Política

BARCELONA ANTENTADOS

“No en nuestro nombre”: la comunidad musulmana contra la islamofobia

Este sábado se han concentrado personas de la comunidad musulmana y paquistaní de Barcelona para repudiar los brutales atentados y denunciar la islamofobia y el racismo.

Sábado 19 de agosto de 2017 | 20:09

Alrededor de la fuente de Canaletes de la Rambla de Barcelona, rodeada de flores, velas y mensajes en recuerdo de las víctimas, una nutrida concentración de hombres y mujeres de la comunidad árabe y musulmana denunciaba los brutales ataques del jueves en Barcelona y en Cambrils, con mensajes como “no en nuestro nombre” o “stop terrorismo”, “somos víctimas” y “ho patim nosaltres també” (lo sufrimos nosotros también).

El principal motivo que los llevó a este acto está en que, desde el jueves, esta comunidad de gran peso en Catalunya ha sido objeto de desprecio, insultos y ataques islamófobos y racistas en las calles y en su vida cotidiana.

Una manifestante denunció, “La gente nos señala mucho, además ahora que ha pasado esto todavía más. En la calle, en el metro, en las tiendas la gente te señala muchísimo, y te apartan”.

“El viernes iba a salir a la calle y dudé si llevar el velo o no, porque no sabes de qué manera la gente va a reaccionar. Llevamos un miedo y un dolor por dentro que no sabemos cómo expresarlo”, explicaba con lágrimas en los ojos otra joven mujer.

“Nos miran mal, nos insultan. El otro día estábamos sentadas en el parque y nos insultaban ¡putos moros vais a morir todos!”, explicaba otra de las manifestantes.

Un claro acto contra el brutal ataque del jueves y contra la islamofobia a la vez, mostrando su rechazo a la violencia sufrida por parte de la comunidad musulmana, como la que tuvo lugar este mismo viernes en Terrassa, donde aparecieron pintadas contra un centro de culto en la localidad de Montblanc y en el consulado de Marruecos en Tarragona.

"Putos moros vais a morir todos" fue la amenaza que dejaron en las puertas de la mezquita de Montblanc, mientras que al consulado de Marruecos lo tiñeron con pintura roja.

Estos ataques pusieron en alerta a la comunidad islámica de Catalunya que cuenta con 250 centros de culto, que sufren permanentemente ataques islamófobos.

Por otro lado, han denunciado durante la concentración que los primeros damnificados de los atentados del ISIS son los propios musulmanes también. Explicaron que casi nueve de cada diez atentados entre 2000 y 2014 se produjeron en países de mayoría musulmana y que han muerto más de 72.000 personas.

También se han concentrado la comunidad paquistaní junto a la musulmana en el barrio barcelonés, Poble Sec, para denunciar la islamofobia y el racismo y condenar los atentados.






Temas relacionados

Atentados en Barcelona   /   Islamofobia   /   Racismo   /   Barcelona   /   Internacional   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO