Cultura

Ocupación de salas y teatros

¿Qué pasa en Italia y Francia?

La situación de emergencia en el ámbito cultural tras las restricciones del COVID-19, se extiende en todo el mundo. Las experiencias en Italia y Francia en los teatros.

Natalia Rizzo

@rizzotada

Miércoles 28 de abril | 10:52

Trabajadores y trabajadoras del ámbito de la cultura en todo el mundo llevan meses sin tener ningún ingreso y pocas están siendo las respuestas de los diferentes estados de cada país para paliar la profunda crisis del sector.

En cualquier parte del planeta se evidencia que las y los trabajadores de la cultura vivimos en condiciones de precariedad estructural, inclusive antes de la situación de la pandemia, como muchos otros sectores con precarización y tercerización.

Explotación, fondos públicos que son administrados según criterios excluyentes por instituciones que legitiman sólo a unos pocos, el rol de las industrias culturales y el lucro de los mega espectáculos o de las empresas OTT como Netflix, entre otros, contrastan con la absoluta desidia que hay desde los gobiernos con la situación de artistas, técnicos, técnicas y toda persona cuyo trabajo está ligado a la producción de bienes culturales.

Diferentes respuestas tras un año de pandemia en Europa: toma de teatros en Francia

El famoso Teatro Odeón ha sido uno de los sitios donde se sostuvo la ocupación de teatros en Francia. Fue el primero en ocuparse el pasado 4 de marzo, luego de que teatros y centros culturales estén cerrados durante meses. Ni más ni menos que uno de los centros neurálgicos de Mayo del ’68, vuelve a ser escenario emblemático de una toma llevada a cabo esta vez, también por estudiantes, y por artistas y trabajadores del ámbito de la cultura. En la fachada del mismo podía verse la leyenda “Cultura sacrificada”.

El teatro Odéon de París, centro neurálgico de las protestas de Mayo del 68, lleva una semana ocupado por artistas que reclaman más ayudas por la pandemia BERTRAND GUAY / AFP, diario El País

Se fueron sucediendo las tomas de otros espacios como el Théâtre de la Colline, en el este de París, ocupado sobre todo por estudiantes de artes dramáticas del conservatorio de arte dramático de París, organizado a través de un espacio asambleario.

Teatro La Colline, fotografía de HolaNews
Teatro La Colline, fotografía de HolaNews

Luego vinieron el Teatro Nacional de Estrasburgo (TNS), el de la Comédie-Française. Más tarde fueron ocupados el Equinoxe, escenario nacional de Châteauroux y el teatro Graslin de Nantes. Todos los días se iban ejecutando nuevas ocupaciones. Así fue hasta llegar a la casi totalidad de 100 teatros en todo el territorio de Francia en ciudades como Lyon, Marsella, Nantes y Burdeos.

Tras la contundencia de las tomas, el gobierno francés anunció que sumaría 20 millones de euros, a los 30 millones anunciados para el presupuesto de este año, para apoyar a los sectores más precarizados, sobre todo destinados a grupos musicales, compañías de danza o de teatro independiente. También se destinó 17 millones al “fondo de urgencia” para las y los trabajadores freelance sin contrato anual que no hayan recibido otro tipo de subsidios.

Denis Gravouil, sindicalista de la CGT calificó de ´migajas´ todos los subsidios y políticas del gobierno. Además se manifestó en contra de la reforma del desempleo que agudizará al entrar en vigencia la crisis del sector, y agregó la demanda de que se prolongue el pago de un año en blanco a los y las trabajadoras freelance y contratados.

Artistas y técnicos de la toma del teatro Odéon, aseguran que seis de cada diez personas del sector artístico cultural no reciben ninguna ayuda del estado luego de un año de estar sin ingresos.

En Francia, la cultura representa el 2,3 % del PIB del país antes del estallido de la pandemia y según cifras oficiales da trabajo a 670.000 personas (el 2,5 % de la población activa).

Acción frente al Teatro Graslin, en el momento exacto del toque de queda a nivel nacional debido a las restricciones contra la propagación de la enfermedad de Covid-19, en Nantes, Francia, el 16 de marzo de 2021. © Stephane Mahé / Reuters, france24.com

Toma de teatros en Italia

En Italia los teatros permanecen cerrados desde octubre y la situación de artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura es acuciante. Se vienen movilizando desde los anuncios de los cierres absolutos de todos los espacios culturales, sin ninguna medida de apoyo para soportar el paro del sector.

Una situación difícil que ha empujado a artistas y técnicos a llevar a cabo ocupaciones de protesta contra el gobierno en busca de respuestas. Tal es así que el reconocido Globe Theatre de Roma, construido en 2003 en los jardines de la Villa Borghese, réplica del teatro isabelino de Shakespeare; fue ocupado el pasado 14 de abril.

“Después de más de un año de pandemia y falta de respuesta de las instituciones, nos vemos obligados/as a navegar de una manera cada vez más tóxica entre trabajos ocasionales, trabajos no declarados, subsidios insuficientes y muchas veces no accesibles, a auto explotarnos, a reinventarnos encontrando otras formas de sobrevivir. Hoy decimos basta”, dice para del comunicado de prensa que publicaron en su blog.

Esta acción fue rápidamente imitada también en teatros como el Piccolo Teatro de Milán en el norte y Teatro Mercadante de Nápoles, en el sur; entre otros que se van sumando a la protesta.

Napoli, protesta en el teatro Mercadante, napoli.repubblica.it
Napoli, protesta en el teatro Mercadante, napoli.repubblica.it

El mundo de la cultura en Italia, reclama una reapertura inmediata de las salas, con medidas y protocolos adecuados, exigiendo una fecha concreta para ello. Pero por sobre todas las cosas en lo inmediato reclaman un ingreso continuo para que las y los trabajadores puedan subsistir ante la discontinuidad del trabajo.

Uno de los objetivos que proyectan más a largo plazo en sus reclamos es que se lleve a cabo un debate para tratar una reforma estructural del sector, ya que las condiciones precarias se agudizaron en los últimos meses pero prevalecen la pandemia.

Piccolo teatro de Milano occupado por trabajadores y estudiantes
(foto Ig/ambrachiara92)
https://www.milanotoday.it

No sólo en Europa, los teatros en Buenos Aires también están en emergencia El pasado 1° de abril, en la CABA se realizó una asamblea en la puerta del teatro San Martín a la que asistieron más de 250 artistas, trabajadoras y trabajadores de la cultura. Se expresaron las diferentes problemáticas como la precarización y el vaciamiento de la cultura estructurales acentuada por la pandemia. El gobierno contestó al reclamo con un subsidio de dos cuotas de 15.000 pesos, que no sólo es insuficiente en tanto a su monto, sino que además no alcanza a la totalidad de los damnificados. Las asambleas y organización continúan.

Te puede interesar: Más de 250 trabajadores del arte protestaron frente al Teatro San Martín






Temas relacionados

Teatro   /   Artistas   /   Italia   /   Francia   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO