×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Los especuladores presionan ¿hasta dónde puede llegar la corrida contra el peso argentino?

La brecha cambiaria es mayor a 120% respecto al mayorista. El dólar paralelo marcó un aumento de 33 pesos este martes. Las tensiones cambiaras, en el contexto de alta inflación, debilidad de reservas e incertidumbre electoral, no hacen otra cosa más que agravar la crisis social. Se acelera el golpe al salario.

La Izquierda Diario

Martes 25 de abril
Facebook Twitter

La corrida cambiaria continúa en Argentina, la cotización del "dólar blue" (como se denomina al cambio en el circuito paralelo) escaló este martes y alcanzó los 495 pesos. La brecha con el tipo de cambio oficial superó el 120%, su máximo de ocho meses. Ante esto el ministro de Economía, Sergio Massa, indicó que usarán "todas las herramientas del Estado para ordenar esta situación" y anunció que se rediscutirá el programa con el FMI.

En Argentina la cotización del dólar puede varias entre la del cambio oficial, controlado por el Banco Central y las cotizaciones en el mercado paralelo que este martes subió 35 pesos más que el lunes. El dólar paralelo o "blue" se negocia en pequeños montos al menudeo en el mercado informal, pero su cotización influye en todo el funcionamiento de la economía.

El país tiene bajas reservas en divisas y acceso muy restringido o casi nulo al dólar oficial, que cerró su cotización a 226,50 pesos, valor que se mantiene en base a férreo control de cambios para algunos sectores. El incremento del dólar paralelo es posible que impacte en un aumento de los precios en previsión a una posible devaluación del tipo de cambio oficial, lo que significará un golpe al salario.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández dijo que el ministro de Economía está trabajando en forma “muy consustanciada” para “superar” la situación económica. También el mandatario responsabilizó a la “derecha argentina” por el salto del dólar blue y ratificó a Miguel Pesce al frente del Banco Central, funcionario cuestionado por la sangría de reservas.

El ministro Massa usó la red social Twitter para anunciar que van a “usar a la Justicia Penal económica como vehículo de investigación” ante una nueva escalada del dólar paralelo. Teniendo en la trayectoria del gobierno del Frente de Todos estas “amenazas” serán solo declaraciones que queden en la nada, como se observa con las empresas de la alimentación que incumplen los acuerdos de precios, o las grandes empresas que realizan maniobras irregulares en el comercio exterior como sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones. Los dueños del país viven de fiesta.

Las declaraciones de Massa se parecen a las del exsecretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, cuando amenazó con sanciones a las grandes empresas de alimentación que incumplían los acuerdos de precios como Precios Cuidados. Las alimenticias realizaron diversas maniobras y no priorizan la producción de productos que integran el programa. La inflación no pudo ser contenida. Sus “amenazas” quedaron en nada, las grandes empresas de la alimentación siguen ganando millones.

Las patronales agrarias fueron premiadas con dos versiones de "dólar soja" y una versión de "dólar agro", cotizaciones especiales del tipo de cambio, que incorporó a las economías regionales. Los empresarios del campo especularon y retuvieron granos, pero fueron beneficiadas por el gobierno del Frente de Todos con un dólar diferencial, más alto que el oficial. Este sector es el que está liquidando menos divisas de lo esperado por el ministro a la espera de una devaluación. Además, el agropower toma los pesos que les da el Banco Central a cambio de los dólares de las exportaciones y se van a comprar dólar financiero, como el “contado con liqui”. El “dólar agro” agrava las maniobras especulativas. Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Fondos de inversión y bancos que también ganarían con una devaluación se beneficiaron con los canjes de deuda en pesos de marzo de este año donde el Gobierno les ofreció títulos ajustados por inflación (CER) o tipo de cambio. Regalo que no recibe el pueblo trabajador "cláusulas gatillo" automáticas por inflación (e incluso aumentos superiores a los precios) y cobertura frente a la baja del precio de los bonos o de ocurrencia de devaluaciones.

En esta situación crítica no se descarta una devaluación brusca del tipo de cambio oficial. Si bien el Gobierno realiza ajustes devaluando el peso e incluso el FMI le pidió que acelere estos movimientos, es posible un salto mayor del dólar oficial, que acelerará los precios y profundizará el deterioro del poder de compra del salario y, por ende, de las condiciones de vida.

Una devaluación es una medida que genera beneficios extraordinarios para unos pocos y significa una transferencia de ingresos desde el pueblo trabajador hacia el gran capital. Entre los principales ganadores están los bancos, fondos de inversión, las grandes empresas que fugan dólares. También los exportadores (el agronegocio, la minería, el campo) y el gran empresariado se benefician con la devaluación del salario de los trabajadores.

Los perdedores principales de una suba brusca del tipo de cambio oficial son los que viven de su salario. Toda devaluación es ante todo una devaluación del salario: esto sucedió con la devaluación durante el gobierno de Eduardo Duhalde en 2002, con la de Axel Kicillof en 2014 durante el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner, y con las que hubo durante el mandato de Mauricio Macri.

La crisis se agrava y los trabajadores tiene que oponer su propio programa. La direcciones de las centrales sindicales, como la CGT y la CTA, mantienen la tregua. En ese contexto hay que impulsar asambleas en todos los lugares de trabajo para imponer un paro nacional y plan de lucha, en la perspectiva de la huelga general, para derrotar el plan de ajuste.

Te puede interesar: CGT: o plan de lucha o cómplices de la devaluación

Ante las presiones devaluatorias es necesario un aumento de emergencia de los salarios, las jubilaciones, y las prestaciones sociales. Son necesarias medidas como el desconocimiento soberano de la deuda, la nacionalización del sistema bancario y la conformación de un banco público único, y el monopolio estatal del comercio exterior bajo gestión de sus trabajadoras y trabajadores.

Te puede interesar: Se agrava la crisis: contra el ajuste de los capitalistas y sus partidos, la clase trabajadora necesita pelear por otra salida


Facebook Twitter

La Izquierda Diario

Seguir en Twitter

@izquierdadiario

Huelga de inquilinos en Canadá contra aumentos desmedidos de alquileres

Huelga de inquilinos en Canadá contra aumentos desmedidos de alquileres

¿Qué hacía Biden en un piquete de trabajadores en Michigan?

¿Qué hacía Biden en un piquete de trabajadores en Michigan?

Retirada de Níger: una humillación total para el imperialismo francés

Retirada de Níger: una humillación total para el imperialismo francés

Un empresario y exgerente de Goldman Sachs es el nuevo presidente de Syriza en Grecia

Un empresario y exgerente de Goldman Sachs es el nuevo presidente de Syriza en Grecia

Maurizio Lazzarato: “Uno de los límites de las teorías de los últimos años fue el abandono de las categorías de imperialismo, guerra y revolución”

Maurizio Lazzarato: “Uno de los límites de las teorías de los últimos años fue el abandono de las categorías de imperialismo, guerra y revolución”

Los especuladores presionan ¿hasta dónde puede llegar la corrida contra el peso argentino?

Los especuladores presionan ¿hasta dónde puede llegar la corrida contra el peso argentino?

La guerra en Ucrania y el “arma económica” de EE. UU. y la UE: daños colaterales y riesgos estratégicos

La guerra en Ucrania y el “arma económica” de EE. UU. y la UE: daños colaterales y riesgos estratégicos

Precio récord: el petróleo se acerca a los 100 dólares empujado por la tensión entre Rusia y Ucrania

Precio récord: el petróleo se acerca a los 100 dólares empujado por la tensión entre Rusia y Ucrania