Internacional

CORONAVIRUS

Pico en la segunda ola en India: 45 000 casos diarios de covid-19

India es uno de los países en el que varios de las farmacéuticas han tercerizado la producción de vacunas contra el covid-19. A pesar de ser uno de los mayores fabricantes, solo pudo inocular a menos del 4% de su población. El país vive una nueva ola con aumento de casos día a día.

Lunes 22 de marzo | 12:49

La segunda ola de infecciones por coronavirus sigue en aumento en la India tras registrar este lunes el mayor crecimiento de casos desde noviembre, con más de 45.000 positivos en la última jornada, además de 212 fallecidos.

El país reportó un total de 46.951 casos por coronavirus en las últimas 24 horas, la mayor subida de casos diarios desde el pasado noviembre, según el último balance emitido por las autoridades indias.

Con estos nuevos casos, el total de infecciones en la India superan los 11,6 millones, lo que lo mantiene como el tercer país con más positivos confirmados, solo detrás de Estados Unidos y Brasil.

Pese a que los datos están lejos de las casi 100.000 infecciones diarias durante el pico de la pandemia en el mes de septiembre, la segunda ola de covid rompe el optimismo de semanas pasadas, cuando los casos iban en continuo descenso en la India y llegaron a caer de los 10.000 positivos en febrero.

El número de fallecidos también subió hasta los 212, una cifra que no se registraba desde el pasado enero y que elevan el total a los 159.967 fallecidos a causa del coronavirus.

Este aumento de positivos se concentra en seis de las 36 regiones del país, que acumulan casi el 85 % de todas las infecciones de la India.

El mayor foco de infecciones se encuentra en el estado occidental de Maharashtra, cuya capital es Bombay y que, con 30.535 nuevos positivos, representa el 65 % de los casos en la última jornada, según los datos oficiales.

Al igual que la mayoría de los Gobiernos del mundo, el de Narendra Modi, primer ministro de India, carga la responsabilidad de los contagios en los individuos por una supuesta relajación de la población. Sin embargo, la realidad es que en medio de las penurias provocadas por la desastrosa gestión gubernamental de la pandemia millones de personas se ven obligadas a trabajar, viajar, o moverse diariamente en condiciones inseguras e insalubres. Modi, además aprovechó el último período para avanzar en reformas laborales y agrícolas, que aumentan aún más la precarización de ambos sectores y que fueron respondidas con enormes huelgas y movilizaciones, algunas de las cuales, como la de los agricultores, aún continúan.

A esta situación se agrega el establecimiento de medidas represivas, como el toque de queda en diversas regiones, que ya se ha demostrado completamente ineficaz. Mientras que la Policía persigue, amedrenta, multa y reprime a aquellos que salgan por las noches, no tiene ningún problema en que mujeres y hombres salgan a diario hacia sus trabajos en transportes abarrotados o sin condiciones sanitarias aseguradas.

India es uno de los países elegidos por varias de las farmacéuticas para producir la vacuna del coronavirus. Siendo uno de los principales fabricantes a nivel mundial, el país solo pudo inocular al 4% de su población. Si bien tiene una vacuna de desarrollo local, la misma tuvo que empezar a usarse de forma urgente en personal de la salud cuando aún no estaba publicado el resultado de la fase 3 de las investigaciones.

Este proceso muestra la perversidad e irracionalidad capitalista que privilegia la ganancia de un puñado de empresas farmacéuticas por sobre la vida de millones de personas en todo el planeta.

India, fue junto a Sudáfrica, el país que en octubre pasado presentó ante la Organización Mundial del Comercio un pedido para que se suspendan temporalmente las patentes de la fabricación de vacunas contra el covid-19. Sin embargo, a pesar de ser un pedido apoyado por un centenar de países y hasta por la OMS y Médicos sin Fronteras, los imperialismos europeos y estadounidense, se pusieron a la cabeza de negar la liberación de las patentes para que las vacunas se fabriquen libremente y en tiempo récord.

Esta negativa es la principal responsable no solo de que muchos países no hayan podido aún empezar un plan de vacunación, o que lo hayan hecho en una proporción insignificante, sino que, junto a la extensión de nuevas cepas más contagiosas que la original, amenacen con volver ineficaces a las actuales vacunas, haciendo fracasar el plan en todo el mundo, y generando nuevas olas de contagios, afectando principalmente la vida de millones de personas en los países más pobres del planeta.






Temas relacionados

#Covid19    /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Narendra Modi   /   India   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO