Política Estado Español

REAL CORRUPCIÓN

Siguen los escándalos del emérito: un fiscal suizo encuentra otra cuenta vinculada a Juan Carlos en Andorra

El fiscal suizo que está investigando la fortuna del rey emérito ha encontrado una nueva cuenta vinculada a las empresas de Juan Carlos, que habría sido cerrada en 2016, tras estar en funcionamiento una década. El Rey habría estado controlando esta cuenta a través de una sociedad llamada Stream S.A. con sede en Panamá, que no fue disuelta hasta el 4 de mayo de este año.

Irene Olano

Madrid

Martes 15 de junio | 10:43

El fiscal suizo Yves Bertossa ha encontrado una cuenta abierta en Andbank a través de una transferencia de la Fundación Zagatka, entidad de Álvaro de Orleans-Borbón, un primo lejano del rey del que se conoce que pagó viajes de Juan Carlos por valor de ocho millones de euros. El propio emérito reconoció esta información con la segunda declaración voluntaria que hizo en concepto de pagos en especie; una estrategia más para blanquear su deteriorada imagen y evitar las multas.

Juan Carlos, que lleva 318 días fugado en Arabia Saudí y sigue utilizando la estrategia de declarar voluntariamente parte del dinero defraudado como forma de evitar las sanciones que se le impondrían por estafar a Hacienda. Estas podrían ascender a más de 27 millones de euros, mucho menos que la cantidad que está declarando y pagando. Esta regularización progresiva, además, se está haciendo mediante las donaciones de numerosos amigos y allegados del rey, incluido Álvaro de Orleans-Borbón, gestor de la ya mencionada Fundación Zagatka. Por tanto, no se trata de que el emérito se esté poniendo al día con el fisco, sino más bien que está utilizando su extensa red de contactos para ir declarando una pequeña parte de lo sustraído al Tesoro Público.

La noticia se conoce el mismo día que la Junta de Andalucía le otorga a su hijo, el Rey Felipe VI, la Medalla de Andalucía, un premio inexistente hasta ahora que pretende premiar “los valores que permiten vivir en libertad”. En realidad, se trata de otra estrategia de las instituciones del Estado Español para blanquear la imagen de una corona cada vez más repudiada por la ciudadanía.

La entrega de la Medalla, que ha tenido lugar en el Salón de los Espejos del Palacio de San Telmo -el más lujoso de la Presidencia andaluza-, se entrega al Rey por su compromiso con la “concordia y la unidad de España”. Una broma de mal gusto si tenemos en cuenta que la actitud del rey desde el 1-O hacia Catalunya ha sido de desprecio absoluto a la autoorganización ciudadana y de fomento de la brutal represión del Estado.

Hay que terminar con esta casta corrupta, reaccionaria y medieval que no eligió nadie. La lucha por la apertura de procesos constituyentes para acabar con la monarquía y decidirlo todo está mas vigente que nunca.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO