×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

“Los ataques a la sanidad no son nuevos y ahora sufrimos uno muy directo pero la respuesta es clara: vamos a luchar”

Hablamos con Diana, delegada del Movimiento Asambleario de Trabajadoras-es de la Sanidad (MATS) tras la movilización del 13 de noviembre en la que cientos de miles de sanitarios y usuarios se movilizaron en Madrid contra los últimos ataques del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y en defensa de una sanidad pública, gratuita y de calidad.

IzquierdaDiario.es

Viernes 18 de noviembre
Facebook Twitter

En el momento de publicar esta entrevista nos llega la noticia de que la Consejería de Sanidad abrirá parte de las urgencias extrahospitalarias como un primer resultado de la fuerte lucha que se ha abierto en sanidad. Sin embargo, la propuesta no es clara y parece insuficiente ya que no responde a las demandas que los colectivos de sanitarios venían plantendo por lo que la lucha continúa. Hablamos con Diana de toda esta situación…

La manifestación del domingo fue un hecho político muy importante. Puso sobre la mesa una respuesta contundente de trabajadores y usuarios de Madrid frente a las políticas privatizadoras y de ataque a lo público. Esto no viene de la nada, tiene que ver con un tejido de lucha que incluso tras la pandemia se reforzó para pelear por unos servicios públicos y de calidad. ¿Cuál es tu visión sobre esta situación?

Efectivamente, lo que ocurrió el domingo no viene de la nada, lleva muchos años fraguándose a través de los barrios. Los vecinos llevan más de dos años con manifestaciones y encierros en sus centros de saludo. Ese tejido social es el que ha hecho que el día 13 se diera una manifestación tan multitudinaria.

El plan de Ayuso para las urgencias extrahospitalarias ha sido la gota que ha colmado el vaso, pero la situación de la sanidad ha llegado a un punto complicado tras años de ataques. Puedes hablarnos de la situación que hay ahora en la sanidad madrileña y la implicación que tiene para profesionales y usuarios.

Los ataques que sufre la sanidad no son nuevos, vienen desde hace tiempo. La ley 15/97 fue una ley estatal firmada por PP y PSOE que permitía que pudiese haber otras formas de gestión dentro de la sanidad pública, es decir, abría la puerta a las empresas privadas para que entrasen dentro de la pública. A partir de ahí todo ha sido un deterioro año tras año con ataques bastante frontales a veces, como fue lo que sucedió en 2013 con Lasquetty que intentó vender directamente una serie de hospitales, o con ataques más disimulados como puede ser el recorte de plantillas, por ejemplo cada vez somos menos trabajadores y con ratios de pacientes más altos; han desaparecido un montón de plazas estructurales de compañeros que se jubilan y sus puestos no son repuestos; o mediante el maltrato de los profesionales que tenemos cada vez menos derechos, menos formación…

Ahora en estos momentos nos encontramos ante un nuevo ataque directo como el que fue en su día el de los hospitales, pero en este caso dirigido a la atención primaria. La atención primaria además es la puerta de entrada al sistema público por lo tanto el objetivo es clara y directamente el de destruir lo público.

Con la atención primaria lo que sucedió durante la pandemia es que cerraron los SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria) y a los profesionales que trabajaban en esos SUAP los mandaron a trabajar en el Hospital Zendal o a los servicios de ambulancias del SUMMA. Ahora los propios trabajadores del SUMMA denuncian que ese servicio está sobredimensionado mientras que no dejan volver a los antiguos trabajadores de las urgencias de atención primaria a sus anteriores puestos, algo que está orientado degradar ese servicio.

Del lado de los pacientes la situación es dramática. Además la saturación de la atención primaria genera un efecto dominó que termina repercutiendo en otros servicios, por ejemplo, si como paciente tienes que esperar quince días para que te atienda tu médico por un dolor de barriga no puedes esperar tanto tiempo y terminarás acudiendo a unas urgencias hospitalarias lo que hará que este otro servicio se sature. Así encontramos las urgencias de los hospitales saturadas, con horas y horas de espera para pacientes, sin espacio en las salas, profesionales saturados… si colapsa la primaria colapsa todo.

Partiendo del punto en el que estamos, ¿cómo crees que podría continuarse la lucha y procesos de organización para que el potencial que se demostró el domingo avance y que todas las luchas y huelgas que se vienen dando en sanidad se unificaran?

Desde MATS lo que nos parece importante es que los usuarios y profesionales nos sigamos uniendo crear un tejido social, así como seguir desarrollando la movilización hasta que consigamos frenar los ataques concretos que hoy sufrimos. Pero nuestro objetivo es también la pelea por una sanidad pública y de calidad que es además algo que está ligado a nuestras reivindicaciones como profesionales. No puede haber un buen servicio si el profesional que te atiende está saturado porque ha tenido que trabajar 48 horas seguidas; o por ejemplo la falta de puestos y plazas hace que haya 600.000 madrileños (según algunas plataformas de profesionales) que no tienen asignado un médico de familia, algo muy grave que hace que el servicio prestado sea evidentemente peor. Si cada vez que un paciente acude a su centro de salud es atendido por un profesional diferente lo que ocurre es que no se puede hacer un buen seguimiento y la calidad del servicio evidentemente no es la misma. Se convierte así en una “atención a demanda”, no en una atención continuada y eso es también una manera de hacer más rentable los centros de salud y que sean más susceptibles de ser privatizados, una idea que está en el horizonte.

Respecto a lo más inmediato desde MATS seguimos convocando la huelga de los PAC (antiguos SUAP) hasta que se consiga recuperar totalmente este servicio. Hoy ha llegado la noticia de que hay un acuerdo de la Consejería con el sindicato de médicos Amyts pero al resto de sindicatos y plataformas no se nos ha comunicado nada. Además participaremos y ayudaremos a desarrollar todos los espacios de autoorganización abiertos para debatir un plan de lucha en defensa de lo público.

En relación a esto, en sanidad participan cantidad de sindicatos y plataformas de trabajadores. Desde el MATS habéis tenido una orientación muy dirigida a al autoorganización de los trabajadores y la movilización ¿cuál es vuestro trabajo como sindicato?

Nosotros queremos poner nuestros recursos a disposición de la lucha de trabajadores y usuarios. Somos un sindicato de trabajadores que tenemos como objetivo la pelea por una sanidad pública y de calidad y en ese sentido al trabajo con los vecinos también es muy importante. Más que afiliados nosotros somos activistas, todos somos luchadores que nos organizamos en nuestros centros, participamos en asambleas de los barrios, movilizaciones…

Además integramos a todos los sectores que pueden conformar un centro de salud u hospital como enfermeros, celadores, pero también servicios de mantenimiento o limpieza que en algunos centros todavía son públicos.

Por último, los servicios públicos llevan años siendo degradados en todo el Estado y además las y los trabajadores estamos sufriendo las consecuencias de una crisis que va en aumento. ¿Cuál es tu visión general de la situación? ¿Crees que la respuesta de los sanitarios madrileños puede ayudar a la organización de otros trabajadores de otros sectores y otros lugares?

Creo que sí, la sanidad es algo bastante transversal que nos afecta a todos. Esto se ve por ejemplo en los discursos de incluso la derecha que no se atreve a utilizar abiertamente la palabra privatización. La respuesta a ello la vimos el pasado domingo. Y creo que esta respuesta puede ser una mecha que encienda una llama que pueda extenderse a otros lugares y sectores.


Facebook Twitter
Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby

Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby

Éxito en la huelga de médicos en Madrid. ¿Se puede avanzar hacia una huelga general en la sanidad?

Éxito en la huelga de médicos en Madrid. ¿Se puede avanzar hacia una huelga general en la sanidad?

“Los ataques a la sanidad no son nuevos y ahora sufrimos uno muy directo pero la respuesta es clara: vamos a luchar”

“Los ataques a la sanidad no son nuevos y ahora sufrimos uno muy directo pero la respuesta es clara: vamos a luchar”

Ayuso regala 700 millones a las rentas más altas mientras deja sin recursos a la sanidad pública

Ayuso regala 700 millones a las rentas más altas mientras deja sin recursos a la sanidad pública

Diversos colectivos en contra de la desconvocatoria de huelga de las urgencias madrileñas

Diversos colectivos en contra de la desconvocatoria de huelga de las urgencias madrileñas

Impresionante marea blanca desborda Madrid en defensa de la sanidad pública

Impresionante marea blanca desborda Madrid en defensa de la sanidad pública

Sanitarios y usuarios de Madrid se movilizan este domingo en defensa de la sanidad pública

Sanitarios y usuarios de Madrid se movilizan este domingo en defensa de la sanidad pública

Los sanitarios de las urgencias extrahospitalarias de Madrid van a la huelga contra el nuevo plan de Ayuso

Los sanitarios de las urgencias extrahospitalarias de Madrid van a la huelga contra el nuevo plan de Ayuso