Trata de personas

Sin agua, sin luz y un capataz armado: rescatan a trabajadores rurales en Entre Ríos

Los trabajadores oriundos de Misiones, estaban sometidos a condiciones inhumanas, sin agua, sin baños, sin luz, sin un lugar para higienizarse. A dos de ellos les retenían sus DNI y el capataz armado con armas de fuego efectuaba disparos al aire y los amenazaba con despedirlos si pedían tener algún descanso. En pleno Siglo XXI la trata de personas con fines de explotación laboral es una realidad al amparo del Estado.

Miércoles 8 de septiembre | 10:11

Fotos: Fiscales.org

Una especie de carpas hechas con bolsas de consorcio sostenidas con palos, sin agua potable, sin baños, sin luz, sin elementos de seguridad ni primeros auxilios. Un capataz armado que respondía a los pedidos de tener un descanso con amenazas.

Esta descripción parece propia de lo que sucedía durante la esclavitud, pero es de apenas unos días en un campo llamado “La Negrita”, dedicado al raleo de eucalipto en Concordia, provincia de Entre Ríos. El 1º de septiembre fueron rescatados 12 trabajadores que estaban sometidos a estas condiciones.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Empresarios-rurales-fueron-procesados-por-trata-de-personas-en-Buenos-Aires-y-Corrientes

Los trabajadores rescatados denunciaron que eran obligados a trabajar de sol a sol y que el pago acordado con el capataz era de $200 la hora o $65 por poste por trabajos como raleo, desmonte, pelado de eucalipto y traslado de maderas, pero nunca recibieron nada y además les aseguraron que cuando cobraran, les descontarían la mercadería que consumieran, como sucede siempre en estos casos. Todas las víctimas son de Misiones y en situación de vulnerabilidad.

Los procedimientos fueron ordenados por el Juzgado Federal N° 1 de Concepción del Uruguay y en la causa interviene la Fiscalía de Primera Instancia de esa ciudad, a cargo de Josefina Minatta.

Cerca de las carpas se encontraron nueve machetes, tres motosierras, seis hachas y dos palas. En un lugar más alejado, dos camiones Mercedez Benz, dos acoplados, una máquina marca Fiat utilizada para levantar postes de gran dimensión y peso y un tanque cisterna, todo ellos sin medidas de seguridad.

Al momento de la identificación, dos de los trabajadores manifestaron que el capataz, individualizado como J.M.M., tenía retenidos sus documentos nacionales de identidad sin motivo alguno y que el hombre tenía armas de fuego, con las cuales efectuaba disparos al aire, y amenazaba con despedirlos si ellos planteaban la posibilidad de tener algún descanso. El capataz fue detenido pero nada se sabe de los dueños del campo.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Tradiciones-diez-rebeliones-obreras-por-las-horas-de-trabajo-y-el-tiempo-libre

Pero este no es un caso aislado. En la misma provincia se realizó otro allanamiento en el aserradero “Capitán Rojas”, donde pudo confirmarse la misma situación respecto a otros 17 trabajadores.

En la provincia de Buenos Aires, en Corrientes, en el norte, en el sur todo esto está a la vista de burócratas sindicales, fiscales, jueces y otros funcionarios, que dejan hacer a los empresarios lo que les venga en gana con tal de garantizar sus ganancias. Al amparo estatal, la trata con fines de explotación laboral se repite y extiende en todo el país.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Piden-procesar-a-empresarios-por-la-explotacion-de-237-trabajadores-en-campos-bonaerenses






Temas relacionados

Trata de personas   /   Explotación laboral   /   Concordia    /   Trabajadores rurales   /   Explotación   /   Campo   /   Mundo de [email protected] [email protected]

Comentarios

DEJAR COMENTARIO