Internacional

BRASIL

Tras amenazar a un periodista, Bolsonaro afirmó que la prensa lo persigue

La amenaza fue el domingo cuando le dijo a un periodista que lo que desearía es "llenarle la boca de puñetazos".

Lunes 24 de agosto | 23:33

EFE/Joédson Alves/Archivo

El pasado domingo un periodista de la red O Globo le preguntó a Bolsonaro sobre un escándalo de corrupción que salpica a la primera dama Michelle Bolsonaro. El presidente de Brasil le respondió "Las ganas que tengo son las de llenarte la boca con puñetazos". Tras la ola de repudios que recibió, este lunes dijo que sufre una persecución mediática.

Al concluir la visita de cinco minutos a la catedral de Brasilia el domingo, un periodista le preguntó al mandatario por diferentes depósitos bancarios sospechosos que registrados en los últimos años en la cuenta de la primera dama.

Según denuncias publicadas en los últimos días por diferentes medios, el ex-policía Fabricio Queiroz, antiguo conocido de la familia Bolsonaro, hizo una veintena de depósitos entre 2011 y 2016 en una cuenta bancaria de Michelle Bolsonaro por un total de 89.000 reales (unos 15.800 dólares).

El mandatario respondió a la pregunta recordando una denuncia por sobornos contra los propietarios del gigante multimedios brasileño. Este hecho de ninguna manera absuelve a Bolsonaro pero sí demuestra los intrincados caminos de la corrupción del país y el hecho de que todo el sistema está profundamente corrompido.

El presidente subió la apuesta en su cuenta de Twitter el día lunes. "Hace al menos 10 años que el sistema Globo me persigue sin probar nada", escribió y agregó que espera "explicaciones de la familia Marinho (dueña de la cadena) sobre la delación del ’cambista de los cambistas’", en alusión al empresario Darío Messer, condenado a 13 años de cárcel.

La violenta reacción del presidente al periodista de O Globo este domingo fue repudiada por todos los gremios de prensa y considerada una "amenaza" y una "intimidación" por la Asociación Nacional de Periódicos, que agrupa a los editores del país.

Políticos, figuras de la cultura y miles de usuarios de Twitter se solidarizaron con el periodista y replicaron la pregunta que enfureció al mandatario: “Presidente Jair Bolsonaro, ¿por qué su esposa Michelle recibió 89 mil reales de Fabrício Queiroz?”. El mensaje rápidamente se hizo viral.

También se pronunció el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien dijo que "la libertad de prensa es un valor innegociable en democracia" y pidió "moderación" a Bolsonaro. Declaraciones que en boca de uno de los partícipes del golpe contra Dilma Rousseff en 2016, evidencian las dificultades que va sumando el presidente a lo largo de su gestión.

Según un estudio de la Federación Nacional de Periodistas, los ataques a comunicadores en Brasil, incluyendo asesinatos, agresiones y amenazas, saltaron un 54,07 % el año pasado: de 135 en 2018 a 208 en 2019. En su gran mayoría estos ataques fueron responsabilidad del líder ultraderechista.

La Federación contabilizó el año pasado 121 declaraciones públicas en las que Bolsonaro atacó o desacreditó a la prensa.

Desde las páginas de La Izquierda Diario repudiamos todo ataque que busque intimidar a los periodistas e impedir que la verdad salga a la luz. Pero no podemos dejar de denunciar el rol nefasto de multimedios como O Globo que hasta hace no mucho hacían malabares para ocultar los crímenes de Bolsonaro contra el pueblo trabajador y que usaron todo su poder de fuego para alentar el golpe de institucional que en 2016 derrocó a Dilma Rousseff.






Temas relacionados

Flávio Bolsonaro   /   Jair Bolsonaro   /   Libertad de prensa   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO