Deportes

Crisis en la UEFA

Superliga: ¿cisma del fútbol europeo o maniobra de clubes ricos para exigir más ganancias?

El presidente del Real Madrid es vocero de 12 clubes poderosos de Europa que este domingo anunciaron una nueva competencia por fuera de UEFA y FIFA, que anticiparon sanciones.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Lunes 19 de abril | 18:01

Expresiones de disgusto de la hinchada en las afueras del estadio Anfield Road de Liverpool por la decisión de formar parte de la Superliga junto a clubes poderosos de Europa.

El fin de semana se produjo un sacudón en el fútbol mundial: un conjunto de los clubes más poderosos de Europa (en cuanto a presupuesto) dieron a conocer que impulsarán una nueva competencia continental llamada Superliga en la cual competirán entre ellos junto a otros clubes invitados totalizando 20. Milan, Inter de Milán y Juventus del fútbol italiano, Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham del fútbol inglés y FC Barcelona, Real Madrid y Atlético Madrid del fútbol español, “se han unido como clubes fundadores” explicaron en simultáneo en un comunicado publicado ayer. El poderoso empresario Florentino Pérez, presidente del Real Madrid fue elegido presidente de la coalición y se erigió como vocero oficial, por el momento.

Infografía: sitio globalonet.com
Infografía: sitio globalonet.com

Ante el anuncio, tanto la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) como la unión de federaciones europeas (la UEFA) amenazaron a los díscolos con eventuales sanciones como prohibir la participación en competencias oficiales tanto a clubes como a futbolistas que disputen esa competencia no autorizada: eso incluye Champions League, Europa League y Mundial de clubes, como eliminatorias mundialistas y Copa del Mundo a nivel selecciones. El costo de escindirse de las instituciones oficiales del fútbol y devaluar sus competencias podría ser muy alto.

Algunos clubes importantes del continente como el PSG francés o los alemanes Bayern Münich y Borussia Dortmund ya anunciaron que no se plegarán a la iniciativa que encabeza el Real Madrid y que perjudica a federaciones más débiles como la de Portugal, por poner un ejemplo.

"El amor de la clase obrera por el juego, arruinado por la codicia y la corrupción", dice la bandera con la que recibieron al plantel de Liverpool en la tarde del lunes.
"El amor de la clase obrera por el juego, arruinado por la codicia y la corrupción", dice la bandera con la que recibieron al plantel de Liverpool en la tarde del lunes.

Mientras tanto las reacciones de las hinchadas no se hicieron esperar, especialmente las que tienen mayor tradición de protesta contra la injerencia empresarial en el fútbol: en Anfield Road, estadio del Liverpool, aparecieron banderas negras con la leyenda “Shame of You. R.I.P. LFC 1892-2021” (“Avergonzado de ustedes, QEPD Liverpool FC 1892-2021”) y en el partido en el que en la tarde de este lunes empató 1-1 con Leeds United, el equipo visitante salió a la cancha con remeras que decían “Earn It, Football is for the fans” (“Gánenselo -por la clasificación a copas, NdeR- El fútbol es para los hinchas”).

Camiseta con la que salió a la cancha el plantel de Leeds United: "El fútbol es para los hinchas".
Camiseta con la que salió a la cancha el plantel de Leeds United: "El fútbol es para los hinchas".

Algunas figuras como el exjugador del Manchester United y de la selección inglesa Gary Neville pusieron el grito en el cielo: “Los dueños de Liverpool fingen lo de ‘You never walk alone’ (Nunca caminas solo), el club del pueblo, el club de aficionados. Manchester United, 100 años de historia surgidos de los trabajadores de aquí. ¿Y están entrando en una liga sin competencia? Estoy más disgustado con el Manchester United y el Liverpool. Es una absoluta vergüenza y, honestamente, tenemos que recuperar el poder en este país de los clubes en la cima de esta liga y eso incluye a mi club. Ellos, los dueños de los clubes, son impostores. Los dueños de estos clubes, los dueños del Liverpool, los dueños del Chelsea, los dueños del Manchester City, no tienen nada que ver con el fútbol en este país. Restarles todos los puntos mañana, ponerlos al final de la liga y quitarles el dinero. Tienen que estampar esto. Es criminal. Es un acto criminal contra los fanáticos del fútbol en este país”, declaró a la cadena de televisión Sky Sports.

También repercutieron las opiniones de Ander Herrera, estrella del París Saint Germain y de la selección española, que posteó en sus redes sociales: “Me enamoré del fútbol popular, del fútbol de los aficionados, del sueño de ver al equipo de mi corazón competir con los más grandes. Si esta Superliga europea avanza, se acabaron esos sueños. se acabaron las ilusiones de los aficionados de los equipos que no son gigantes de poder ganarse en el campo el competir en las mejores competiciones. Amo el fútbol y no puedo quedarme callado ante esto. Creo en una Champions League mejorada, pero no en que los ricos roben lo que el pueblo creó, que no es otra cosa que el deporte más bonito del planeta”, señaló.

¿Golpear para negociar o verdadero hito en el fútbol mundial?

Ante la auténtica revuelta que se suscita por estas horas en todo el mundo del fútbol cabe preguntarse si el movimiento audaz de los 12 clubes más ricos de Europa encabezados formalmente por Florentino Pérez y Andrea Agnelli (presidente de Juventus y de FIAT) realmente prosperará pese a las consecuencias que puede acarrear no sólo para estos clubes sino para el fútbol mundial: los clubes más poderosos tienen planteles multinacionales con futbolistas que pertenecen a selecciones de todo el mundo y que verían peligrar su participación en un Mundial si el tironeo con FIFA deriva en una guerra abierta. La aún no nacida Superliga podría resultar muy rentable en lo económico (los “clubes fundadores” recibirían 3.500 millones de euros cada uno con el aporte financiero del grupo JP Morgan, bastante más que los 3.200 millones que recibieron en concepto de derechos de televisación) pero podría ser una catástrofe en lo deportivo, habida cuenta de que no habría una clasificación a esta competencia sino que sería con elenco estable (los 12 clubes actuales o 15 que calculan sumar para configurar el grupo permanente de equipos más 5 invitados) con lo cual la realidad deportiva de cada equipo no tendría ninguna importancia.

Pero lo llamativo del anuncio coordinado entre los clubes también da lugar a algunas sospechas: ¿no es probable que la rimbombante creación de la Sueprliga europea se trate simplemente de una “bravuconada” para negociar mayores tajadas de la torta que reparten la UEFA y la FIFA? Por el momento, ambos organismos se mantienen firmes pese a que también sería un problema un Mundial de selecciones sin figuras como Messi, Cristiano Ronaldo, Salah o De Bruyne. Pero las instituciones clásicas que rigen al fútbol pareciera que tienen mayor poder de fuego en esta contienda. En el transcurso de los días se irá develando el misterio.






Temas relacionados

UEFA   /   Florentino Pérez   /   Juventus de Italia   /   Liverpool FC   /   FIFA   /   Real Madrid   /   UEFA Champions League   /   Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO