ‘70 tras el fin de la guerra de Vietnam. Es la historia de Travis Bickle, un excombatiente bastante solitario e inestable que debido a problemas con el insomnio comienza a trabajar como taxista en las turbias noches neoyorquinas. El personaje de De Niro bordea la locura desde el principio y va teniendo ciertas experiencias que lo van trastornando cada vez más. Además, Taxi Driver cuenta con la polémica actuación de una joven Jodie Foster como una prostituta de doce años. Para adentrarse en la historia, el actor trabajó un mes como taxista y su ya clásica frase improvisada frente al espejo, “are you talking to me?” (¿estás hablando conmigo?) se convirtió en una de las más famosas de la historia del cine. La película ganó la Palma de Oro en Cannes, fue nominada a cuatro premios Óscar y se convirtió en una película de culto, para muchos una de las mejores de todos los tiempos.

1) Goodfellas (Buenos muchachos, 1990)

Probablemente sea la mejor película de toda la carrera del director estadounidense. Está basada en un hecho real, narrado en el libro Wiseguy de Nicholas Pileggi, quien también coescribió el guión para la película con Scorsese. Parecida a la dinámica de El lobo de Wall Street, cuenta el ascenso y la caída de tres mafiosos protagonizados por Ray Liotta, Joe Pesci y sí, seguramente adivinaste, Robert de Niro. Fue candidata a seis Premios Óscar, ganando solamente uno por Pesci en la categoría de mejor actor de reparto. Además, el filme recibió cinco premios por parte de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión y fue nombrada mejor película del año por el Círculo de Críticos de Cine de Nueva York, por la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles y por la Asociación Nacional de Críticos de Cine. Buenos muchachos fue declarada de "importancia cultural" y seleccionada para su preservación en el National Film Registry por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. El guión tiene una peculiaridad: la palabra “fuck” fue utilizada 300 veces por los actores, siendo la undécima película en la historia que más veces utiliza ese término.






Temas relacionados

Cine   /   Martin Scorsese   /   Cine norteamericano   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO