POR EL PASE A PLANTA YA

Trabajadores precarizados de la Municipalidad de Rosario realizaron un festival solidario frente al río

Con el lema “Juventudes desatendidas, trabajadorxs movilizdxs”, trabajadores y trabajadoras de la Dirección de Juventudes de la Secretaría de Desarrollo Social realizaron este domingo un festival frente al Galpón de calle San Martín y el río.

Lunes 26 de agosto | 22:50

Fotos: Trabajadorxs en Lucha de la Dirección de Juventudes

El mediodía del domingo pintaba medio fiero. El cielo nublado, blanco casi, y la incansable humedad rosarina que insistía. De todos modos, ya cerca de las 13 horas un numeroso grupo de personas descargaba tarimas, sillas, mesas y otros bártulos frente al Paraná. Eran trabajadores y trabajadoras precarizadas por la Municipalidad de Rosario, acompañadas por trabajadores de planta permanente que se habían propuesto esta actividad para mostrar la lucha que están llevando adelante en común. Denuncian la precarización laboral, contratos basura, el desfinanciamiento y vaciamiento de sus lugares de trabajo en todos los barrios de la ciudad, cuentan que hay galpones electrificados y condiciones inseguras para laburantes y usuaries. La lista de reclamos es larguísima, pero lo principal, remarcaron, es que les contratades en noviembre se quedan sin trabajo.

Por suerte el clima se dejó de jorobar. Mientras salía el sol, unos de por allá sacaron unos banderines (¡calados!) hechos a mano y decoraron varios postes de luz. Más acá, se treparon a escaleras para colgar las banderas con las consignas acordadas. Más lejos destinaron un punto de arte urbano para hacer pegatinas. Prepararon una mesa con tortas, otra para el área de ajedrez, otra más para las caricaturas, y a la última le mandaron una caja llena de colores que bien clarito decía “Fondo de Lucha”. Es que como insistiría la payasa presentadora Edel Mira a cada rato durante esa tarde, “les contratades hicieron vaquita para gestionar el festival”...y las tortas y los banderines y el flete y el baño y los cartelitos y los volantes.

Dando vueltas desde temprano andaba también un puñadito de pibes y pibas que no eran trabajadores de ahí. Cebaban mate, practicaban algún paso de baile, se ponían a acomodar un poco el espacio. Hacían chistes entre sí por la impuntualidad de algunes que aún no habían llegado. Sonreían con ansiedad, preguntaban la hora.

Una trabajadora contratada le comentaba, bajito, casi en secreto, a otra: “cuando se enteraron de que hacíamos el festival se metieron hasta en el último detalle: que dónde iba a estar el escenario, que la muestra quién la hace, y que a qué hora hay que estar y qué más hay que hacer y que nosotros cómo participamos”. También ese festival era suyo. Algunos son jóvenes que asisten a los talleres que dictan estos trabajadores precarizados, otros no van por los talleres sino porque el galpón es un lugar de contención en sus vidas: en algún momento pertenecieron a algún programa que ya no existe, pero del galpón no se van porque ahí están los trabajadores y las trabajadoras, porque les conocen.

Pasan sus días ahí casi enteros algunes de esos pibes y pibas, rodeados de estos trabajadores que de doce meses en el año sólo trabajan nueve, porque ese es el contrato que ofrece “la muni”. Algunos trabajan hace 12 años así. Siempre está la promesa de que al año siguiente les recontratrán y, eventualmente, pasarían a planta. Muy, muuuy eventualmente. Mientras tanto, cobran siempre con dos, tres, seis meses de atraso, dejan de tener obra social a cada rato, muches son monotributistas, y así todas las formas (todas) de precariedad laboral que la Municipalidad y el Partido Socialista han sostenido en la ciudad en todas las áreas.

Pasadas las 15 horas arrancaron con todo, contando cómo trabajan, los proyectos que defienden y por qué realizaban el festival. Con música de fondo se leía por todos lados “Trabajadorxs en Lucha, Pase a planta YA, Juventudes precarizadas, Rosario=precarización, NO al Vaciamiento de la Dirección de Juventudes”. Se oyeron los nombres de las responsables políticas: Rocío Gonzalez, directora de la Dirección de Juventudes y también de la Secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, que aún no dan resolución a este conflicto. A Pablo Javkin, quien será intendente de la ciudad, lo habían convocado públicamente, pero tampoco les ha dado lugar ni se pronunció sobre el tema.

Y transcurrió la tarde, junto a muchas familias y grupos de jóvenes que habían ido desprevenidamente en busca del sol de domingo escuchaban atentamente las intervenciones, aplaudían, se sacaban fotos: “Pase a Planta YA, Yo banco a Juventudes y sus Trabajadorxs”, colaboraban con el fondo de lucha, se acercaban para disfrutar de las músicas y músicos solidaries con la lucha que hicieron vibrar el escenario, y de los pibes y las pibas que abrieron y cerraron el festival bailando.






Temas relacionados

Trabajadores municipales   /   Precarización laboral   /   Rosario

Comentarios

DEJAR COMENTARIO