Mundo Obrero Estado Español

PRIMAVERA SANITARIA BARCELONA

Contra la privatización y en solidaridad con Nissan: ¡nacionalización sin pago bajo control obrero!

Esta semana las imágenes de la “primavera sanitaria” se cruzaban con las de trabajadores en las puertas de Acciona. La solidaridad de los sanitarios con los trabajadores de Nissan y la exigencia a la expropiación y nacionalización bajo control de los trabajadores: un grito necesario para muchos sectores.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Viernes 5 de junio | 10:48

Hace cuatro semanas, cada miércoles la plataforma Sanitarias en Lucha junto a organizaciones sindicales y colectivos sociales, viene convocando numerosas concentraciones a las puertas de los hospitales y centros de atención primaria de toda Catalunya.

Sus demandas se enfocan en la defensa de la sanidad pública, por el retorno del 5% y contra la precariedad laboral del sector. Los sanitarios y las sanitarias viven en guerra contra los recortes y las privatizaciones en tiempos de Covid. Aunque no han empezado hoy. Su origen se remonta a más de diez años con el real decreto 3/2010 del Gobierno de la Generalitat de Catalunya y todo tipo de recortes que acabaron en una privatització encubierta de la sanidad catalana.

La plataforma Sanitarias en Lucha denuncia la hipocresía de los partidos del régimen como JxCat, ERC y En Comú Podem, puesto que votaron en contra de la recuperación del 5% que proponía la CUP como enmienda de los presupuestos de la Generalitat.

El pasado miércoles, solo en la provincia de Barcelona se han manifestado sanitarias y sanitarios de más de 27 centros médicos, sumando al reclamo de que se les devuelva el 5% recortado hace una década, la exigencia de un incremento de todo el material de protección en condiciones, así como para acabar con la precariedad laboral que se sufre en este sector desde hace años y que estos meses se ha hecho más visible que nunca.

Sanitarias en Lucha viene denunciando que de los casi 240.000 infectados por coronavirus en el Estado español, más de 51.000 son trabajadores o trabajadoras de sanidad, de los cuales han muerto 63. Situándose en el primer lugar del ranking de sanitarios infectados. También denunciaron que han despedidos a todo el personal contratado frente a la pandemia, tal como también ocurre en Madrid y otras comunidades.

Solidaridad con Nissan y por la expropiación y la nacionalización bajo control obrero ¡También de la sanidad!

El pasado miércoles, la imágenes de las trabajadoras y trabajadores sanitarios se cruzaban con las de los trabajadores de las subcontratos de Nissan a las puertas de Acciona, una de las empresas afectadas por el cierre de la marca japonesa que, junto con otros, acabará con 25.000 trabajadores sin trabajo.

La plataforma Sanitarias en Lucha salió también a manifestarse a las puertas de los hospitales en solidaridad con ellos y publicó en sus redes sociales “Retorno de todas las ayudas públicas recibidas, expropiación y nacionalización de la empresa, bajo control de las propias trabajadoras”. En el Hopital del Mar de Barcelona se han manifestado con pancartas y cánticos: “Nissan no se cierra, guerra, guerra, guerra!”

Hay fuerzas para plantear una salida de este tipo. CGT Cataluña también lo ha planteado en un comunicado. Pero es responsabilidad de las organizaciones sindicales combativas y de las organizaciones políticas de izquierda y anticapitalistas, exigir en las calles estas medidas. También la izquierda independentista anticapitalista, la CUP, que viene desarrollando una campaña a favor de la sanidad pública y a la vez defendiendo la nacionalización de Nissan como una solución al cierre, podría tomar la voz de las trabajadoras sanitarias que proponen nacionalizar, pero sin indemnización y bajo control obrero y, a la vez, desarrollar una fuerte campaña en el Parlamento catalán y las Cortes para elaborando proyectos de ley.

La CUP exige al Gobierno de la Generalitat, porque “estudie un plan de reconversión de las infraestructuras en el marco de generación de una industria pública y ecológica, como la fabricación directa de mediados de transporte público más sostenible, garantizando los puestos de trabajo e integrando la perspectiva de género en la contratación directa necesaria”.

Pero ¿será bajo el control de los mismos que han privatizado la sanidad, los servicios sociales y avalado los miles de ERTEs? Incluso los portavoces de ERC hablan de nacionalización y planes industriales que significan rescates de empresas o nuevas subvenciones de fondos públicos, que llevarán peores condiciones laborales y seguirán los despidos para gran parte de los trabajadores.

Porque esto sea posible, es necesario nacionalizar y también reconvertir la industria, pero bajo control de sus trabajadores y para adaptarlas a fabricar todo aquello necesario para hacer frente a la pandemia, al servicio del pueblo trabajador.

Y si frente a la actual situación se hace imprescindible ocupar la Nissan y todas las fábricas en peligro de cierre como Acciona y todas las subcontratas, y exigir su nacionalización bajo control obrero, también lo es con el caso de la santidad semiprivatizada. Expropiar en su totalidad y de manera efectiva todos los recursos de la Sanidad Privada y de las industries farmacéuticas, sin ningún tipo de indemnización económica y bajo control de comités de trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública y usuarios.

Esta demanda también se podría transformar en una campaña por todas las fuerzas de la izquierda, como la única forma incluso de hacer efectivo el retorno del 5% y el aumento salarial que ha propuesto la CUP para todo el personal sanitario. Es decir, haciendo efectivo el 100% de la sanidad pública interviniendo a la privada, tal como vienen reclamando trabajadores y trabajadoras sanitarias.

Esto sí que sería un verdadero “plan de choque” que apunta a tocar los beneficios de los grandes capitalistas -que no interesa ni al Gobierno central, ni al Gobierno de la Generalitat-, ante un sistema que está dejando morir miles de personas por todas partes.






Temas relacionados

Huelga Nissan   /   #coronavirus   /   Sanidad privada   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Nissan   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Sanidad   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO