Mundo Obrero Estado Español

SANIDAD

Sanitarios necesarios convoca concentración en Madrid por la sanidad pública y contra la precariedad laboral

En un contexto de auténtica debacle de la sanidad madrileña acentuada por la nefasta gestión del Gobierno de Ayuso y la pandemia de la Covid-19, la plataforma Sanitarios Necesarixs (SN) ha convocado para el próximo lunes una concentración dirigida al conjunto de la población madrileña en defensa de una sanidad 100% pública y contra la precariedad laboral de los y las trabajadoras sanitarias y no sanitarias.

Juan Carlos Arias

@as_juancarlos

Sábado 21 de noviembre | 16:20

Según la nota de prensa emitida por Sanitarixs Necesarixs la convocatoria de la concentración va dirigida a los y las trabajadoras de la Sanidad y al conjunto de la ciudadanía de la Comunidad de Madrid y se realizará el próximo lunes 23 de noviembre a las 12 horas frente a la puerta de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales, ubicada en la calle Sagasta, 6 de Madrid.

SN plantea la convocatoria de la concentración del próximo lunes para luchar contra: “la precariedad laboral provocada por los recortes en los últimos años (que) ha generado la eliminación de miles de puestos de trabajo e intensificado el maltrato que recibimos el personal sanitario y no sanitario, el cual es intolerable”.

Es indudable que la falta de personal, los bajos salarios y los contratos precarios, algunos con duraciones de días, son rasgos generalizados de la Sanidad madrileña y del conjunto de la Sanidad pública en todo el Estado español. Esto es así, porque las políticas de recortes, privatizaciones y precarización laboral generalizada han sido implementadas por las políticas neoliberales de los gobiernos del PP y del PSOE, y de todos los partidos del Régimen del 78, incluidos los Gobiernos catalanes de ERC y Junts per Catalunya. Es sabido que el primer gran recortador sanitario fue el Gobierno del PSOE de Zapatero con el estallido de la crisis de 2008, aunque las desinversiones y la precarización ya venían desde los Gobiernos de Felipe González y Aznar. Posteriormente el Gobierno de Rajoy acentuó mucho más los recortes. Siendo la situación en concreto en la Comunidad de Madrid de Ayuso especialmente grave en este sentido por tratarse de la Comunidad con menor inversión en atención primaria de todo el Estado y por reducir la ratio coste sanitario/habitante a cantidades muy exiguas y absolutamente insuficientes. Hasta el punto que se calcula un déficit en la Comunidad de Madrid de 10.000 sanitarios para el conjunto de los niveles profesionales.

Además, la situación de implosión sanitaria provocada por la Covid-19 en la Comunidad de Madrid, tras el fuerte impacto de la primera ola y las promesas incumplidas de contratación de personal, se ha agravado y siguen sin ser debidamente atendidas las necesidades sanitarias de cara a evitar miles de muertes por la pandemia, tal y como ocurrió en la primera ola. Así, tras despedir a la mayoría de los miles de trabajadores contratados durante los momentos más duros de esa primera ola, no han sido contratados los rastreadores mínimos necesarios para hacer el seguimiento de la pandemia (se han contratado 661 rastreadores de los 1.200 imprescindibles para el volumen de población de la Comunidad de Madrid), ni se ha reforzado la atención primaria en ningún momento. En este sentido Sanitarixs Necesarixs denuncia que “el 35% de la plantilla del SERMAS es temporal” y que “desde el año 2008 y posteriormente con la implantación laboral de 37,5 horas semanales se han perdido 8.000 puestos de trabajo”. Lo que provoca que haya “jornadas agotadoras, cambios de turno, dificultad para la formación, impedimento para la conciliación.”

Las dificultades para contratar personal dimanan de esta situación y por ello el comunicado de SN incide en que: “tenemos una Atención Primaria abandonada, pérdida de camas, colapso en servicios de urgencias hospitalarias (recordamos que los SUAP -Servicios de Urgencias de Atención Primaria- continúan cerrados), aumento de las listas de espera tanto quirúrgicas como de pruebas y en las citas de los centros de salud; al tiempo que aumentan las derivaciones a la sanidad privada”.

Asimismo, Sanitarixs Necesarixs destaca en el comunicado que: “la venta de la Sanidad y las externalizaciones de servicios está provocando graves repercusiones sobre la calidad existencial, siendo nocivo para la salud tanto de las personas trabajadoras como usuarias del Sistema Sanitario que disponen de un servicio que se está viendo devastado con el paso de los años”. Y por eso remarcan que “reivindicamos políticas que blinden una sanidad 100% pública y que impida a dirigentes sin escrúpulos su venta”.

Por la expropiación de la sanidad privada y la finalización de las derivaciones asistenciales y los recursos públicos hacia el sector privado

La situación de emergencia sanitaria desencadenada por la pandemia hubiera exigido la intervención pública de los recursos de la sanidad privada para atender las imperiosas necesidades sanitarias del conjunto de la población y la muerte de decenas de miles de personas. Algo que ni el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos, ni desde luego el Gobierno de la Comunidad de Madrid de Ayuso, se plantearon en ningún momento. Más bien al contrario, los escasos recursos utilizados de la privada van a suponer una factura pública en favor de la sanidad privada que se calcula alcanzará los 250 millones para el conjunto del Estado y solo en la Comunidad de Madrid se piensa que lleguen a los casi 100 millones de euros.

Otro apartado en el campo del desvío de recursos al sector privado incluiría, por ejemplo, la puesta en marcha del hospital IFEMA en la Comunidad de Madrid del que se ha beneficiado enormemente Florentino Pérez y ha supuesto unos costes, para tan solo dos meses de actividad, similares al coste de un gran hospital durante un año. Ahora, algo similar, es el hospital de pandemias “Enfermera Isabel Zendal” improvisado por Ayuso, que además de innecesario y contraproducente, va a suponer una enorme factura para beneficio de empresas privadas de construcción, además de detraer a cientos de profesionales para cubrir esos puestos en el nuevo hospital. En este sentido SN denuncia en su escrito que: “ha finalizado el plazo de inscripción para el traslado voluntario de personal al hospital Enfermera Isabel Zendal. Y no han podido cubrir sus expectativas. Sin personal no se puede inaugurar. Ahora procederán al traslado forzoso de las distintas categorías contratadas durante el año 2020 por Covid-19 hasta completar sus necesidades. Todo con carácter temporal”.

El comunicado de convocatoria de la concentración finaliza afirmando que Sanitarixs Necesarixs dice “Basta” y que lo “decimos todas las que nos reunimos bajo estas siglas: médicas, celadoras, técnicas auxiliares en cuidados de enfermería-TCAE-, administrativas, personal de mantenimiento, limpieza, cocina, enfermería…todas las que construimos el sistema sanitario, somos necesarias. Y concluye reafirmando “Sanidad 100% pública, de calidad y UNIVERSAL”.

En este empeño debemos confluir el conjunto de la clase obrera y las clases populares auténticas beneficiaras del sistema público de salud y los profesionales sanitarios y no sanitarios del sistema. Para lograrlo hará falta coordinar y unificar las luchas del conjunto del sector sanitario con los barrios obreros y los centros de estudio y trabajo para llevar, además, esa consigna más lejos y alcanzar una sanidad pública, de calidad y universal bajo control de los y las trabajadoras y los y las usuarias para impedir permanentemente cualquier proceso de reprivatización o gestión con criterios de la empresa privada e imposición de los valores de la rentabilidad económica y no sanitaria en su gestión.

Por otra parte, seria trascendente constituir Comités de Defensa de la Sanidad Pública en todo centro sanitario, hospitales y centros de atención primaria, con elección de representantes de los y las trabajadoras y los y las usuarias. Único modo de hacer frente de una manera organizada, unificada, independiente y de clase a la lucha por una sanidad pública 100% y de calidad que, además, termine de una vez con la precarización del personal sanitario y no sanitario de los centros.






Temas relacionados

Colapso sanitario   /   #covid19    /   Isabel Díaz Ayuso    /   Sanidad privada   /   Emergencia sanitaria   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Comunidad de Madrid   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Sanidad   /   Madrid   /   PSOE   /   Partido Popular (PP)   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO