Internacional

PORTUGAL GOBIERNO

Sin solución de gobierno, el presidente luso se reunirá con todos los partidos la próxima semana

El jefe del Estado portugués, Aníbal Cavaco Silva, anunció este jueves que se reunirá con todos los partidos políticos con asiento parlamentario durante los días 20 y 21 de octubre, a la espera todavía de una solución de Gobierno.

Viernes 16 de octubre de 2015

Foto EFE/Joao Relvas

El presidente tomó esta decisión una vez concluido el escrutinio final de las elecciones legislativas, que acabó a última hora del miércoles -pese a que los comicios se realizaron el pasado día 4- con el recuento de los votos emitidos en el extranjero.

De los cuatro escaños a decidir por los portugueses que residen fuera del país, tres fueron para los conservadores y uno para los socialistas, lo que reforzó la victoria de los primeros.

La coalición de centroderecha encabezada por el primer ministro en funciones, Pedro Passos Coelho, obtuvo finalmente 107 diputados, lejos de los 116 que dan la mayoría absoluta con la que sí contó en su primera legislatura.

Los socialistas quedaron segundos con 86 asientos, aunque de llegar a un acuerdo con los marxistas del Bloque de Izquierda y con el Partido Comunista (19 y 17 escaños, respectivamente) podrían contar con mayoría absoluta.

Aunque Cavaco Silva ya ordenó oficialmente a Passos Coelho negociar en calidad de candidato más votado con el resto de fuerzas -en la práctica sólo los socialistas podrían darle su apoyo-, por el momento no existe consenso que garantice que vuelve a formar Gobierno.

Por el contrario, las conversaciones tripartitas entre socialistas, marxistas y comunistas avanzan, aunque todavía falta definir los términos de un hipotético acuerdo.

Passos Coelho, al frente de la coalición conservadora que ganó las elecciones, ofreció algunas concesiones a los socialistas para lograr un pacto de gobierno. Desde la izquierda, el Bloco también ofrece al PS su apoyo para formar gobierno. Sin embargo, las negociaciones continúan y todavía no hay solución de gobierno.

En este incierto escenario político, el criterio de Cavaco Silva se antoja fundamental para resolver el "impasse", ya que entre las competencias del jefe del Estado está la de dar posesión al Gobierno.

Lo que suceda en Portugal los próximos días es observado de cerca en el Estado español, donde las elecciones de diciembre también abrirán el juego a pactos y coaliciones de gobierno.

Ya sea un gobierno de gran coalición (conservadores-socialistas) o un gobierno liderado por los social liberales del PS, difícilmente la solución política que resulte de las negociaciones será una alternativa de fondo para los trabajadores y el pueblo de Portugal, que viene pagando los costos de la crisis desde hace siete años.






Temas relacionados

Portugal   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO