Política Estado Español

MONARQUÍA

Se cumple un año de la fuga del rey emérito entre impunidad, lujo y corrupción

Se cumple un año de la huida del rey emérito a Abu Dhabi ante la idea de que pudieran investigar el origen de su fortuna frente a los casos de corrupción relacionados. En este año el Gobierno se ha dedicado a dar un total de 0 motivos para preocuparse a la Monarquía y pagar sus gastos.

Miércoles 4 de agosto | 13:18

Power, Corruption & Lies (Poder, Corrupción y Mentiras) no sólo es el segundo álbum de estudio de la banda New Order, sino también el resumen del primer año del rey emérito Juan Carlos, cuyos millonarios casos de corrupción continúan apareciendo mientras seguimos pagando la cuenta de su huida a una isla de lujo en Abu Dhabi.

Estas semanas aparecieron dos nuevas cuentas en Suiza y Panamá, que esconderían 100 y 65 millones de euros del rey emérito, cuya fortuna personal ya en 2012 el New York Times estimaba en 1800 millones de euros. Estos dos nuevos casos corrupción de la Monarquía suman a una lista interminable conforme va apareciendo información nueva y, a pocas semanas del escándalo que relaciona el origen de la fortuna del rey con la venta de armas a países árabes a través de una empresa opaca con fondos públicos.

Otra más: descubierta una nueva cuenta en Suiza vinculada a Juan Carlos I

En este primer aniversario del "coge el dinero y corre" del emérito, Unidas Podemos decidió hacer un gesto de republicanismo de tuit, a través de la cuenta de su secretaria general Ione Belarra, señalando como responsables de la impunidad del rey a "quienes impiden sistemáticamente que el Parlamento pueda conocer las actividades presuntamente ilícitas de la Corona".

Ya son 14 los intentos de investigar las cuentas del rey tumbados en el Congreso con los votos no sólo de VOX o PP, sino también de su socio de gobierno, el PSOE, que hoy aprovechaba para reiterar su "reconocimiento a la orientación que le está dando el rey Felipe VI a la Casa Real en materia de transparencia".

Es imposible investigar la corrupción de la Monarquía sosteniendo al mismo tiempo un Gobierno encabezado por un partido garantiza su impunidad, el PSOE. En consecuencia, este tipo de peticiones así planteadas por estos partidos no van más allá de un brindis al sol.

Pero el problema de la Monarquía no es sólo su evidente corrupción, sino que se trata de una institución reaccionaria y antidemocrática, garante de los negocios imperialistas del Estado español y de los intereses del IBEX35. Una monarquía preservada y amparada por todo el Régimen, empezando por el Gobierno “progresista” del PSOE y Unidad Podemos.

Realeza europea: ¿quién sostiene a esta herencia medieval?

La Corona es uno de los pilares del Régimen del 78 y un magnífico representante de los intereses capitalistas e imperialistas de los grandes empresarios españoles, de cuyos negociados salían las “mordidas” que recibía el emérito. Por ello no puede albergarse ninguna confianza en que desde las propias instituciones del Régimen vaya permitirse ningún tipo de consulta democrática respecto a la monarquía, igual que no se permite respecto a otras cuestiones como es la autodeterminación de los pueblos o medidas que afectan al bienestar material de la mayoría del pueblo trabajador.

Es necesario derribar este régimen podrido y hacer caer a la monarquía no sólo por corrupta, sino porque se trata de una institución reaccionaria al servicio del IBEX35. No tenemos ninguna confianza en este gobierno ni en las instituciones del régimen a la hora de juzgar a la monarquía y permitir una consulta democrática; es necesario impulsar una fuerte movilización social desde la autoorganización obrera y popular para imponer un referéndum vinculante sobre la monarquía y procesos constituyentes en todo el Estado para decidirlo todo.






Temas relacionados

Juan Carlos I (rey emérito)   /   Política Estado Español   /   Rey    /   Monarquía   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO