×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Moscú veta la condena en la ONU y los combates llegan a Kiev

Como parte de los pocos países que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia tiene poder de veto sobre sus resoluciones y ayer lo puso en practica para evitar una sanción en su contra. Kiev amaneció con rastros de combates en lugares particulares de la capital, y la imagen de un edificio al que le habría impactado un misil ruso.

Sábado 26 de febrero
Facebook Twitter

Te puede interesar: Charla/Conferencia "Guerra en Ucrania: claves para comprender el conflicto". Sábado 26/2, a las 17 h (Argentina)


Rusia utilizó este viernes su poder de veto para frenar en la ONU una resolución contra su invasión a Ucrania, un texto que contó con el apoyo de una clara mayoría del Consejo de Seguridad, pero sobre el que se abstuvieron tres países, entre ellos China.

El documento, que desde el primer momento estaba condenado al fracaso dado que Moscú podía bloquearlo, había sido impulsado por Estados Unidos para condenar la intervención militar rusa y exigir la retirada de sus tropas de Ucrania.

La embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, se quejó del veto y dijo: "Rusia puede vetar esta resolución, pero no puede vetar nuestras voces, no puede vetar la verdad, no puede vetar al pueblo ucraniano".

El comentario de Thomas-Greenfield parece una tomada de pelo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es un organismo compuesto por solo cinco países permanentes: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia. Todos ellos con armamento nuclear y con poder de veto sobre cuanquier resolución de la ONU. No importa lo que discutan y opinen todas los países del mundo, cualquiera de ellos puede vetar las resoluciones. De hecho el veto más persistente y contra la voluntad de la mayoría siempre es el de Estados Unidos, y tiene que ver con la negativa a condenar al Estado terrorista de Israel contra los ataques reiterados al pueblo palestino en Gaza y Cisjordania, o cualquier otra que cuestione los intereses del imperialismo estadounidense. Es decir que no era ninguna novedad que Rusia fuera a vetar una resolución en su contra.

Por su parte China, que hasta ahora ha evitado condenar la intervención militar rusa, optó por la abstención y continuó con la ambigüedad ante el conflicto.

El embajador chino, Zhang Jun, dijo que Pekín defiende la soberanía e integridad territorial de cualquier país y en el respeto de la Carta de la ONU, pero a continuación insistió en que la situación en Ucrania es muy compleja y resultado de muchos factores.

"Con el trasfondo de cinco rondas sucesivas de expansión de la OTAN, las aspiraciones legítimas de seguridad de Rusia deberían haber sido atendidas y respondidas adecuadamente", señaló el diplomático, que insistió en que la prioridad ahora mismo debe ser dar espacio a la diplomacia para resolver el conflicto.

El Gobierno húngaro ha propuesto a Moscú y a Kiev mantener conversaciones de paz en Budapest, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, quien al mismo tiempo afirmó que ninguna de las partes ha rechazado la idea.

Ucrania negó que rechace a sentarse a la mesa de negociación con Rusia y aseguró que en estos momentos las partes celebran consultas sobre el lugar y la hora del posible diálogo.

"Debo refutar las acusaciones de que nos hemos negado a negociar. Ucrania ha estado y sigue estando lista para hablar de un alto el fuego y la paz", señaló Sergii Nykyforov, portavoz del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en su cuenta de Facebook.

En este momento la resolución de una mesa de diálogo efectiva está puesta en función de cómo pueda llegar cada una de las partes, y Rusia sin duda quiere llegar a esa negociación mostrando que tiene capacidad de invadir Ucrania, y con sus tropas asentadas en Kiev.

Sanciones contra Putin y la amenaza de prohibir el Swift

Estados Unidos se unió este viernes a la Unión Europea (UE) al anunciar sanciones económicas directas contra el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en represalia por el ataque.

Las sanciones de Washington, a diferencia de las europeas, prohibirán a Putin viajar a Estados Unidos, detalló la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria. El punto "bizarro" de esta sanción es que sin embargo, no impedirá al líder ruso trasladarse a las reuniones de Naciones Unidas, que tiene sede en Nueva York.

Es extremadamente inusual que EE.UU. imponga sanciones contra un jefe de Estado o de Gobierno. Solo lo ha hecho en el pasado contra los presidentes de Siria, Bachar al Asad, y Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, así como contra el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, detalló el Departamento del Tesoro en un comunicado.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció sanciones contra el presidente Putin, y dijo que su país apoya la exclusión de Rusia del sistema internacional de pagos SWIFT con el fin de dificultar la financiación de la invasión de Ucrania. Las sanciones incluyen no solo a Putin sino también a su ministro Lavrov.

La Unión Europea aprobó su segundo paquete de sanciones a Rusia, con el que pretende ahogar la economía rusa con restricciones sancionesfinancieras, energéticas y comerciales y en el que incluyó también la congelación de activos del presidente Vladímir Putin. Quedan fuera de este segundo paquete cuestiones como la expulsión de los bancos rusos del sistema de mensajería SWIFT y restricciones comerciales sobre el gas y los productos de lujo.

Es por esto que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, instó a Alemania y a Hungría a apoyar la desconexión de Rusia del sistema de comunicaciones interbancarias internacionales SWIFT.

"Ya contamos con el apoyo casi total de los países de la Unión Europea (UE) para desconectar a Rusia de SWIFT. Espero que Alemania y Hungría tengan el coraje de apoyar esta decisión", dijo Zelenski en un vídeo publicado por su oficina.

Hoy la desconexión de Rusia del Swift expresa la grieta más grande dentro de los principales países de la Unión Europea y sus intereses particulares por sobre los de "la Unión". Algunos, como Alemania, tienen fuertes lazos comerciales con Rusia y una decisión de esas características podría afectarlos más que otras potencias que presionan por su rápida instauración.

Moscú por su parte respondió que las sanciones contra Putin y Lavrov demuestran la impotencia de Occidente. Así lo afirmó la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova. "Las sanciones contra el presidente y el ministro de Exteriores son un ejemplo y una demostración de la total impotencia" de los países occidentales, en una entrevista en el Primer Canal de la televisión pública.

Combates en Kiev

Desde el punto de vista militar, los combates se centran este sábado en Kiev, donde Zelenski dijo que "va a resistir" y negó que fuera a marcharse del país.

Según los reportes, el Ejército ucraniano combate en las calles de la capital con unidades rusas, que estarían bombardeando una guarnición militar en el oeste de la ciudad.

Una columna rusa, que según la Agencia Efe estaría integrada por tanques, camiones y otros vehículos militares, habría intentado avanzar en la zona del metro Berestéiskaya, en la Avenida de la Victoria. Esa es la línea de metro roja que conduce al corazón de esta ciudad de tres millones de habitantes.

En Kiev se han escuchado explosiones que, según las autoridades locales, se deben a que Rusia trata de atacar una central térmica de Troieshchyna, en el norte de la capital. La central combinada de calor y electricidad CHP-6 es la más potente de Ucrania.

La alcaldía de Kiev recomienda a los habitantes de la ciudad que no salgan a la calle, ni se asomen a las ventanas o balcones de sus edificios.

Las imágenes que llegan esta mañana también muestran un edificio de viviendas alcanzado por un misil que según Ucrania fue lanzado por fuerzas rusas. Rusia por su parte no lo negó y señaló que "tratan de evitar bajas civiles".

En un mensaje a la nación esta madrigada Zelenski pidió al Ejército que no pierda el control de la capital. Según él, el destino de Ucrania se está decidiendo ahora mismo y aseguró que su principal objetivo "es poner fin a esta masacre".

"Muchas ciudades de nuestro Estado están bajo ataque: Chernígov, Sumy, Járkov, el Donbás, en el sur. Particular atención a Kiev: no pueden perder la capital", dijo en una nueva alocución a la nación publicada por su oficina en Telegram.

Tras 48 horas de anunciado la llegada de tropas rusas a las cercanías de Kiev lo que sigue primando son las versiones interesadas y fake news de ambos lados. Mientras que Ucrania asegura que habrían desarticulado el ataque ruso a la capital y los medios estadounidenses, con material filtrado del Pentagono, dicen que Moscú se enfrentará a una guerra urbana calle a calle en la capital, el Kremlin filtra su propia versión en la que dicen que Zelensky "ha ordenado deponer las armas y de que tiene lugar una evacuación". El propio Zelensky tuvo que salir a confirmar "Yo estoy aquí y no estamos deponiendo ningún arma".

Lo cierto es que luego de las primeras 24 horas de avance relampago de las fuerzas rusas en varios puntos estratégicos del país, la llegada a Kiev parece darse a cuentagotas. Mientras tanto, se multiplican los llamados al dialogo, con propuestas de distintas capitales (Bielorrusia o Polonia, entre ellas), a las que Rusia, en todo caso, intentará llegar mostrando una nueva relación de fuerzas de la que tenía hace solo una semana atrás.

Mientras tanto, en varias ciudades se realizan movilizaciones contra la guerra, como dentro de la propia Rusia donde el Gobierno detuvo a más de 1800 personas, o en el Estado español donde se pudo ver la demanda de No a la guerra, fuera las tropas rusas de Ucrania y fuera la injerencia imperialista de EEUU y la OTAN.

Te puede interesar: Miles protestan en Madrid contra la guerra en Ucrania: "Ni Putin ni OTAN"

Los socialistas llamamos a enfrentar con la movilización el inicio de esta guerra reaccionaria, contra la OTAN y las sanciones impuestas por las potencias imperialistas, así como rechazamos la intervención militar de Rusia en Ucrania. Ucrania es en este juego una moneda de cambio. La posibilidad de una Ucrania independiente está indisolublemente ligada a la lucha contra los oligarcas de ambos bandos y a una perspectiva socialista. La posibilidad de detener las guerras reaccionarias, está ligada en última instancia al desarrollo de la revolución socialista y a terminar con la dominación imperialista en todo el mundo. Llamamos a desarrollar una movilización independiente contra el inicio de esta guerra reaccionaria.

Te puede interesar: No a la guerra en Ucrania: fuera las tropas rusas y la intervención imperialista de la OTAN


Facebook Twitter
Ecuador: Guillermo Lasso anuncia recorte de combustible de 10 centavos y continúan las protestas

Ecuador: Guillermo Lasso anuncia recorte de combustible de 10 centavos y continúan las protestas

Miles marchan contra la cumbre de la OTAN en Madrid

Miles marchan contra la cumbre de la OTAN en Madrid

[XIX Congreso del PTS] Situación internacional: la reactualización de la época de crisis, guerras y revoluciones

[XIX Congreso del PTS] Situación internacional: la reactualización de la época de crisis, guerras y revoluciones

[XIX Congreso del PTS] La guerra en Ucrania y el método de análisis de la situación mundial

[XIX Congreso del PTS] La guerra en Ucrania y el método de análisis de la situación mundial

La Asamblea Popular Contra la Guerra organiza un acto en el Teatro del Barrio de Madrid

La Asamblea Popular Contra la Guerra organiza un acto en el Teatro del Barrio de Madrid

Turquía y Rusia negocian desbloquear el trigo ucraniano: el hambre como arma geopolítica

Turquía y Rusia negocian desbloquear el trigo ucraniano: el hambre como arma geopolítica

El Gobierno de Sánchez quiere enviar tanques a Ucrania, con el apoyo de la derecha alemana

El Gobierno de Sánchez quiere enviar tanques a Ucrania, con el apoyo de la derecha alemana

La guerra de Ucrania y la reactualización de las tendencias a las crisis, guerras y revoluciones

La guerra de Ucrania y la reactualización de las tendencias a las crisis, guerras y revoluciones