Cultura

DIVAS

¿Por qué necesitábamos el ACAB de Samantha Hudson?

Queremos derribar la monarquía, pero hemos de coronar a Samantha Hudson como reina de la vida. La “travesti de guardia 24 horas” pasó por el photocall con un top de ACAB antes de participar en la presentación de los Premios Feroz de cine.

Miércoles 3 de marzo | 16:03

Vamos a hacer un repaso del look de Samantha Hudson en la gala de los Premios Feroz del cine español como no solemos hacer en este diario militante y anticapitalista. Botas altas, medias de rejilla, shorts vaqueros, bolso, estola, gafas de sol y un top con la inscripción ACAB (All Cops Are Bastards o All Cats Are Beautiful). No sólo combina, sino que es combativa.

Así se ha sumado Samantha Hudson al debate en las redes sobre la violencia policial de las últimas semanas. ¿Los premios Feroz? Bueno sí, bien, pero hemos venido a apoyar a Samantha contra los cuerpos represivos del estado capitalista. Así que dejaremos aquí una parte de su discurso de presentación y vamos a lo que nos ocupa.

Las protestas de muchos jóvenes en las calles por la libertad de expresión y la puesta en libertad sin cargos de Pablo Hasél, que se han producido en muchas ciudades del Estado español -sobre todo en Barcelona-, también están sirviendo para criminalizar cínicamente a la juventud de la clase trabajadora que protesta.

A pesar de la campaña de criminalización de la protesta y protección del contenedor en los grandes medios, la denuncia a la represión policial de Samantha se ha colado esta vez ante los focos, volviendo a poner en el centro de la escena el rol represivo de la policía y la violencia del Estado contra el pueblo. Y además posando con estilo.

Entrando por la puerta grande

"Samanta, soy yo, Dios. Y vengo a decirte que a pesar de tu devoción y tu admiración por la Iglesia no puedo incluirte en mi rebaño porque eres maricón".

Así comenzaba la canción Soy Maricón con la que empezaba pisando fuerte Samantha Hudson. En enero de 2016 te contábamos la campaña ultracatólica y LGBTIfóbica de Hazte Oír bajo la acusación de "blasfemia", con una carta dirigida al Conseller de Educación de Baleares, con el título "No al fomento del odio religioso en las aulas". La reacción y la exigencia de una sanción para Samantha y una profesora suya pronto se convirtieron en 18.000 firmas en apoyo al escrito.

Esto demuestra tres cosas: 1º la moral puritana y de censura de las instituciones religiosas, 2º el estrecho vínculo que todavía existe entre estas y las instituciones públicas, 3º que el resultado puede ser el principio de una carrera musical mamarracha y maravillosa, aunque seas una burguesa arruinada.

¿ACAB? Sí, gracias.

Te puede interesar:Pablo Castilla: "No condeno, no pienso ponerme en el mismo lado de quienes están criminalizando a la juventud"

Las fuerzas de (in)seguridad son uno de los cimientos del poder capitalista. Por eso, no es posible “reformar” cualquier de los cuerpos policiales. Porque toda esta campaña de criminalización de los “violentos” y reforzamiento del aparato policial y judicial será utilizada contra la movilización de la clase trabajadora cuando se recrudezca la lucha de clases en un contexto de enorme crisis social, sanitaria y económica.

Pero no nos podemos extrañar del estallido de la rabia violenta de muchas y muchos jóvenes, ante su negro futuro y la violencia que el Régimen del 78 ejerce sobre ellos con su policía, sus jueces y una democracia para ricos que no les ofrece nada y a la que no deben nada. 






Temas relacionados

abolición de la policía   /   Disolución de la policía   /   Travesti   /   Policía   /   Cine   /   Libertades Democráticas   /   LGTBI   /   Cultura   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO