Internacional

HOMOFOBIA ESTADO ESPAÑOL

Rebelión de besos contra la homofobia en locales de ’Burger’ de Madrid

El sábado 6 de diciembre se realizó en un Burguer King de Madrid una "macro-besada" impulsada por el colectivo LGTB en respuesta a la expulsión, en este mismo local, de dos chicos cuando se estaban besando.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Miércoles 10 de diciembre de 2014

Este ataque homofóbico ocurrió el pasado domingo 30 de noviembre, cuando personal de seguridad de un local de Burger King, de la Plaza de los Cubos en Madrid, expulsó a dos chicos jóvenes que se estaban besando. Esta expulsión discriminatoria tuvo su origen en la queja de dos familias que pidieron al vigilante de seguridad que los retiraran porque "sus hijos no tenían por qué ver eso".

Inmediatamente las redes sociales comenzaron a difundir una acción impulsada por el colectivo LGTBIQ+ con una imagen en la que explicaba lo sucedido y convocaba a una macro-besada delante del local para las 18 horas del sábado siguiente, 6 de diciembre.

La convocatoria tuvo muy buena respuesta y más de cien personas, mayoría jóvenes, se concentraron en la Plaza de los Cubos, antes de comenzar la rebelión de besos para repartir panfletos en los que se leía: “Venimos a mostrar que no vamos a escondernos por mucho que rabiéis”.

A las seis de la tarde, ya con más de cien jóvenes dentro del local, un silbato daba la señal para comenzar la besada, cuyas fotos recorrieron masivamente las redes. Las trabajadoras y trabajadores del local apoyaron con aplausos y con una bandera arco iris esta acción contra la discriminación y la LGTB-fobia.

La empresa Burger King salió a responder con un comunicado, tratando de culpabilizar sólo a su personal de seguridad y explicando que “fue un evento aislado que no refleja la larga historia dedicada a la diversidad de Burger King Corporation”.

Afirman tener “una política de cero tolerancia hacia la discriminación de cualquier tipo”. Es por ello que quisieron repartir bebidas a los manifestantes, quienes salieron a rechazarlas por lo que ellos consideran un "lavado de cara de parte de esta multinacional".

El local estaba desbordado de jóvenes que se besaban y muchas personas tuvieron que quedarse fuera. Tras el segundo sonido del silbato, los largos besos entre personas de diferentes o el mismo sexo acabó, seguido de aplausos y cantos contra la LGTB+fobia.






Temas relacionados

LGTBI   /   Género   /   Homofobia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO