Internacional

BARBARIE CAPITALISTA

Rescatan en Nigeria a más de 600 trabajadores encerrados durante tres meses en una fábrica

Los casi 600 trabajadores estuvieron tres meses encerrados y esclavizados en una fábrica de molido de arroz en la región de Kano. Los empresarios los amenazaron para mantenerlos encerrados y produciendo durante la pandemia y evitar que vuelvan a sus casas.

Miércoles 24 de junio | 15:49

Premium Times

"Nos engañaron para que nos quedáramos en la fábrica durante cinco días, luego siete, luego dos semanas y después un mes. Hemos estado encerrados más de tres meses. Hay cerca de 600 trabajadores y vivimos en unas condiciones muy malas". Ese fue el testimonio que dio uno de los trabajadores a Europa Press, luego de ser liberados en un operativo en la región de Kano (al norte).

Los trabajadores fueron encerrados contra su voluntad en una fábrica de molido de arroz y llevaban trabajando sin descanso desde hace tres meses bajo la amenaza de los empresarios que querían evitar que vuelvan a sus casas durante la pandemia de coronavirus.

Según el diario nigeriano The Premium Times, los trabajadores denunciaron que habían sido amenazados con ser despedidos si volvían a sus casas. Los trabajadores dormían todos juntos en el piso de la fábrica. Uno de los trabajadores liberados dijo a los periodistas que había estado en la fábrica desde el 23 de marzo sin poder salir de las instalaciones.

Otro trabajador, Haruna Salihu, dijo a The Premium Times que había estado en la fábrica desde el 28 de marzo y se le negó el tiempo para visitar a su familia y sus padres. “Los miembros de mi familia están seriamente perturbados, ya que no conocen las condiciones en las que nos encontramos. Mi esposa y mis hijos solían venir a la puerta de la fábrica pero no me dejaban ir a verlos".

Un camionero llamado Hashimu Isa, que había llevado arroz con cáscara desde el estado de Kebbi, también denunció que lo mantuvieron encerrado en la fábrica durante tres días sin poder salir: “Traje arroz con cáscara de Yauri, estado de Kebbi. No pude salir de la fábrica, desde mi entrada hace tres días. La seguridad me lo impedía".

“Hemos encontrado muchos trabajadores encerrados y esclavizados en la fábrica", dijo el portavoz de la Policía de Kano. La Policía solo detuvo a algunos empleados administrativos, pero dejaron en libertad al gerente y dueño de la fábrica que cínicamente dijeron no estar al tanto de la situación.

Según la BBC, Karibu Yahaya Kabara, integrante de la Red Global de Derechos Humanos, dijo que "Donde la empresa mantuvo a estas personas no es adecuado ni para los animales; sus comidas no eran suficientes y no había medicamentos para los que se pusieron enfermos".

En marzo el Gobierno solicitó a las compañías la suspensión de actividades como parte de las medidas ante el coronavirus, pero los empresarios, como en el caso de esta fábrica buscaron formas de mantener la producción, incluso si eso significaba mantener a los trabajadores encerrados en condiciones de esclavitud.

Imágenes similares se ven alrededor del mundo, con migrantes, trabajadores precarios y golondrina que viven en condiciones de hacinamiento y esclavitud en los lugares donde trabajan. Desde temporeros del campo en Europa, trabajadores de frigoríficos como en Alemania y Estados Unidos, que están entre los más contagiados, hasta los cuidadores de caballos en un hipódromo de Argentina, los empresarios demuestran que sus ganancias valen más que las vidas de los trabajadores y trabajadoras.

Hasta el momento, Nigeria ha confirmado 21.371 casos de COVID-19 y 533 muertes, de los cuales el estado de Kano acumula 1.190 casos y 51 fallecimientos, siendo el tercer estado con más casos después de la capital del país, Abuya, y el de la metrópolis comercial de Lagos.






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Nigeria   /   África   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO