Política México

AL SERVICIO DE TRUMP

“Nuevo CISEN” de López Obrador se enfoca en vigilar caravanas migrantes

¿No que el Cisen desaparecía? Pues el gobierno de López Obrador sólo lo reconvirtió, y ahora lo usa para vigilar a las caravanas migrantes con el objetivo de impedir su paso por México. Para Trump, el mejor servidor.

Martes 3 de septiembre | 13:14

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI, sucesor del Cisen) y el área de inteligencia de las fuerzas armadas monitorearon el flujo migrantes entre diciembre de 2018 y junio de 2019 según se dio a conocer en el documento del Informe de Gobierno entregado por la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero. El complemento “perfecto” del despliegue de la Guardia Nacional a los ojos de Trump.

Según el documento, también hubo intercambio de información con los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, también siervos obedientes de la Casa Blanca.

“Se dio seguimiento al desarrollo de caravanas migrantes provenientes de Centroamérica”, reza el informe entregado el 1 de septiembre al Congreso de la Unión.

De acuerdo con el texto, estas labores de “vigilancia”, hicieron posible “anticipar escenarios sobre la movilidad de grupos migratorios irregulares con destino a México como parte de su trayecto a los Estados Unidos de América (EUA)”.

Sólo en junio de este año López Obrador batió récord de deportaciones en un mes, con 21,912 personas expulsadas del territorio mexicano sólo por querer llegar a Estados Unidos. Es la cifra más alta desde marzo de 2006, durante el gobierno del panista Vicente Fox, que en ese mes deportó 23,529 personas.

Y como un vil remedo de las prácticas del Servicio de Migraciones y Aduana (ICE, por sus siglas en inglés) y de la Border Patrol, el gobierno de la Ciuarta Transformación detuvo a más de 29 mil personas.

Entre diciembre de 2018 y junio de 2019, la administración de López Obrador ha expulsado a 82,132 personas, 22.000 más que en el mismo periodo del año anterior, cuando gobernaba Enrique Peña Nieto, del PRI. La subordinación a los designios del imperialismo estadounidense es la constante.

Cuando López Obrador anunció con bombo y platillo que desaparecía el Cisen, en noviembre de 2018, en realidad lo estaba “transformando”. Transformó su nombre de Cisen al CNI, el cual está encabezado por el general de división en retiro Audomaro Martínez Zapata.

Esta institución del aparato represivo del Estado –al pan, pan y al vino, vino- ahoran o tiene autonomía y está adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública y Participación Ciudadana (SSPPC), encabezada por Alfonso Durazo Montaño. Sus facultades se rigen por la Ley de Seguridad Nacional vigente.

“El Gobierno de México entiende la Seguridad Nacional como una condición indispensable para garantizar la integridad y la soberanía nacionales, libres de amenazas al Estado, a fin de construir una paz duradera y fructífera”, señala el Primer Informe de Gobierno entregado al Congreso.

Apunta también que “Para establecer un Sistema Nacional de Inteligencia, el Gobierno de México continuó dotando al Centro Nacional de Inteligencia y a las Fuerzas Armadas de elementos y capacidades institucionales para prevenir riesgos y disuadir amenazas que vulneren al país”.

Cinco medidas que debemos defender los socialistas sobre la cuestión migratoria






Comentarios

DEJAR COMENTARIO