Política Estado Español

CATALUNYA

"Ni un paso atrás", el grito de una juventud que se resiste a la vuelta al ’procesisme’

"Ni un paso atrás", el grito de la juventud contra la represión de Buch y Marlaska en la Via Laietana, tras la manifestación de la ANC y Òmnium secundada por el Govern y los partidos soberanistas. La policía nacional y los mossos volvieron a cargar.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Sábado 26 de octubre | 17:10

Las manifestaciones contra la sentencia se han extendido estas últimas semanas contra la represión brutal y la violencia policial. Desde el 14 de octubre la represión tiene un saldo de más de 600 heridos, 4 personas con ojos mutilados, 31 nuevos presos y presas políticas, que se suman a los 9 del Supremo y a los 7 miembros de CDR’s detenidos el pasado 23 de septiembre.

Tras la manifestación de la tarde que partía de la calle Marina, -secundada por los partidos independentistas del Govern, el president de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresident, Pere Aragonès, y el president del Parlament, Roger Torrent, además de otros consellers del Gabinete- más tarde miles de jóvenes se han manifestado en la Vía Laietana para denunciar la represión policial y a las fuerzas represivas, tanto de los Mossos como la Policía Nacional.

No obstante, en la manifestación de Marina ha habido un bloque crítico con una pancarta que decía "Tombem al Règim", formado por la izquierda independentista, los CDRs, los sindicatos alternativos y de izquierda y la "Plataforma 3-O". Estas organizaciones vienen denunciando que tanto el Govern como todos los partidos soberanistas han demostrado estar a la cabeza de la represión contra la juventud y contra todas las manifestaciones.

El objetivo de la convocatoria de Vía Laietana era "devolver las pelotas" a la policía, tirando todo tipo de pelotas de juego en forma simbólica. Pero más allá de la performance, querían expresar su rechazo al intento de vuelta la modelo de manifestaciones "procesistas", controladas y con un horario de comienzo y final programados, como un mero ejercicio de ocupación simbólica del espacio público, que cuando los parlamentos acaban "se envía a todo el mundo a su casa". Los jóvenes y también muchos adultos, decidieron continuar la manifestación.

El llamado a la destitución de Buch y la disolución de la BRIMO es un grito en las manifestaciones de parte de amplias franjas de la juventud y sectores populares, sindicatos alternativos y movimientos sociales. Sectores que viven sufriendo la represión y violencia policial desde siempre, por hacer huelgas, protestar, manifestarse o simplemente por ser migrante como ha ocurrido con los vendedores ambulantes como los manteros.

Una reacción también contra los partidos como ERC, que ha denunciado a “la violencia” de los manifestantes y así es que Rufián fue abucheado al grito de “Traidor” en la manifestación contra la represión del pasado sábado. De igual modo Barcelona en Comú, que no sólo no se ha pronunciado contra la represión del Govern, sino que ni siquiera ha estado en la manifestación.

La manifestación de Vía Laietana acabó nuevamente con cargas de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra. Una represión claramente direccionada por el Govern catalán, en respuesta a la reacción y bronca de la juventud contra la dirección procesista.

Es urgente desarrollar asambleas contra la represión en todos los centros de estudio, de trabajo y barrios, que elijan representantes y se coordinen a nivel local, comarcal y de toda Catalunya. Y continuar así con la movilización, independiente de ERC y JxCat, que como hemos visto estos días están dirigiendo la represión de los Mossos contra los manifestantes, por la amnistía y los derechos democráticos del pueblo catalán.

Te puede interesar: -Santiago Lupe: "A pesar de la represión del Gobierno central y el Govern de Catalunya, las aspiraciones del pueblo catalán siguen intactas."






Comentarios

DEJAR COMENTARIO