Géneros y Sexualidades

CAMPAÑA CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS:

Sara Povo: "Nuestro nombre es nuestro lema, luchamos por nuestro derecho al pan, pero también a las rosas.”

Entrevistamos a Sara Povo, integrante de Pan y Rosas en Zaragoza. Nos habla sobre la nueva campaña que impulsarán contra las violencias machistas.

Sara Povo

Zaragoza | @sarapovo

Sábado 10 de octubre de 2015

Foto: Pan y Rosas

Cuéntanos el motivo de esta nueva campaña contra las múltiples violencias de género.

Estamos lanzando esta nueva campaña tanto en Zaragoza como en otras ciudades del Estado español, ante una profundización de la violencia hacia las mujeres que tiene su máxima expresión en el aumento del feminicidio.

Para nosotras el asesinato sistemático de mujeres es el último eslabón de una larga cadena de violencias, muchas de ellas invisibles como el maltrato psicológico, la subestimación o el acoso cotidiano. A esto se suma el avance en los recortes de derechos, la falta de educación sexual y las desigualdades hacia las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad que agravan las situación de violencia.

Esta "nueva" campaña es parte de toda una trayectoria de lucha de vuestra agrupación Pan y Rosas. Cuéntanos un poco vuestra historia.

Para mi es emocionante y entrañable hacer memoria de la lucha que históricamente dieron las mujeres en el mundo. Nosotras reivindicamos la lucha de las mujeres rebeldes y revolucionarias y su legado, en la perspectiva de lucha contra el sistema capitalista y el patriarcado. En Pan y Rosas hemos aprendido, convivido y compartido tantos momentos, debates, acciones, con las compañeras del resto del Estado y también con las compañeras de Argentina, Chile, México, brasil, etc.

Pan y Rosas nace en el año 2003 primero en Argentina. Después trascendió fronteras hasta Chile, México, aterrizó en Brasil y hace un tiempo cruzó el continente para llegar al Estado español.

Nuestro nombre es nuestro lema: "Luchamos por nuestro derecho al PAN", contra la precariedad y desigualdad en las condiciones laborales. Contra los recortes en sanidad, en educación y los servicios públicos que lleva a que las cargas familiares y del hogar aumenten y se hagan cada vez más pesadas para las mujeres

¡Pero también luchamos y queremos las ROSAS! Porque la igualdad ante la ley no significa igualdad ante la vida, nosotras nos organizamos por la igualdad ante la vida. Luchamos contra las múltiples violencias hacia las mujeres. En defensa de nuestros derechos conquistados, como el tan elemental derecho al aborto libre y gratuito: ¡en el mundo mueren 70.000 mujeres por año en abortos clandestinos! Así como contra la intromisión de la Iglesia y sus valores reaccionarios en nuestras vidas, en nuestra sexualidad y educación.

¿Como habéis comenzado con esta nueva campaña?

Desde Pan y Rosas venimos desde hace años haciendo todo tipo de actividades, campañas y movilizaciones en las calles, no sólo contra las violencias, sino como te decía, por la conquista y también defensa de los derechos conquistados. Porque consideramos que nada se mendiga, sino que se consigue con la lucha propia de las mujeres organizadas con la movilización en las calles. Ninguna institución del Estado nos regala nada, al contrario, no esperamos nada de estos Gobiernos.

Un ejemplo de ello es el Derecho al aborto. Pan y Rosas desde el Gobierno del PSOE ya comenzó su lucha, de hecho esos fueron nuestros primeros pasos en el Estado español. Recuerdo cómo la iglesia católica con los obispos a la cabeza y las organizaciones “pro vida” comenzaron una ofensiva contra el derecho al aborto con la escusa de una modificación en la Ley en la que se permitía esta a las jóvenes de 16 años.

Nos parecía una escusa porque mas bien era una campaña contra el derecho a que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo. En este sentido nos parecía progresiva la medida porque era una mejora con respecto a lo que había y luchamos con multitud de actividades y acciones contra la ofensiva reaccionaria de la iglesia, pero también pusimos el acento en que esa modificación era insuficiente y que nosotras luchamos por la despenalización de la ley del aborto que también tenía que pasar por acabar con la red privada de clínicas que hacen un negocio de un tema tan serio y difícil para las mujeres.

Después hemos hecho actividades de todo tipo, charlas y presentaciones de libros como en la universidad con el libro de “La mujer, el Estado y la Revolución”, de Wendy Goldman. El libro de “Pan y Rosas”, de Andrea D’Atri o el de “Luchadoras, historias de mujeres que hicieron historia.

Hemos hecho talleres de marxismo y género porque la formación y el debate nos parecen claves para la lucha. En este sentido nos resulta crucial compartir y debatir con organizaciones de mujeres de izquierda nuestras ideas como por ejemplo cuando las compañeras de A Clau Roya nos invitaron al febrero feminista hacer la charla Muller y Revolución”.

Como es lógico hemos participado los 8 de marzo junto a la demás organizaciones de mujeres en las movilizaciones conjuntas desde hace ya años, llevando adelante la campaña contra la ley del aborto del PP con acciones propias, como la campaña de ’selfies’ que se hizo a través de las redes y que trascendió las fronteras, la exposición de fotos que hicimos en la Casa de la Mujer ‘La lucha de las mujeres por el derecho al aborto a lo largo de la historia’. Pero también en unidad de acción con el resto de organizaciones de mujeres con las que luchamos unidas para echar abajo esta ley reaccionaria. También Hemos hecho boletines para difundir nuestras actividades e ideas.

Hoy nos proponemos continuar esta lucha, que viene de años y que queremos profundizar junto las jóvenes, trabajadoras y estudiantes que nos venimos organizando juntas, junto a otros colectivos feministas y organizaciones de mujeres.

¿Cómo se expresa la violencia en la juventud?

Las mujeres de Pan y Rosas consideramos que la falta de educación sexo-afectiva es un grave problema, y que instituciones como las educativas tienen una gran responsabilidad en el aumento de la violencia machista en las adolescentes.

Como venimos denunciando como agrupación, la última Macroencuesta del Instituto de la Mujer dice que un 12,5% de mujeres menores de 16 años han sufrido violencia física o sexual a manos de su pareja o ex pareja. También dice que 7 de cada 10 mujeres –el 67,8%- que sufre violencia machista nunca ha denunciado, bien porque le quitaba importancia, por miedo a represalias o por vergüenza.

Los programas impuestos por el Gobierno y las reformas educativas, la importancia de la religión en la educación, o que la educación sexual no esté en el currículum escolar –y por lo tanto no sea obligatoria- imposibilitan que haya un educación sexo afectiva buena que enseñe valores antipatriarcales.

¿Cómo se plantean luchar contra la violencia machista hacia las mujeres jóvenes? y ¿Cuáles son las acciones que estáis preparando?

Ya desde hace tiempo venimos impulsando diferentes acciones y actividades en los centros de educación secundaria donde planteamos charlas sobre el capitalismo y el patriarcado y su influencia en la juventud, y donde hemos luchado contra la ley del aborto junto a organizaciones estudiantiles como el SEI en Zaragoza por ejemplo durante las luchas contra la LOGSE, entonces participamos de las asambleas por la educación pública y de ellas, salieron resoluciones contra la ley del aborto. Esta unidad en la luchas nos parce imprescindible para enfrentarnos y dar pasos en derrotar el capitalismo y el patriarcado.

En los institutos también luchamos contra el concurso reaccionario del Gobierno de Aragón, a través de su Consejera de Educación Dolores Serrat, que pretendía premiar con 500 euros a quien mejor explicara que porqué no hay que abortar.

Para nosotras la lucha de las mujeres también esta ligada a la educación y la educación debe estar ligada a las demandas históricas de las mujeres para contrarrestar la educación sexista y patriarcal.

Respecto a las mujeres trabajadoras ¿cuál es la perspectiva con la que estáis desarrollando esta campaña?

Desde Pan y Rosas siempre estuvimos apoyando la lucha de las mujeres trabajadoras, es decir, la mayoría de las mujeres. Para nosotras son el eje fundamental y con ellas su unidad con otros sectores hemos ido apoyar las luchas que se han dado en nuestra ciudad, como con las trabajadoras precarias de la limpieza en la sanidad pública, su lucha combativa nos tocó el corazón y peleamos junto a ellas en los hospitales, en sus acampadas donde nos hicimos compañeras, la difundimos con vídeos entrevistas etc.... También hemos estado presente en otras luchas como con las mujeres cuando la huelga de HP, las trabajadoras de Unipost. Así como junto a las trabajadoras de Panrico y Movistar en Barcelona o de Coca Cola en Madrid.

Para nosotras todo lo que hemos hecho y todo lo que hemos contado hasta ahora en esta entrevista no tiene sentido sin pensarlo desde la perspectiva de la mujeres de la clase obrera quienes sufren la violencia laboral, la desigualdad salarial y acoso patronal. Es por eso que está muy presente en nuestra campaña y pensamos llevarla adelante junto a todas estas mujeres trabajadoras combativas con las que nos hemos encontrado en la lucha y también y con todas aquellas que nos encontraremos. Difundiendo la campaña junto a ellas en sus centros de trabajo, impulsando charlas, concentraciones, exposiciones, video-forum etc.

Somos muchas las organizaciones que estamos luchando contra las múltiples violencias machistas, por eso creemos que es fundamental unirnos en un gran movimiento junto a todos los colectivos feministas y de mujeres que vienen luchando y movilizándose en las calles. Ya tenemos varias “citas de lucha”, porque nos veremos el 7N en Madrid y el 25N en las calles, para continuar juntas la lucha contra el capitalismo y su gran aliado, el sistema patriarcal.






Temas relacionados

Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO