Mundo Obrero Estado Español

BALANCE EMPLEO 2021

Lo que no cuenta el Gobierno: récord de empleo, récord de precariedad

El desempleo en el Estado español el pasado año bajó un 20,12 % respecto a 2020, el mayor recorte anual de toda su serie histórica, y se situó en 3,1 millones de desempleados registrados. Pero ¿qué tipo de empleo se está creando?

Martes 4 de enero | 15:14

Según los datos publicados este martes por los ministerios de Inclusión y de Trabajo, la Seguridad Social cerró 2021 con 19.824.911 afiliados de media, 776.478 más que al final de 2020, marcando la mayor creación de empleo en un año.

Estas cifras se dieron gracias a un crecimiento sin precedentes del sector servicios, después de los recortes de 2020 debido al impacto de la pandemia, que afectó sobre todo al turismo, el ocio y el comercio, claves en la economía española. Esta recuperación del empleo también se reflejó en la disminución de los trabajadores que están acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) vinculado a la covid-19, ya que se cerró el año con 102.548 personas.

Los datos fueron celebrados por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como una muestra de los éxitos del Gobierno de coalición que integra. Si embargo, se pasa por alto que en realidad lo que está ocurriendo es una recuperación después de una caída sin precedentes, durante los momentos más duros de la pandemia. Y, por otra parte, se oculta el hecho de que en gran parte se trata de empleo precario.

En los nuevos empleos, se mantiene el uso generalizado de contratos temporales, solo el 14% de los nuevos formados son indefinidos. Además, muchos empleos son contratos a jornada (y salario) parcial y con retribuciones con un poder de compra mermado.

Según la Encuesta de Población Activa del Tercer trimestre del 2021, la última publicada, el aumento de la contratación se ha dado acompañado de una bajada constante del número de horas trabajadas. La crisis se ha llevado por delante 3,5 millones de horas respecto a 2019. La creación de empleo no se acompaña con la recuperación de estas jornadas, de hecho, del segundo trimestre al tercero de este año la bajada fue de otro 9,9%.

Cada vez hay más trabajadoras y trabajadores con contratos parciales, de media jornada o menos horas. Este aumento de la parcialidad forzosa condena a muchas y muchos a malvivir con salarios por debajo del índice de la pobreza. Algo que la inflación de los últimos meses agrava.

El Banco de España, en un informe de su Dirección General de Economía y Estadística, señala que los salarios subirán este 2021 un 1,6% de media, frente a un aumento de precios oficial del 5,4%. Una rebaja de casi cuatro puntos que se da en casi todos los sectores, comenzando por el personal público al que el gobierno ha limitado la subida al 2%.

Empleo precario, contratos a tiempo parcial, y salarios afectados a la baja por la inflación. Pero esto, claro, no se anuncia con bombos y platillos en las ruedas de prensa del gobierno “progresista”.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Precariedad laboral   /   Empleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO