Internacional

VUELVE EL ESPIRITU DE FERGUSON Y BALTIMORE

Miles de personas protestan en Minneapolis por el asesinato racista de George Floyd

Miles de personas se reunieron en las calles de Minneapolis para protestar por el asesinato racista de George Floyd por la policía. Los manifestantes se enfrentaron al gas lacrimógeno y a las balas de goma.

Miércoles 27 de mayo | 15:18

CARLOS GONZALEZ, STAR TRIBUNE VIA AP

El lunes, un policía de Minneapolis fue filmado asesinando a George Floyd a plena luz del día frente a una multitud. El desgarrador y profundamente enfurecedor video se hizo viral, siendo compartido millones de veces. Mensajes de rabia, enojo y dolor llenaron Internet.

El video muestra a Derek Chauvin, un policía blanco, presionando su rodilla en el cuello de Floyd mientras Floyd le ruega que se baje, diciéndole repetidamente que no puede respirar. En el vídeo, el compañero de Chauvin, Tou Thao, se mantiene al margen mientras Floyd lucha por respirar y cae inconsciente y mientras los espectadores gritan a Chauvin para que levante la rodilla. En el asqueroso vídeo, Chauvin tiene su rodilla en el cuello de Floyd durante casi diez minutos, incluso mucho después de que Floyd se haya desmayado y mientras los espectadores ruegan a los oficiales que comprueben el pulso de Floyd.

George Floyd, afroamericano, de unos 40 años, fue sentenciado a muerte. Su supuesto "crimen" fue usar un cheque falsificado para intentar comprar comida. El caso personifica brutalmente la criminalización de la pobreza y de la Negritud que es endémica en un sistema de “justicia” diseñado por y para el capital. La policía actuó en este caso como lo que en realidad son: protectores de la propiedad privada - en este caso, de los comestibles - y como ejecutores institucionales del racismo contra la Negritud. El Departamento de Policía de Minneapolis ya tomó medidas para demonizar a Floyd, diciendo que el hombre desarmado estaba "resistiendo al arresto" y "posiblemente bajo la influencia de drogas". Mientras asfixiaba a Floyd, uno de los oficiales le dijo a los transeúntes: "Por esto no deben usar drogas, niños". Uno de ellos respondió: "Esto no tiene nada que ver con drogas drogas, hermano. Es una persona".

El martes, algunos políticos hicieron declaraciones, fingiendo un profundo malestar y enojo por la muerte de Floyd. Las ex pre candidatas presidenciales por el Partido Demócrata Amy Klobuchar y Kamala Harris, conocidas por defender el brutal sistema carcelario, repudiaron los hechos. Ambas fueron figuras claves de sus respectivos estados, Minnesota y California, para sostener este sistema policial y carcelario ya que ocuparon cargos como fiscal de distrito (Klobuchar) y fiscal general del estado de California (Harris). Ambas son senadoras nacionales y apoyan la candidatura presidencial de Joe Biden, quien redactó la reforma criminal de mano dura de 1994.

Minneapolis es una de las ciudades más importantes del estado de Minnesota, del cuál Klobuchar es senadora. Pero además es la ciudad natal de Ilhan Omar, una de las diputadas insurgentes que, junto con Alexandría Ocasio-Cortez, saltaron a la fama por intentar mover el Partido Demócrata hacia la izquierda. Aunque Omar aplaudió el despido, no pidió la cárcel a los policías asesinos. Sólo pidió una "investigación". No hay nada que investigar. Hay un video de un asesinato. Trump se mantuvo convenientemente silencioso pero gran parte de su ultra racista base de derecha defendió a los asesinos.

Como consecuencia de la ira e indignación generalizada, los cuatro policías involucrados en el asesinato fueron despedidos, incluyendo a Derek Chauvin, el policía blanco presionó con su rodilla el cuello de Floyd, matándolo, así como Tou Thao que hizo guardia para proteger a su compañero asesino. Los otros dos policías aún no han sido nombrados. Ninguno de los oficiales despedidos ha sido arrestado. Incluso con un video que muestra claramente un asesinato, los policías siguen en libertad.

El martes por la noche, miles de personas tomaron las calles de Minneapolis, protestando por el la muerte de Floyd. Al ver los videos, es evidente que las multitudes están tratando de mantener la distancia socialmente, usando máscaras pero manteniéndose firmes en medio de una carretera muy transitada en Minneapolis, bloqueando el tráfico.

Los manifestantes luego marcharon al Departamento de Policía del tercer distrito de Minneapolis. La policía, con todo el equipo antidisturbios puesto, les lanzó gas lacrimógenos - lo que tuvo un éxito limitado ya que todos llevaban máscaras debido al COVID-19. También dispararon a los manifestantes con balas de goma y los jóvenes manifestantes lanzaron piedras a los policías.

El asesinato de George Floyd es uno de los muchos ejemplos recientes de la violencia de la policía y los vigilantes blancos contra los afroamericanos: Ahmed Arbery, Breonna Tayor y Sean Read. Y ahora George Floyd, quien, como Eric Garner, dijo una y otra vez que no podía respirar mientras un policía lo ahorcaba.

El espíritu de Ferguson y Baltimore está en el aire. El espíritu de la juventud negra que está cansada de que los policías los acosen y los maten se ha encendido. Desde Left Voice, parte de la Red Internacional La Izquierda Diario, nos unimos a su llamado. Justicia para George Floyd. Cárcel a los policías asesinos. Debemos organizar a los trabajadores y a los oprimidos juntos para luchar contra el racismo. Y luchar por la abolición de la policía y por una sociedad sin explotación ni opresión.






Temas relacionados

#BlackLivesMatter   /   Baltimore   /   Brutalidad policial   /   Ferguson   /   Partido Demócrata   /   Racismo   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO