×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Más paros en aeropuertos en verano: sin derechos, los aviones no despegan.

La oleada huelguística sigue afectado a miles de vuelos en todo el mundo. Las empresas cancelan servicios mientras los trabajadores intensifican la huelga por convenios y salarios dignos. Hablamos con un trabajador de Ryanair sobre las condiciones de trabajo y la huelga.

Beatriz Corvalán

Juan Trompe

Lunes 18 de julio
Facebook Twitter

Las precarias condiciones laborales de las empresas low cost vuelve a llevar a los trabajadores a la huelga y a paralizar los aeropuertos. En Europa, casi 16.000 vuelos han sido cancelados en agosto con motivo de los paros de los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP), principalmente de Easyjet y Ryanair. No obstante, se han sumado trabajadores de Lufthansa, British Airways o Transavia. Es una huelga que ha afectado a nivel internacional y que ha provocado casi 26.000 cancelaciones en lo que llevamos de verano. Las cancelaciones se han sucedido en París, Bruselas y Londres. En España, son Mallorca, Barcelona y Málaga los aeropuertos más afectados, con cientos de cancelaciones y retrasos. Fomento considera que estas movilizaciones afectarán a un 57% de los vuelos durante el periodo vacacional.

La huelga fue convocada por USO y Sitcpla. El primer sindicato vivía este viernes su tercera jornada de huelga; el segundo, su sexta jornada y ambos llegarán hasta doce, habiendo una nueva oleada huelguística en agosto. Las reivindicaciones de los trabajadores son múltiples. Por parte de Ryanair, la plantilla ha denunciado que la compañía no respeta la ley de derechos laborales y que ha hecho un convenio compuesto por aquellos retazos legales de distintos países que más favorecen las ganancias de la empresa. La necesidad de un convenio local y claro para los trabajadores según su país, con la legislación conveniente, es una de las exigencias más antiguas de los trabajadores de la compañía, que todavía está pendiente de conquistar.

Tras la huelga que durante las últimas semanas han mantenido para exigir una mejora de sus condiciones y que se ha saldado con un acuerdo con CCOO y Sepla, USO y Sitcpla han convocado nuevos paros de 24 horas hasta enero. Ante la negativa de la dirección de la empresa de dialogar con estos dos sindicatos, se han convocado paros de 24 horas hasta la vuelta de navidades con el objetivo de conseguir la aplicación de los mínimos de la ley laboral y sindical en el sector de tripulantes de cabina y la readmisión de los 11 trabajadores despedidos durante las anteriores convocatorias.

“Vuelan las huelgas”: ¿por qué los aeropuertos se encuentran en jaque en Europa?

Hablamos con un trabajador de Ryanair acerca de las condiciones, denunciando que “hacemos más horas de las que debemos y si no quieres operar un vuelo, por ejemplo, porque ya has hecho 14 horas diarias te dicen, bueno, ¿y qué pasa si no opero el vuelo? Y te responden: Tú sabrás. Lo que pasa es que como ahora están muy necesitados de gente, la razón por la cual hay tantos retrasos y tantas cancelaciones es porque los/nuestros compañeros se van de la compañía. Entonces Ryanair se queda sin gente. Se queda sin gente y evidentemente no pueden sacar a más gente de su casa o de, de estar en el aeropuerto de guardia, ya tenemos demasiadas horas. Y por ejemplo, como mucho podemos hacer 100 horas en 28 días; yo hago 108.
Hacemos más de lo que debemos. Entonces ya como que nos da un poco más igual a todos y respondemos sin ningún problema a la compañía y les cantamos las cuarenta porque quienes nos necesitan ahora son ellos a nosotros, no nosotros a ellos. Si dejáramos de operar vuelos ahora, Ryanair haría ¡BUM!".

Acerca de las huelgas en otras compañías, afirma que "las huelgas de Vueling y las de otras compañías tienen que ver más con la gente de tierra. Que la gente de los aeropuertos no cobra lo suficiente entonces a lo mejor, si un dispatcher, que es el que trabaja en tierra, si antes había 100, ahora hay 2 para coger todos los vuelos que llegan cada día al aeropuerto. No dan abasto."

Acerca de los sindicatos comentar que "intentan luchar por nosotros pero SITPLA y USO, por ejemplo, que son los que están aquí en España no están consiguiendo los resultados deseados. Entonces Ryanair no va nunca a firmar un acuerdo con ellos. Entonces las Huelgas van a seguir. Lo que pasa es que la mayoría de la gente como que tiene miedo. Sí, hubo despedidos por la huelga. Ellas incluso se negaban a operar los vuelos en huelga y los han despedido. Eso me parece fatal y es totalmente ilegal. Tenemos derecho a hacer huelga. Lo que pasa es que yo creo que han despedido a 5/6 personas para sembrar el miedo, pero como nos da igual… pues es que yo hay días que sin carta del gobierno de que tengo que operar el vuelo como servicio mínimo ni preciso trabajar. Que me llamen. En plan: “no estás”, y yo: “no vuelo”

"Ya no es solamente que nos dejen tomar agua o que nos den comida, ¿sabes? Que lo del agua por lo menos lo hemos conseguido, es más bien de que lo que nosotros queremos es que, a raíz del trabajo que es, que tenemos una responsabilidad, ¿sabes? ahí a bordo. Yo lo que no me gusta de Ryanair es que se preocupen más por que vendamos comida y vendamos perfumes y cosméticos que lo que nos pase a bordo. A mí nadie me ha aplaudido por hacer un RCP a un pasajero a bordo; y no me han aplaudido por ayudar a una pasajera que se ha desmayado.”

Ryanair es una empresa conocida por explotar brutalmente a sus trabajadores y forzarlos a trabajar en condiciones ínfimas: no respeta vacaciones, no respeta las bajas y obliga a sus empleados a hacer la declaración en Irlanda a pesar de vivir en otros países. De igual modo, durante las huelgas, la aerolínea traslada trabajadores de múltiples países para paliar las pérdidas, o denunciando a trabajadores por no cumplir abusivos servicios mínimos que alguna vez se han aproximado al 100%. Ni qué decir que la ausencia de un convenio pactado es un síntoma de la política de Ryanair, la cual no se ha sentado a negociar. De hecho, ya ha advertido a la plantilla que no hay posibilidad de acuerdo, a lo que la plantilla, desde sus sindicatos, ha respondido con más convocatorias de huelga.

Por otra parte, los trabajadores de Easyjet han denunciado la falta de equiparación salarial con el SMI. Sus trabajadores cobran menos del salario mínimo. Tanto Easyjet como Ryanair (y este tipo de aerolíneas) aprovechan su «posición internacional» para situar sus convenios fuera del marco legal de los países de origen de los trabajadores, algo que sólo perjudicar a los empleados, los cuales (hipotéticamente) estarían al margen de toda legislación. Este es un punto en el que insisten las empresas a pesar de que instituciones de justicia, como el Tribunal Supremo en el Estado Español, ya advirtieron en huelgas anteriores que los convenios deben ser aplicados en base a la legislación de los países de residencia de los trabajadores.
Vuelos cancelados, retrasos y mucha incertidumbre para los pasajeros. Los vuelos afectados se cuentan por cientos y ambas empresas están muy lejos de ceder. Lidia Arasanz, secretaria de USO en Ryanair, advertía que la empresa hizo un llamamiento a trabajadores en vacaciones o de baja para incorporarse a trabajo e intentar que el impacto de la huelga sea más leve.

Los sindicatos de Ryanair convocan huelgas del 8 de agosto al 7 de enero y exigen la readmisión de los despedidos

De igual modo, apunta a la manipulación que los medios hacen con estas huelgas. Basta ver los medios informativos para darse cuenta de que la noticia no es que Ryanair explota trabajadores o Easyjet no paga el salario mínimo, sino que miles de personas se quedan sin vacaciones. No es nuevo que se culpe a los trabajadores de la huelga. Con cada huelga de los aeroportuarios (o de cualquier sector del transporte) hay que recordar que las huelgas no son una decisión fortuita y que detrás de una huelga están los ataques incesantes de empresas por precarizar más el empleo y explotar aún más a los trabajadores. Arasanz acierta cuando afirma que el auténtico problema es que Ryanair prefiere dejar a los pasajeros en tierra y crear un caos en decenas de aeropuertos antes que conceder un salario digno a sus trabajadores. Y reivindica que la lucha es la única forma de conquistar derechos, algo que los trabajadores de Ryanair, Easyjet y otras tienen claro a la hora de enfrentar a la patronal.


Facebook Twitter

Los y las trabajadoras jóvenes cada vez más pobres ¿Y el “otoño caliente” de CCOO y UGT?

Los y las trabajadoras jóvenes cada vez más pobres ¿Y el “otoño caliente” de CCOO y UGT?

La Marea Blanca se movilizó también en Andalucía: manifestaciones en Sevilla, Cádiz y Granada

La Marea Blanca se movilizó también en Andalucía: manifestaciones en Sevilla, Cádiz y Granada

Maribel: “Volveremos a las calles, uniendo a todo el sector sanitario de Catalunya”

Maribel: “Volveremos a las calles, uniendo a todo el sector sanitario de Catalunya”

Círculo de trabajadores y trabajadoras de la educación de Izquierda Diario

Círculo de trabajadores y trabajadoras de la educación de Izquierda Diario

Los tribunales en Francia validan las requisiciones: ¡Defendamos el derecho a huelga en las calles!

Los tribunales en Francia validan las requisiciones: ¡Defendamos el derecho a huelga en las calles!

Ferroviarios franceses preparan huelga indefinida

Ferroviarios franceses preparan huelga indefinida

Irán: trabajadores petroquímicos en huelga se unen a la revuelta contra el régimen

Irán: trabajadores petroquímicos en huelga se unen a la revuelta contra el régimen

 Guerra, crisis e inflación en Europa: ¿Qué respuesta da la clase trabajadora?

Guerra, crisis e inflación en Europa: ¿Qué respuesta da la clase trabajadora?