Internacional

Calentamiento global

Los incendios en el área mediterránea son una catástrofe originada por el lucro capitalista

El cambio climático amenaza con destruir partes cada vez más grandes del área mediterránea, pero se están haciendo ahorros en el control del fuego. Las bandas fascistas en Turquía utilizan los incendios forestales como pretexto para atacar a los kurdos y refugiados.

Lunes 9 de agosto | 21:35

Atenas está cubierta de espesas nubes de humo. Estar en la calle sin respiradores de alta calidad puede poner en peligro la vida. Las llamas han llegado ahora a los suburbios de Atenas. La metrópoli está amenazada con cortes de energía. El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, reconoce que "lo peor está por venir". Además, no se esperan lluvias redentoras, sino que permanece el calor extremo de más de 40 grados.

Además de Grecia, las altas temperaturas también provocaron incendios forestales en Turquía, Italia, Albania, Macedonia del Norte, Bulgaria y Kosovo. El motivo del calor son las masas de aire caliente del Sahara que se han asentado en la región. Como regla general, las condiciones climáticas generales continuarían siendo impulsadas por la corriente en chorro (N.R.: corriente de aire). Pero debido al cambio climático, este viento fuerte es más débil e irregular. Como resultado, el aire en la región actualmente se detiene durante días o semanas, como lo estuvo recientemente en el oeste de Canadá.

El nivel del agua subterránea alrededor del mar Mediterráneo y el mar Egeo ha estado descendiendo durante mucho tiempo porque el agua se utiliza para costosas instalaciones hoteleras y para la agricultura. La región amenaza con secarse cada vez más. Dondequiera que los incendios hayan destruido los bosques, quedan tierras en barbecho. Si llueve, el suelo ya no puede absorber el agua, sino que simplemente fluye.

La UE obligó a Grecia a ahorrar en los bomberos

Problemas como el sellado de superficies y la deforestación han ido avanzando durante décadas. Los incendios forestales ocurren en la región casi todos los años, pero ahora son cada vez más graves. En Turquía, los incendios son los más intensos desde que comenzó la recopilación de datos en 2003. Debido al cambio climático, se puede esperar que las temperaturas récord sean aún más frecuentes. Pero hasta ahora no se ha hecho mucho para adaptar y expandir el control de desastres.

Por el contrario: en Grecia, el gasto en servicios de protección contra incendios se redujo de 663 millones de euros en 2009 a 510 millones de euros en 2016. Cuando se produjeron incendios en 2017, solo cuatro de los 16 aviones de extinción de incendios pudieron utilizarse porque no se habían modernizado. La razón de esto son los estrictos requisitos de austeridad que “la troika” (N.R.: Banco Central europeo, Comisión europea y el FMI) dictó al gobierno griego en la década de 2010.

Turquía: Erdogan está saboteando la lucha contra las llamas

El país vecino, Turquía, también está ahorrando en el control de desastres. El gobierno turco solo ha gastado 400.000 euros en protección contra incendios en bosques este año (en comparación con Portugal: 65 millones de euros). Durante años, los aviones de extinción de incendios apenas fueron reparados o equipados con repuestos, por lo que el gobierno solo alquiló tres aviones a Rusia durante la crisis actual. Mientras tanto, otros países han enviado sus aviones a Turquía.
La gente ha lanzado una campaña en las redes sociales para promover el apoyo internacional bajo el lema #HelpTurkey. Pero en lugar de dar la bienvenida al compromiso, el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, lo ve como una crítica no autorizada a su gobierno, que ha procesado con el fiscal. Acusa a la oposición de “ terror mentiroso ”.

Además, se están difundiendo teorías de conspiración de que los seguidores del movimiento de independencia kurdo provocarían incendios deliberadamente. Impulsados ​​por esto, los fascistas atacan a los kurdos en el interior, como en Aydin, donde una turba de linchadores formada por 100 personas atacó y abusó de los ocupantes de un automóvil.

¿Adaptación al cambio climático?

Los incendios forestales actuales son un sombrío anticipo de las olas de calor extremo y la sequía que afectarán a la región con mayor regularidad e intensidad en el futuro. Tanto en Turquía como en Grecia, es evidente la incapacidad de los gobiernos para hacer adaptaciones a largo plazo al cambio climático y mejorar significativamente las fuerzas en términos de material y personal.

En lugar de recaudar los fondos necesarios para ello mediante la tributación de grandes activos y empresas, prefieren servir a los intereses del gran capital financiero, que aprovecha todas las oportunidades para lucrarse con los países, ya sea mediante la privatización de la infraestructura pública o la construcción de grandes hoteles o métodos industriales de agricultura.

Erdogan incita a las bandas fascistas a mantener este sistema y encubrir el fracaso de su propio gobierno. En lugar de adaptarse al cambio climático, solo habrá partes cada vez más grandes del área mediterránea que se convertirán en desiertos inhabitables. Un futuro sostenible para la región solo puede existir en contra de los intereses de la UE y las empresas.






Temas relacionados

Incendios forestales   /   Calentamiento global   /   Mediterráneo   /   Kurdos   /   Cambio climático   /   Grecia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO