Mundo Obrero Estado Español

SINIESTRALIDAD LABORAL

No es una muerte laboral, es la codicia del sistema capitalista

El pasado 30 de abril en la fábrica CIDAC de Cornellà de Llobregat, Barcelona, el Xavi de 19 años moría engullido por una máquina. Sin duda, un accidente laboral más producto de la codicia empresarial.

Miércoles 19 de mayo

Los hechos sucedidos el pasado 30 de abril en la planta de la empresa CIDAC, fabricante de caucho butilo laminado, ha despertado la rabia de amplios sectores de trabajadores, de la sociedad y especialmente de los vecinos y vecinas de Cornellà de Llobregat. La muerte, producto de "un accidente" laboral vuelve a ser noticia en los medios de comunicación.

Sin embargo, inmediatamente después de la muerte, se comenzaban a convocar concentraciones de denuncia de los mismos compañeros de trabajo del Xavi y en solidaridad con la familia y amigos. Asimismo, sus familiares rodeados de apoyo por los sectores del sindicalismo han participado, como es el caso desde la CGT Cataluña y otros sindicatos que junto a diferentes organizaciones políticas también convocaban a movilizaciones en Cornellà, como fue la del 13 de mayo y la del domingo pasado, a fin de reclamar justicia para la familia de Xavi, y cuestionando de fondo la política de producción de la empresa, así como la falta de seguridad laboral.

Y es que este hecho trágico no es un caso aislado. Como vamos informando desde Izquierda Diario, en el Estado español, tomando como referencia datos oficiales del Ministerio de trabajo y comparando el año 2020 con el 2019, se observa claramente que los "accidentes" mortales ascienden a un total de 780 trabajadores. Es decir, un 2% más respecto al año 2019, a pesar de estar marcado por un hundimiento de la actividad laboral producto de la pandemia y la externalización de la prevención, según han manifestado diferentes sindicatos.

Te puede interesar: En 2020 los accidentes laborales mortales crecieron de forma alarmante

Esta situación atroz del incremento de muertes laborales es producto de una manera de organización capitalista que empuja permanentemente a incrementar los ritmos de producción, bajar el costo el laboral por diversos medios e, incluso, como vemos en CIDAC, sin reparar en la seguridad de los trabajadores y trabajadoras.

Frente a la codicia capitalista es necesaria una política de control obrero de la seguridad, porque sólo los trabajadores organizados sabemos los peligros que corremos en nuestro puesto de trabajo y podemos resolver en asamblea las medidas para prevenirlos. Por que nuestras vidas valen más que las ganancias capitalistas. Es por eso que pensamos que en cada puesto de trabajo se discutirán las medidas de seguridad óptimas entre todos los trabajadores y trabajadoras para que nadie tenga que morir por trabajar.

Asimismo, la muerte de Xavi es una muestra más de que el modelo de la producción capitalista no puede sostenerse más.

Te puede interesar: Cornellá grita "morir trabajando es asesinato"






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Muertes por accidentes laborales    /   Barcelona   /   Muertes obreras   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO