Política

TUCUMÁN

Las leyes de ajuste que los diputados de Manzur le votaron a Macri

Estas son las leyes que los diputados y senadores del PJ de Tucumán le aportaron a la gestión de Macri.

Lunes 15 de julio | 23:38

No es ninguna novedad que la política económica que lleva adelante el gobierno nacional, que deja como saldo un aumento exponencial de la pobreza y el desempleo, a la vez que empeora todos los indicadores socioeconómicos, tiene una premisa fundamental: la transferencia de recursos desde el bolsillo popular hacia el capital financiero y los sectores más concentrados de la economía.

“La inflación, la indigencia y la desocupación son los resultados de una política económica nacional equivocada”, afirmaba en el día de ayer ante las cámaras el gobernador Juan Manzur, intentando borrar con el codo los servicios prestados durante todos estos años al gobierno de Macri. Pirotecnia verbal de campaña.

Es que nunca ningún gobernador hizo tan explícito su colaboracionismo como lo hizo Juan Manzur, quien hace apenas unos meses se sinceraba: “votamos todas las leyes que pidió el presidente; le votamos todo y llegamos a esta situación, que es la emergencia”.

Si el pase al oficialismo del jefe de la bancada de senadores, Miguel Pichetto, fue el reconocimiento por su rol como aliado clave del macrismo en todos estos años, los diputados y senadores del PJ que levantaron la mano por esas leyes son igualmente dignos de dicho reconocimiento.

“Votamos todas las leyes que pidió el presidente”

Es que el aumento de la pobreza y el desempleo en nuestro país está directamente relacionado con muchas de las leyes de ajuste que votaron, junto con el macrismo, los diputados y senadores del PJ. Veamos algunos ejemplos:

* Pago a los fondos buitres: una de las primeras medidas del gobierno de Macri fue la derogación de las leyes “cerrojo” y de “pago soberano” que habilitaron el pago a los fondos buitres, comandados por Paul Singer (del fondo de inversión Elliott Managment Corp) y el juez neoyorquino Thomas Griesa. Para el macrismo y la gran burguesía era una condición necesaria para volver a acceder a los mercados financieros y a un nuevo ciclo de endeudamiento en dólares. Por eso el kirchnerismo no criticó el pago a los fondos buitres, sino los términos del acuerdo. Además de los votos afirmativos de los diputados de la UCR-Cambiemos, el acuerdo contó con los votos positivos de los peronistas José Orellana y Miriam Gallardo. En el senado acompañaron José Alperovich y Beatriz Mirkin.

* Blanqueo de capitales: en junio de 2016 llega la segunda ley importante del macrismo, la “Ley de reparación histórica para jubilados y pensionados y modificación al régimen fiscal”. En nombre de los jubilados se votó una ley para favorecer a los grandes evasores de impuestos, que de esta manera lograron “blanquear” unos 116 mil millones de dólares de origen desconocido. Esta ley que explícitamente favorece a los familiares de los funcionarios, valió los procesamientos del propio presidente Macri, Marcos Peña y al ex ministro de economía Alfonso Prat Gay. En septiembre de ese año la legislatura de Tucumán adhirió a la Ley. Mientras tanto la fuga de capitales continuó profundizándose. Además de los votos oficialistas, esta ley contó con los votos positivos de los diputados peronistas José Orellana y Miriam Gallardo, los senadores José Alperovich y Beatríz Mirkin, y la abstención de Federico Masso (Libres del Sur, electo por las listas de Cambiemos).

* Presupuesto 2017: Con un claro sesgo a favor del capital financiero, el Presupuesto prevé un incremento del 32% en el pago de los intereses de la deuda pública. En total el pago de los intereses estipulado alcanza al 10% del gasto total proyectado. Al mismo tiempo se plantea un ajuste real a las partidas destinadas a salud y educación con incrementos por debajo de la inflación. Por el lado de la recaudación impositiva, se profundiza su carácter regresivo contemplando la eliminación de las retenciones al agro y la minería mientras continúa el cobro del impuesto al salario a más de un millón de trabajadores. Esta ley contó con los votos favorables de las diputadas peronistas Miriam Gallardo, Mirta Soraire, José Orellana, y los senadores José Alperovich y Beatriz Mirkin.

* Reforma tributaria: La reforma tributaria votada en diciembre de 2017 reduce los aportes y contribuciones a la seguridad social; se reduce la alícuota del impuesto a las ganancias para las empresas; se elimina el impuesto a las transferencias de inmuebles, entre otros tantos beneficios para los empresarios. Se promulgó con los votos afirmativos del diputado Pablo Yedlin, Mirta Soraire y los senadores José Alperovich y Beatriz Mirkin. José Orellana y Gladys Medina se ausentaron.

* Presupuesto 2018: tarifazos, ajuste y endeudamiento, son las claves de esta Ley de Presupuesto. La quita de subsidios a la energía y al transporte se compensa para las empresas con tarifazos en la luz, gas y boletos, que luego serán trasladadas a (y autorizadas por) las provincias. Se recorta el gasto en salud y educación en términos reales, mientras se estipulan desembolsos por 285 mil millones de pesos en interese de deuda y se autoriza al Poder Ejecutivo a expandir la deuda externa por 46,5 mil millones de dólares adicionales. Los pagos por deuda superan lo destinado a universidades, defensa y seguridad, salud, educación, cultura, vivienda y urbanismo. Duro ajuste a la salud pública, el programa de vacunas reduce sus recursos un 12%, el de VIH/SIDA se achica un 11,8%. Este presupuesto contó con los votos afirmativo del oficialismo y los peronistas Pablo Yedlin, Mirta Soraire, José Orellana y los senadores José Alperovich y Beatriz Mirkin. A la hora de votar la "Ley de leyes", Gladys Medina prefirió ausentarse antes que votar en contra del ajuste.

* Ajuste a los jubilados: en diciembre de 2017 se vota la reforma previsional con el Congreso vallado, movilizaciones masivas en todo el país y una represión feroz en Buenos Aires. Pensada para ajustar el gasto en jubilaciones para atender a los pagos de la deuda, en su primer año implicó un recorte de casi 10 mil pesos del bolsillo de cada jubilado en relación a la inflación, una caída promedio del 17,4% en los haberes. Además se establece el aumento gradual de la edad jubilatoria hasta los 70 años. Votaron a favor, además de los diputados y senadores oficialistas, los peronistas Pablo Yedlin, Gladys Medina, José Alperovich y Beatriz Mirkin. José Orellana no se animó a votar en contra y prefirió ausentarse.

* Se abstienen de votar contra el acuerdo con el FMI: La moción de orden presentada en mayo de 2018 por Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) para que la Cámara de Diputados, con mayoría peronista, rechace el acuerdo con el FMI es rechazada gracias a los votos negativos del oficialismo y las abstenciones de los diputados peronistas, entre ellos, Gladys Medina, Pablo Yedlin, José Orellana y Mirta Soraire.

* Presupuesto 2019 (el del FMI): Aunque la meta es alcanzar a corto plazo el “déficit cero”, los recursos estipulados para el pago de intereses de deuda crecen un 49%. El pago de intereses pasa de representar el 13,6 al 18% del presupuesto total. Son casi 600 mil millones de pesos: 5 veces el gasto en Salud, 3 veces el gasto en Educación, casi 16 veces el gasto en Ciencia y Técnica y la mitad del gasto anual en jubilaciones y pensiones. Además de las subejecución de partidas presupuestarias, se estipula un fuerte recorte real en Salud, Educación, y en los salarios del sector público (por techo salarial por debajo de la inflación y despidos). Se profundizan los tarifazos en los servicios públicos para compensar a las empresas por la quita de subsidios. Lejos de rechazar el presupuesto, los diputados peronistas Gladys Medina, José Orellana y Pablo Yedlin, se abstuvieron en la votación de semejante saqueo al pueblo trabajador. Un Alperovich que ya empezaba a abrirse de Manzur para lanzar su campaña en la provincia votaba esta ley en contra acusando a los diputados del peronismo tucumano de votar “con el culo”. Fue la única ley de ajuste que el senador no votó.

¿Cuál es la grieta?

Como hemos visto, no existe ni existió en todos estos años una grieta entre el gobierno de Macri y la oposición peronista. En todo caso, la verdadera grieta es entre estos partidos que cogobernaron la Argentina en beneficio del capital financiero y los grandes empresarios y el pueblo trabajador, sobre el que pesaron todas y cada una de las medidas de ajuste.

Solo el Frente de Izquierda y de los Trabajadores puede decir con coherencia que votó en contra de todas y cada una de las leyes de ajuste macrista, acompañando la lucha de las mujeres, los trabajadores y la juventud, dentro y fuera del parlamento.






Temas relacionados

la grieta   /   Juan Manzur   /   José Cano   /   Macrismo   /   Ajuste   /   FMI   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO