×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Se desconvoca la huelga de Handling de Ryanair debido a los servicios mínimos impuestos por el Gobierno

El sindicato USO desconvoca la huelga, acusando al Ministerio de imponer unas condiciones “abusivas e inviables”

Carlos Rubio

Lunes 31 de octubre de 2022
Facebook Twitter

El sindicato del sector aéreo USO ha desconvocado la huelga de los trabajadores de “handling” o asistencia en tierra, que integraba a todos los trabajadores de la plantilla del grupo Azul Handling - Ryanair DAC e Ihandling Aviation Airlines Airport y que abarcaba 22 aeropuertos españoles.

La huelga, prevista para este puente de Todos los Santos y con expectativa de que durase todos los fines de semana y festivos, desde el 28 de octubre hasta el 8 de enero de 2023, se ha desconvocado unas horas antes tras conocer el decreto de servicios mínimos del Ministerio de Transporte y Agenda Urbana. Según el sindicato, la resolución del Ministerio “imposibilitaba a los trabajadores poder realizar la huelga”, dado que los servicios mínimos impuestos permiten el libre servicio, obligan a trabajar a casi toda la plantilla y, por tanto, dejan la huelga como algo prácticamente simbólico.

Desde 2020 el convenio regulador de las condiciones laborales del personal de tierra en el grupo Azul Handling, que hace servicios para Ryanair y a sus aerolíneas subsidiarias (Lauda Air, Malta Air, Buzz...) no ha cambiado, habiendo enormes carencias en prevención de riesgos laborales o turnicidad, junto con demandas salariales insatisfechas tras la subida rampante de los precios. La huelga preveía unirse a la huelga ya convocada de trabajadores de cabina (TPC) de Ryanair junto con Sitcpla, que comenzó el pasado 24 de junio y ha logrado extenderse hasta enero de 2023.

Desde un comienzo, la huelga anticipaba dificultades, dado el enfrentamiento con la empresa y con las burocracias sindicales. CCOO decidió no secundar la huelga en este sector, tras firmar un preacuerdo con Ryanair para la huelga de tripulantes de cabina, que además de no ser representativa para las demandas que se proponían, ni siquiera planteaba mejoras en los sectores ligados a la empresa o las subcontratas, que en última instancia hacen la mayor parte del “trabajo sucio” de la aerolínea.

Esto involucra los servicios de asistencia en tierra tanto a aviones como a pasajeros: desde facturación, mercancías, colocación y retirada de pasarelas o correo. llevó a que la huelga pudiera plantearse parcialmente y no en los 22 aeropuertos españoles en los que opera la aerolínea irlandesa.

Tras imponer el Ministerio el convenio de servicios mínimos que debían realizar, el sindicato USO planteó que la huelga era inabarcable con esas condiciones y pretenden impugnar el convenio por vulnerar derechos fundamentales. "El Ministerio de Transportes parece estar más interesado en proteger los intereses de empresas que vulneran los derechos de los trabajadores que de respetar el derecho fundamental a huelga de los trabajadores", declaran fuentes del sindicato.

Este caso no es excepcional. Ya son varias las huelgas en el Estado Español que unas horas o días antes son desconvocadas, o bien por haber un pacto previo con la patronal, o bien por presiones y artimañas tanto de las fuerzas políticas competentes, como de la empresa y las burocracias sindicales.

En el mismo sector, en la aerolínea española Vueling, donde los trabajadores convocaron huelga hace unos escasos días, se prevé garantizar alrededor de un 90% de los vuelos programados. Esto deja una convocatoria de huelga en algo simbólico si las plantillas no se rebelan y dejan de cumplir la exigencia de servicio. Ante el abuso patronal y la alfombra roja del Gobierno, solo la autoorganización en estos sectores, puede plantar cara a la empresa y que se logre parar el servicio por completo, poniendo contra las cuerdas a la empresa con sus pérdidas para ganar el conflicto.

Las condiciones que hace frente la clase trabajadora y más concretamente, este sector, tras años de precariedad y temporalidad afrontadas por medidas neoliberales; tras una pandemia que ha sumado recortes, ERTEs, EREs y despidos colectivos, pese a recuperarse la demanda; y una inflación acumulada en dos años de más del 16%, sin una subida de salarios que recupere el poder adquisitivo perdido; son absolutamente asfixiantes.

Sin embargo, mientras que, en otros países de Europa proliferan las huelgas en múltiples sectores, en donde los transportes y el sector aéreo son claros protagonistas, en el Estado Español toman rumbos dispares. Comienza a haber algunas victorias, como en el caso de los trabajadores del TMB de Barcelona, que han ganado un aumento salarial que casi iguala la subida de precios.

Pero el papel del Gobierno desde los Ministerios y de las burocracias sindicales ligadas al mismo, supone un bloqueo a la libre organización de los trabajadores, a la unión de luchas entre sectores, a llevar las demandas hasta el final y en última instancia, a defender los derechos de la clase trabajadora.


Facebook Twitter

Carlos Rubio

Madrid

Trabajadores de todas las categorías de la Atención Primaria en Madrid protagonizan una jornada de paros y movilizaciones

Trabajadores de todas las categorías de la Atención Primaria en Madrid protagonizan una jornada de paros y movilizaciones

La subida del SMI es realmente mucho menor de lo anunciado

La subida del SMI es realmente mucho menor de lo anunciado

#ForoID en Madrid: “En defensa de la sanidad, los servicios públicos y nuestros salarios: ¿Cómo coordinamos todas las luchas?”

#ForoID en Madrid: “En defensa de la sanidad, los servicios públicos y nuestros salarios: ¿Cómo coordinamos todas las luchas?”

Madrid #2F: paros en todas las categorías de Atención Primaria de los centros de salud

Madrid #2F: paros en todas las categorías de Atención Primaria de los centros de salud

En 2022 los salarios de convenio solo aumentaron un 2,8% frente al 8,4% de inflación

En 2022 los salarios de convenio solo aumentaron un 2,8% frente al 8,4% de inflación

Estas fueron las principales luchas obreras de 2022: un punto de apoyo para las de 2023

Estas fueron las principales luchas obreras de 2022: un punto de apoyo para las de 2023

CCOO y UGT firman un pésimo preacuerdo del convenio de Telemarketing a espaldas de los trabajadores

CCOO y UGT firman un pésimo preacuerdo del convenio de Telemarketing a espaldas de los trabajadores

Los y las trabajadoras jóvenes cada vez más pobres ¿Y el “otoño caliente” de CCOO y UGT?

Los y las trabajadoras jóvenes cada vez más pobres ¿Y el “otoño caliente” de CCOO y UGT?