Política Estado Español

RÉGIMEN

Los jueces conservadores ganan (más) peso en el Poder Judicial

Las asociaciones conservadoras de jueces ganan más peso en la carrera judicial y copan muchas de las plazas en los tribunales superiores de justicia, la Audiencia Nacional y el Supremo. El Poder Judicial mantiene intacta su deriva autoritaria.

Jueves 28 de noviembre de 2019 | 18:24

Este jueves se manifestaba públicamente la división en el seno del Tribunal Constitucional a consecuencia de la desestimación de los recursos de amparo presentados por la defensa de Oriol Junqueras contra su prisión provisional. El alto tribunal resolvía una sentencia en la que se han emitido hasta tres votos particulares.

Sin embargo, al mismo tiempo, se hacían públicos también los resultados a las elecciones a salas de gobierno de todos los tribunales superiores de justicia, del Supremo y de la Audiencia Nacional.

Según diferentes medios de comunicación, la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura habría conseguido ganar en los 17 tribunales superiores de justicia, así como también en la Audiencia Nacional y en el TS.

La APM ha obtenido más del 50% de las plazas que estaban en votación. En el País Vasco, Galicía y Castilla-La Mancha, además, habrían copado todas las plazas. Así como también las tres plazas que se elegían para la Audiencia Nacional.

Este hecho, no hace más que multiplicar el rol conservador de una de las, ya de por si, más reaccionarias instituciones del Régimen del 78, como se viene demostrando durante estos últimos años.

El golpe institucional que supuso la aplicación del artículo 155 en Catalunya tras el 1-O y la declaración simbólica de la República catalana y el espaldarazo definitivo del Rey con el discurso del a por ellos la noche del 3-O marcó el inicio de una deriva autoritaria, de la que el máximo exponente ha sido el Poder judicial.

Lo que viene después, un juicio farsa no solo contra los líderes soberanistas presos, sino contra las aspiraciones democráticas por el derecho a decidir del pueblo catalán y una sentencia que llega a los cien años por delito de sedición, es de sobras conocido.

Sin duda, la cruzada que el Poder Judicial mantiene contra el pueblo de Catalunya es la mayor expresión de esa deriva autoritaria sin control. Pero es tan solo la punta del iceberg.

En estos años, hemos visto también el verdadero carácter patriarcal de la justicia, en casos como el de La Manada en el que los magistrados le cargaron la culpabilidad a la víctima, ya que si bien hubo abuso (violación), los jueces señalaron que no hubo violencia por parte de los agresores. Y este es solo uno de tantos casos (quizá el más mediático) en los que la justicia demuestra su verdadero rostro patriarcal.

Y en otro sentido, hemos visto también la connivencia con la banca en casos como el de la rectificación exprés de la sentencia que obligaba a las entidades bancarias a pagar el Impuesto en las escrituras de las hipotecas. Lo mismo con los políticos y empresarios corruptos. En la retina de todos está aun el juicio a la hermana del Rey Felipe VI y su posterior absolución.






Temas relacionados

(In)justicia   /   Política Estado Español   /   Poder Judicial

Comentarios

DEJAR COMENTARIO