×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Trabajadores de la recogida de residuos de Salt en huelga indefinida

La medida fue tomada el 24 de diciembre pasado después de que la empresa FCC decidiera ignorar las demandas de los trabajadores por mejoras laborales.

Ali Karku

Sábado 8 de enero
Facebook Twitter

El pasado 24 de diciembre los trabajadores de la multinacional FCC (Fomento de Construcciones y Contratas), organizados a través del sindicato CCOO (mayoritario en el sector laboral de los residuos sólidos de las comarcas gerundenses) entraron en huelga en Salt (Girona).

La carencia de personal e infraestructura, el uso continuado y fraudulento de contratos eventuales, la pérdida sostenida de poder adquisitivo (hace cuatro años que tienen el salario congelado) y la negativa de la patronal de firmar un nuevo convenio, los contenedores sin limpieza interna (cuestión que ocasiona nidos de ratas), y las malas condiciones laborales, llevó a los trabajadores de la empresa a exigir mejoras que les permitan llevar a cabo un servicio de calidad para los ciudadanos de Salt y en condiciones laborales dignas.

Entre las demandas que llevaron a la huelga, se encuentran la de pasar a los trabajadores eventuales a fijos, aumentar la plantilla, y usar un sistema de limpieza que conste de contenedores higienizados. Pero ni la empresa ni el Ayuntamiento de Salt han emitido una respuesta afirmativa a estas demandas, sino que todo apunta que sus esfuerzos van dirigidos a hacer que los trabajadores suspendan la huelga.

Campamento de los trabajadores durante la huelga indefinida

Según comentan los trabajadores, el comité de huelga se reunió con la empresa pero esta insiste en que hasta que el Ayuntamiento no asuma los costes de las demandas, la empresa no hará nada. El Ayuntamiento, por otro lado, no ha emitido una respuesta afirmativa, sino que se posicionó en lugar de un simple cliente, negando la posibilidad de pagar los costes de las demandas. Ni la multinacional que gana millones, ni el Ayuntamiento que decide dejar en manos privadas un servicio tan esencial como es la recogida de basura, quieren hacerse cargo de los costes que implicaría hacer efectivas las demandas de los trabajadores para tener un servicio de calidad para la ciudadanía y que proteja sus trabajadores.

Hay que resaltar que FCC es una multinacional que cotiza en la Bolsa española y gana millones. Entre sus accionistas está Carlos Slim, que posee más de un 75% de la empresa, siendo el 14.º hombre más rico del mundo. Es decir, si la empresa no cumple las demandas de los trabajadores no es porque no pueda.

Por otro lado, una dificultad con la qué se encuentran los huelguistas es la opinión pública. Las calles de Salt están llenos de residuos, hecho que hace que los vecinos se vean afectados y acaben responsabilizando a los trabajadores en huelga.

La táctica burguesa de poner la opinión pública en contra de los trabajadores en huelga no es nueva, sino que fecha de hace muchas décadas. Convenciendo los vecinos que si las calles están sucias es consecuencia directa de los huelguistas, lo que la burguesía conseguiría es, por un lado, generar hostilidad para presionar a los huelguistas; y de la otra, desviar la atención de los verdaderos responsables que hacen que el servicio no sea de calidad y que las condiciones laborales no sean las óptimas, que en este caso son FCC y el Ayuntamiento de Salt.

En este sentido, los trabajadores sostienen que el Ayuntamiento está llevando el discurso contra la huelga a asociaciones de empresarios, comerciantes y asociaciones de vecinos. Pero los trabajadores de FCC no tienen intenciones de retroceder, sino que insisten en continuar organizando asambleas abiertas y acontecimientos culturales para ganar la solidaridad de la gente, y así poder seguir la huelga hasta que se cumplan sus demandas.

Esta, sin duda, es la única forma de que el resto de la población pueda solidarizarse con los trabajadores y entender que estos están luchando por demandas básicas, y que en realidad la multinacional y el Ayuntamiento son los que no quieren asumir los costes necesarios que implica un servicio de basura que funcione bien. Tal como es el caso de la manifestación organizada hace pocos días donde los trabajadores atravesaron todo el municipio, recibieron varios saludos y aplausos en apoyo a su lucha.

Cabecera de la manifestación

Además, por motivo de la gran acumulación de basura que implican las fiestas, los trabajadores se comprometieron a brindar servicios mínimos de recolección de basura, así como también la limpieza total de las calles por los cuales pasarían los desfiles organizados por el día de Reyes.

La solidaridad de otros sectores de trabajadores será de fundamental importancia para que los trabajadores de FCC puedan hacer cumplir sus demandas. Hagamos un llamamiento solidario a todos los vecinos y trabajadores de Salt para apoyar la huelga. Podéis firmar la petición en apoyo a la huelga aquí.


Facebook Twitter

Ali Karku

Seguir en Twitter

La plataforma Barrios Hartos sufre ataques para silenciar su lucha contra Endesa

La plataforma Barrios Hartos sufre ataques para silenciar su lucha contra Endesa

La patronal hostelera se revuelve ante el plan de ahorro energético y amenaza con despidos

La patronal hostelera se revuelve ante el plan de ahorro energético y amenaza con despidos

Zumosol no paga lo que debe: trabajadores siguen acampados en la fábrica de Palma del Río

Zumosol no paga lo que debe: trabajadores siguen acampados en la fábrica de Palma del Río

Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

Luchas obreras frente a la inflación en los años 80

La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán