Política Estado Español

GOBIERNO AHORA MADRID

Madrid:¿defender las inversiones extranjeras o el patrimonio cultural?

Las declaraciones de la alcaldesa Manuela Carmena en Twitter en relación al posible abandono del proyecto de remodelación del edificio España por el grupo Wanda, ha sido un mensaje directo que pide tranquilidad a los inversores: "las inversiones son tan importantes como el patrimonio."

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 15 de enero de 2016 | 20:01

"Las inversiones son tan importantes como el patrimonio. Nuestra responsabilidad es cuidarlo y ser garantistas" es el tweet completo publicado el martes por la alcaldesa.

En el mismo, Manuela Carmena enlaza una publicación en el Diario del Ayuntamiento de Madrid en la que se justifica ’El Ayuntamiento hace cumplir la protección del Edificio España determinada por la Comisión de Patrimonio’. Pero ante la amenaza de abandonar el proyecto por parte del grupo empresarial chino, el ayuntamiento ha expresado muestras evidentes de voluntad de negociación. Ambas partes, Ayuntamiento y Wanda, han acordado sentarse la próxima semana para negociar y tratar de superar las discrepancias que les separan para alcanzar un acuerdo.

Un proyecto polémico

El grupo empresarial Wanda compró el Edificio España en 2014 y muchos se frotaron las manos ante la llegada de este gran inversor. Para ello el anterior consistorio del PP ya se había postulado como ’garantista’ legislando en favor del grupo empresarial. En ese momemento el Edifico España estaba protegido con un nivel 3 parcial por su valor histórico-artístico. Este grado de protección impedía la demolición del edificio para construir uno nuevo, lo que chocaba de frente con el proyecto planteado por Wanda que tenía intención de contruir un hotel de lujo desde prácticamnete nueva planta.

Pocos meses después de la compra, en el mismo año 2014, la Comisión Local de Patrimonio Histórico, compuesta entre otros por la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, accedió a rebajar la categoría de protección, con el objeto de "la puesta en valor de un edificio muy degradado debido a su inactividad", como explica la publicación a la que Carmena remite en su tweet. Esta nueva categoría de protección permitía preservar algunas de las partes del edificio pero favorecía la modificación de la práctica totalidad del mismo con excepción de su fachada. Se aseguraba que la misma se iba a conservar.

En julio del pasado año, sin embargo, con el nuevo ayuntamiento liderado por Ahora Madrid ya conformado, el grupo empresarial chino solicitó "tirar la fachada" argumentando motivos de seguridad. Esta petición fue rechazada, asegurando que el edificio podía ser derruido sin necesidad de demoler la fachada. Pero esto no terminó aquí. A pesar de que en un principio el grupo empresarial Wanda expresó que deseaba iniciar la obra sin tirar fachada, respetando así las pautas marcadas por el consistorio, en las últimas semanas nuevas informaciones parecían indicar que ante la imposibilidad de desarrollar las obras según su deseo, el grupo abandonaría el proyecto.

La reacción del ayuntamiento ha sido rápida. Manuela Carmena hace una declaración de intenciones que no es nueva. Garantizar a los inversores la continuidad de sus proyectos. En concreto, en el caso del Edificio España el próximo jueves el ayuntamiento tiene previsto aprobar un nuevo estudio sobre el proyecto que será presentado a Pleno para su aprovación. Tras ello y según el inofrme, el propietario del Edificio España podrá solicitar la licencia correspondiente.

Desde que Ahora Madrid llegara al ayuntamineto, las muestras de voluntad hacia los empresarios y los gestos ’tranquilizadores’ han sido muchos. El proyecto del Edificio España es un suculento negocio que el ayuntamiento no está dispuesto a perder, igual que otros. En dicha reunión que tendrá lugar la semana próxima, además de asegurar la continuidad del inversor asiático en este proyecto, pretende negociar otras cuestiones que habían quedado en el aire con el anterior gobierno municipal. El mismo grupo empresarial estaba a la cabeza de la denominada Operación Campamento, en la que una macro ciudad del juego y apuestas quedaría localizada en el ámbito de Madrid. Buscar localización y garantías parece ser parte del trabajo del ayuntamiento.

Manuela Carmena viene continuando los planes urbanísticos iniciados por el PP, en favor de los intereses económicos de los inversores e incumpliendo de manera evidente su programa electoral. La preservación del patrimonio cultural no debería relativizarse en función de las inversiones privadas. Eso sería más de lo mismo.

Hace unas semanas vimos como la mayoría de concejales de Ahora Madrid apoyaban y aprobaban la demolición de un edificio histórico para la construcción de una urbanización. Estas situaciones se están transformando en una pauta por parte de este "ayuntamiento del cambio" el cual parece que tiene claras sus prioridades en cuanto a la gestión en materia urbanístiva y patrimonial.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO