Juventud

GALICIA

Surge una nueva organización para unificar la lucha estudiantil gallega

El proyecto, autodenominado “Asembleias de base”, tiene como objetivo la creación de una “organización estudiantil de masas” que haga frente, mediante la movilización social, al plan de ajuste y recortes que sufre en el último tiempo el estudiantado gallego, así como al ataque españolista hacia la lengua gallega.

Jacobo A. García

@Jacobscarface

Miércoles 30 de septiembre de 2015

Foto Facebook Assembleias de base

Las organizaciones nacionalistas (LEG, Agir y Comités) son las principales impulsoras de este proceso. Con esta declaración se prevé su disolución para facilitar la lucha estudiantil unitaria y crear una organización que sume la fuerza de estudiantes de secundaria y universidad, con objetivos similares, como la derogación de la LOMCE o la paralización del 3+2 y la estrategia universitaria 2020.
Asimismo, han realizado un llamamiento al resto de organizaciones y sectores independientes para conseguir más apoyos en una construcción más amplia.

La primera reunión se realizó en Santiago de Compostela, con una asistencia cercana a las 200 personas. Esta ciudad ha sido el principal núcleo de movilización estudiantil, con asambleas de centro en cada facultad permanentes con numerosa afluencia.

También se realizó una reunión en Vigo, donde la asistencia fue más moderada, de entorno a unas 30 personas. Estas fueron las primeras de una serie de asambleas que se realizarán en los principales núcleos de población gallegos.

La asamblea de Vigo

La asamblea de Vigo del nuevo movimiento, permite conocer los puntos más importantes que plantea “Asembleas de base” y por qué puede ser útil para el movimiento de lucha estudiantil.

En su manifiesto nacional se reconoce la defensa de los derechos nacionales de Galicia y la apuesta por la soberanía nacional, una forma de organización asamblearia, la definición feminista para la superación del sistema patriarcal y una centralidad en la movilización social para conseguir los objetivos que se marque el estudiantado gallego. Éstos son: la gratuidad de los estudios universitarios y anulación de las tasas, el aumento del presupuesto de becas y ayudas, la supresión de la financiación pública a los centros concertados, la democratización de los órganos de gobierno de las universidades (para que exista una mayoría estudiantil), la apuesta por una plena normalización lingüística del gallego en todos los niveles de enseñanza, la eliminación de la selectividad y la consecución de una educación científica y racional, que promueva el espíritu crítico, así como una educación antipatriarcal, para eliminar definitivamente los roles de género en nuestra sociedad.

Cabe destacar que también se trató un tema de especial importancia para el estudiantado en Vigo: la demanda de un transporte público para desplazarse a la Universidad, gratuito, con más frecuencia de autobuses y con medidas de seguridad apropiadas. De hecho, no es la primera vez que explota el motor de algún vehículo de la compañía de autobuses local Vitrasa, cuando había gente dentro, desplazándose hacia o desde la Universidad. Incidentes que afortunadamente no produjeron víctimas.

En dicha reunión asistieron miembros de distintas organizaciones estudiantiles y juveniles, adscritas a partidos políticos de la izquierda gallega (Anova, BNG) o no, que manifestaron su acuerdo con el manifiesto y los objetivos del proyecto, que pretende construirse como el referente del movimiento estudiantil.

Pudiera parecer que 30 personas es una cifra modesta para una organización que pretende asumirse “de masas”, pero teniendo en cuenta la crisis del movimiento estudiantil en Vigo en el último tiempo, es positivo que organizaciones de tradiciones ideológicas diversas y sectores independientes sumen fuerzas para conquistar fines comunes.

Se abre pues, desde este momento, un escenario más favorable para la lucha de los estudiantes por sus derechos. Pero también se abren retos sobre las tácticas a seguir y en relación a la realización de un programa más detallado de reivindicaciones.

El impulso firme de la lucha por las demandas estudiantiles, pero también hacia la superación del sistema actual de educación, al servicio de las élites económicas y dirigido desde Madrid, en aras de aportar a la construcción de un sistema educativo al servicio de la clase trabajadora y los sectores oprimidos, que rompa con el atraso patriarcal y asuma los derechos nacionales y lingüísticos gallegos, son algunos de estos desafíos.

Sin lugar a dudas grandes objetivos que sólo podrán conseguirse mediante la movilización social continuada, la organización horizontal de los y las estudiantes y la juventud. Con un programa de lucha decidido en asamblea, y con una hoja de ruta independiente de las cúpulas de la burocracia sindical traidora (CCOO y UGT), así como de los ritmos electorales y las limitaciones de la democracia parlamentaria.

Por este camino, seguramente, volverán a tener lugar en Galicia numerosas y combativas huelgas estudiantiles que hagan temblar a los poderosos. Y más aún si esta nueva iniciativa de organización estudiantil busca unificarse con el resto de luchas, como las huelgas obreras o la lucha contra la privatización sanitaria.

La juventud obrera y estudiantil es el futuro de nuestro pueblo. Podemos tener como perspectiva seguir aumentando los beneficios económicos de nuestros jefes, o podemos poner en cuestión el dominio de políticos corruptos y explotadores capitalistas. No han sido pocas las veces que se ha levantado este sector social y ha iniciado importantes procesos de lucha. En Galicia y en el mundo, nuestra determinación puede acabar con la penosa situación que se nos impone. Juntos, la clase trabajadora, las mujeres y la juventud.






Temas relacionados

Galicia   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO