×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Madrid: trabajadoras en pie de guerra contra la privatización de la limpieza del Gregorio Marañón

Las trabajadoras y trabajadores se oponen a la decisión de Isabel Díaz Ayuso de abrir la puerta a la privatización del servicio de limpieza del Gregorio Marañón, el último de los hospitales de la comunidad que mantiene este servicio exclusivamente público.

Alejandro Bravo

Viernes 12 de junio de 2020
Facebook Twitter

Por sorpresa, tras hacerse público el concurso que concede la gestión de la limpieza a empresas privadas. Así es como las 550 empleadas de limpieza del hospital Gregorio Marañón se enteraron de la decisión del gobierno de la Comunidad de Madrid de privatizar el servicio de limpieza de este hospital, el último de estos centros de la comunidad en el que este servicio sigue siendo exclusivamente de titularidad pública.

La licitación supone la privatización de la limpieza en servicios como Consultas Externas, Urgencias, Radiología… En total 33.201 metros cuadrados del Gregorio Marañón, aproximadamente el 20% de la superficie del hospital, por un periodo de dos años –prorrogable hasta 2025- y con un valor estimado de cerca de 8 millones de euros.

Los trabajadores temen que esta sea solo el primer paso de una progresiva privatización de la limpieza y de otros servicios como se ha practicado en otros hospitales durante los últimos años.

Aprovechar la situación para profundizar en el saqueo a la sanidad pública. Este es el “agradecimiento” que Isabel Díaz Ayuso hace a la inmensa labor de las y los sanitarios y, concretamente, a las trabajadoras de limpieza que han arriesgado su salud en la lucha contra la pandemia, aún con medios y plantillas limitadas precisamente por los recortes presupuestarios y las privatizaciones del servicio de salud.

Todo ello mientras todavía estamos padeciendo los efectos de este modelo de gestión privada que llevó al colapso de la sanidad madrileña por la crisis del coronavirus y el crimen social de las residencias privadas que ha supuesto la muerte de más de 5.000 ancianos bajo la responsabilidad directa de Ayuso, sin que el gobierno central tomara medidas para intervenirlas.

Por ello, desde el pasado martes personal de enfermería, limpieza, auxiliares, facultativos, etc. se concentra todos los días a las 9 y a las 18 horas frente al Gregorio Marañón. Exigen la retirada del lote 7 del pliego de Limpieza integral de los Centros de Atencion Especializada que abriría la puerta a la privatización de los servicios del hospital y el refuerzo de la plantilla de limpieza mediante empleo público.

Una lucha que se enmarca en las movilizaciones semanales en ciudades de todo el Estado en defensa de la sanidad pública y por mayores medios y dotaciones para un servicio cuya importancia social ha quedado más que demostrada en los últimos meses.


Facebook Twitter
El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

El próximo curso en Madrid: sacrificar docentes para saciar a las privadas

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Marx tenía razón?

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

¿Por qué Trotsky?: De la revolución Permanente a la fundación de la Cuarta Internacional

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila

La despolitización del orgullo pone a los opresores en primera fila

Sanitarios denuncian el caos asistencia en el Hospital Clínico de la Comunidad de Madrid

Sanitarios denuncian el caos asistencia en el Hospital Clínico de la Comunidad de Madrid

Marea blanca y enfermeras se movilizan en Madrid en defensa de la sanidad pública

Marea blanca y enfermeras se movilizan en Madrid en defensa de la sanidad pública

La Sanidad pública continúa desangrándose tras dos años de pandemia

La Sanidad pública continúa desangrándose tras dos años de pandemia

El Centro Sandoval, único en Madrid con atención especializada en ITS, desbordado por falta de personal

El Centro Sandoval, único en Madrid con atención especializada en ITS, desbordado por falta de personal