×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Trabajadoras de residencias: “Nosotras les cuidamos. Vosotros les robáis”

Tras dos años de protestas de las trabajadoras de las residencias de Euskadi, desde el pasado martes 23 de diciembre han convocado una huelga en Álava, adelantando un intenso 2021 de movilizaciones si no se cumplen sus reivindicaciones.

Cynthia Luz Burgueño

Sábado 2 de enero de 2021
Facebook Twitter

“Desde el inicio de la pandemia, hemos visto como nuestros mayores nos dejaban o han envejecido como si hubieran pasado 5 años. En soledad, sin poder acompañarlos. Eso es una carga que las trabajadoras no podemos soportar más”, denuncian las trabajadoras en un comunicado conjunto.

El pasado 23 de diciembre, ha tenido lugar una nueva jornada de huelga en el sector de las Residencias privadas de Álava en defensa de un convenio digno, convocada por los sindicatos ELA, LAB, UGT y CCOO. Las trabajadoras anuncian que esta convocatoria no es la primera ni será la última, “avisamos, las movilizaciones no van a parar, las vamos a intensificar de cara al año 2021. Las trabajadoras de residencias hemos venido a luchar hasta tener un sector con condiciones dignas y de calidad, y no vamos a parar hasta lograrlo!!!”.

“Nosotras les cuidamos” , pero tal como denuncian las trabajadoras que cuidan a las personas mayores o dependientes, lo hacen en condiciones laborales precarias y bajo jornadas de extrema explotación; cuestión que durante la pandemia se ha evidenciado de manera exponencial.

“Trabajamos 1.792 horas al año, por menos de 1000 euros al mes. Las empresas no cumplen con los calendarios anuales y sufrimos cambios de turno de última hora. A veces doblamos turnos y no se respetan los horarios de descanso establecidos por ley”, explican.

Esta no es la primera huelga que realizan las plantillas de las residencias. Hace más de dos años que las trabajadoras se vienen movilizando por un convenio provincial que transforme las condiciones laborales. Entre las últimas huelgas, las más recientes fueron los pasados 7 de octubre y 11 y 25 de noviembre de 2020.

“Vosotros les robáis” , porque son innumerables las denuncias de las trabajadoras sobre cómo influye la precariedad laboral en la calidad de un servicio esencial, que debería ser público, gratuito y universal. Un servicio que debería estar garantizado por el Estado y no por las empresas que lucran con las personas mayores, sin importar que la precariedad hacia las trabajadoras incide dramáticamente en la atención a las personas.

“No trabajamos con máquinas, trabajamos cuidando personas que necesitan de una atención cercana, que no se la podemos dar. Apenas tenemos tiempo para asearles y darles de comer. Tenemos que dejarles a medias en sus conversaciones, porque tenemos que elegir entre conversar o asear a su compañero o compañera de habitación”, y explican las consecuencias para la salud de la plantilla, provocando una fuerte carga física pero también emocional y psicológica.

Los sindicatos convocantes instan a las empresas a que se coordinen como una patronal, para de este modo iniciar una negociación de convenio. Y exigen al diputado general, Emilio Sola, y al gerente del Instituto Foral de Bienestar Social, Patxi Antón, a que asuman su responsabilidad ya que son las instituciones las que dan financiación a las residencias privadas y, por tanto, avalan la precariedad de las trabajadoras y del servicio a las personas usuarias.

“Diputación es la financiadora de las residencias privadas, ellos son los responsables del negocio que se ha creado en el sector de residencias, donde unos se enriquecen, mientras las trabajadoras no llegamos a fin de mes y los residentes quedan desatendidos”, continúan en su comunicado.

Estos sindicatos han anunciado que las movilizaciones continuarán y se intensificarán durante el año próximo, en el caso de que Diputación y la patronal sigan desoyendo las reivindicaciones de las trabajadoras.

También en Gipuzkoa las trabajadoras han protagonizado una huelga de 246 días para negociar el convenio de residencias de la provincia. Aún así, ni la Diputación ni la patronal han dado pasos en la renovación de dicho convenio y los sindicatos también anuncian la convocatorias de más jornadas de huelga y exigen que la Diputación “deje de actuar dando cobertura a las empresas del sector y ningunee una y otra vez a las trabajadoras del sector”.

Te puede interesar: “La vida es lucha”, el libro de las huelguistas de las residencias de Bizkaia


Facebook Twitter

Cynthia Luz Burgueño

Doctora en Historia en la Universidad de Barcelona (UB), especializada en clase trabajadora durante el franquismo y la Transición. Escribe sobre marxismo y lucha de clases, género y clase, precariedad y feminización del trabajo. Ha sido curadora de la exposición «Las Kellys. Lucha de mujeres en la Barcelona precaria», en La Virreina-Centre de la Imatge. Es coautora del libro «Patriarcado y Capitalismo. Feminismo, clase y diversidad» (AKAL), 2019. Comité Editorial de IzquierdaDiario.es. y escribe en 'Contrapunto'.

Derecha religiosa realiza “terapias de conversión” en Costa Rica

Derecha religiosa realiza “terapias de conversión” en Costa Rica

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

A este ritmo, se necesitarían 132 años para cerrar la brecha mundial entre los géneros

A este ritmo, se necesitarían 132 años para cerrar la brecha mundial entre los géneros

Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

394 muertes laborales en el primer semestre de 2022: 60 más que el año pasado

394 muertes laborales en el primer semestre de 2022: 60 más que el año pasado

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores