Mundo Obrero Estado Español

PIDE 4 AÑOS DE CÁRCEL PARA TRABAJADORES

Los espartanos de Coca-Cola vuelven a la calle contra la denuncia de Marcos De Quinto

El exvicepresidente de la multinacional pide cuatro años de cárcel para tres trabajadores por manifestarse durante su boda, una protesta legal en la que no hubo ningún incidente. Ante el inicio del juicio, los espartanos se movilizan este 9 de septiembre frente a los Juzgados de Cuenca.

Diego Lotito

@diegolotito

Martes 8 de septiembre | 16:00

Cuatro años de cárcel y una multa de 4.200 euros. Eso es lo que pide el expresidente de Coca Cola España y actual exdiputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto, contra tres trabajadores de Coca Cola por la protesta frente a su boda, ocurrida en septiembre del 2017.

Te puede interesar: Marcos De Quinto pide cuatro años de cárcel para trabajadores de Coca Cola en lucha

En aquel momento, un nutrido grupo de trabajadores y trabajadoras de Coca Cola Fuenlabrada se movilizaron en bus hasta Cuenca para hacer escuchar su protesta. Mientras el entonces presidente de la empresa se casaba en una boda a todo lujo, más de 400 familias luchaban para no quedar en la calle.

De Quinto acusó a los trabajadores que organizaron la protesta de un delito de coacciones, injurias ofensa contra los sentimientos religiosos, lo que sumaría cuatro años de prisión. Pide hasta cuatro años de cárcel y una indemnización de 6.000 euros por daños y perjuicios. La Fiscalía Provincial de Cuenca pide para los tres acusados una multa de 4.500 euros por un delito de coacciones.

El juicio comienza este miércoles en los juzgados de Cuenca. El presentador Risto Mejide, que acaba de fichar al exvipresidente de Coca-Cola como tertuliano para su programa de Cuatro, "Todo es Mentira", estará en el juicio en calidad de testigo de la acusación.

Los espartanos se defienden ante el nuevo ataque del exvicepresidente de Coca-Cola. “Marcos de Quinto no tuvo suficiente con intentar arruinar a nuestras familias con su ERE ilegal, ahora pide 4 años de cárcel para tres trabajadores por ejercer el derecho a la protesta en una concentración legal donde no se produjeron incidentes. Sin vergüenza. #TodoEsMentiraDeQuinto”, denuncian desde la cuenta de Twitter @cocacolaenlucha.

Marcos De Quinto mantuvo desde el comienzo del conflicto una línea muy agresiva por las redes sociales, para intentar desprestigiar la lucha de los trabajadores. Pero el colectivo de trabajadores y trabajadoras de Coca-Cola Fuenlabrada, los “espartanos y espartanas” como los conoce ya todo el activismo obrero y de izquierda en el Estado, libró una batalla sin cuartel de cinco años contra la multinacional.

Hoy, como ayer, Marcos de Quintos persigue a los trabajadores para tratar de demostrar que son los ricos los que ganan. Hoy, como ayer, la solidaridad de clase está con los trabajadores de Coca Cola.

Un conflicto que se hizo bandera de lucha y resistencia obrera

La lucha de Coca-Cola ha sido uno de los conflictos obreros más largos y emblemáticos de las últimas décadas. Un conflicto testigo por la resistencia inquebrantable de su colectivo de trabajadores y trabajadoras contra los ataques de la empresa. Un colectivo que se autoorganizó desde el inicio e hizo de la asamblea el eje de su lucha; que debió enfrentar los intentos de traición de un sector de su propio sindicato; que buscó coordinarse con otras luchas dando y recibiendo solidaridad, como lo hicieron desde el inicio con las heroicas luchadoras y luchadores de Panrico Santa Perpetua con quienes inmortalizaron su vocación de unidad y coordinación obrera en el célebre cántico “Panrico y Coca-Cola, la lucha es una sola”; que consiguió no uno, sino varios fallos judiciales, que la empresa hasta ahora se había negado a cumplir íntegramente; que puso en pie una comisión de mujeres luchadoras que fueron uno de los principales factores morales para sostener la lucha. Un conflicto que se hizo bandera de lucha y resistencia obrera.

Te puede interesar: Cinco años del inicio del conflicto de Coca-Cola, un ejemplo de lucha y coordinación obrera

La lucha de Coca-Cola ha dejado muchas lecciones para la clase trabajadora. Pero quizá uno de los mejores resúmenes lo ha hecho uno de sus protagonistas, Alberto Pérez, integrante del Comité de empresa de Coca-Cola en lucha y uno de los más abnegados luchadores por la coordinación y la unidad de las luchas. En su intervención en un Foro-Debate organizado por Izquierda Diario en noviembre de 2018 en Madrid, Alberto sostuvo que la “fórmula de este colectivo de trabajadores han sido las asambleas para decidirlo todo, la autogestión del conflicto por el propio grupo de trabajadores, la resistencia y la solidaridad con otras luchas”. Pero la fórmula de Coca-Cola en lucha no termina ahí. La “lucha colectiva” es imprescindible. “Si no externalizamos nuestro conflicto, el conflicto está acabado”, asegura Alberto. Y, lo último, las “cajas de resistencia”. Son los propios trabajadores “los que tienen que manejar esas cajas de resistencia”, porque si no las luchas se quiebran.

Para Izquierda Diario, las compañeras de Pan y Rosas y la CRT, ha sido un privilegio estar junto a la lucha de los bravos y bravas espartanas de Coca-Cola en lucha. Este 9 de septiembre volveremos a acompañarlos en una nueva movilización. La manifestación convocada por el colectivo Coca-Cola en lucha tendrá lugar a las 9 de la mañana en los Juzgados de Cuenca de la calle Gerardo Diego.






Temas relacionados

Marcos De Quinto   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Trabajadores Coca Cola   /   Coca-Cola

Comentarios

DEJAR COMENTARIO