Internacional

GOLPE INSTITUCIONAL EN BRASIL

Tras la destitución de Dilma el PT llama a elecciones generales

Consumado el golpe institucional, la dirección del PT relanzó la campaña por elecciones “Directas ya” para fortalecer el régimen y darle la legitimidad de las urnas a los ataques contra los trabajadores.

Domingo 4 de septiembre de 2016

Antes de la votación final del impeachment había desacuerdos entre los representantes del PT sobre si la campaña por las elecciones “Directas ya” no suponía una rendición del partido por anticipado. Incluso la propuesta de Dilma de llamar a un plebiscito, en caso de que volviera al cargo de Presidenta, no contaba con consenso al interior del partido. Pero ahora, frente a la salida definitiva de la expresidenta, fue aprobada por unanimidad por la Ejecutiva Nacional del Partido el llamado a nuevas elecciones.

La consigna de elecciones “Directas ya” remite a la campaña llevada adelante en 1983, durante la dictadura militar, para lograr implementar las elecciones directas para la elección del presidente de la República. El retorno a esta consigna parece un claro intento del PT de comparar el golpe institucional en curso con el golpe militar que se dio en 1964 en el país, y proponer una salida que solo sirve para fortalecer al régimen actual, sostenido por la misma derecha que organizó el golpe.

El PT y su parálisis son cómplices del golpe

El PT, que asimiló los métodos de la derecha para gobernar, ha alimentado a esa derecha reaccionaria y golpista que ahora los sacó del poder. Esta política la llevó adelante con innumerables acuerdos, gobernando para los ricos y haciendo pagar la crisis a los trabajadores y sectores populares. A pesar del discurso actual contra el golpe, el PT fue responsable de diversos ataques y ajustes, incluso la reciente reforma electoral que contribuyó a silenciar a la izquierda en estas elecciones.

Durante el proceso de consumación del golpe, el PT no estuvo dispuesto a llevar adelante una seria lucha contra el golpe institucional. Por el contrario, mientras el golpe se consumaba el PT organizaba actos festivos, siendo responsable por mantener los bastiones de la clase trabajadora organizados en la CTB y la CUT paralizados.

Esto fue así porque organizar a los trabajadores para derrotar el golpe institucional podría haber llevado a una lucha contra los ataques que el mismo Partido de los Trabajadores estaba implementando, y el PT dejó en claro que teme más a la lucha de clases que a los golpistas. Por eso, el PT buscó por la vía de los acuerdos mantenerse en el poder, porque son parte de este podrido régimen y no quieren perder sus privilegios.

Las elecciones anticipadas o la campaña por “Directas ya” aparecen como una opción viable para la Ejecutiva Nacional del PT, pues es una manera de seguir con un discurso supuestamente democrático contra el gobierno golpista de Temer, sin tocar el régimen que defienden. Frente a la crisis de los principales partidos y del régimen político, el PT lanza la campaña por las Directas, para intentar desviar la indignación de la juventud y de los trabajadores e imponer una salida electoral y de legitimación del régimen, e intentar construir una nueva gobernabilidad con la misma derecha.

¿A quién beneficia el llamado a nuevas elecciones?

Algunos sectores de la izquierda, como el PSOL, el MAIS y el PSTU levantan también la política de elecciones generales, fortaleciendo la propuesta del PT de que con la convocatoria a nuevas elecciones es posible derrotar a los golpistas y los ajustes, y los trabajadores y la juventud serán escuchados. Sin embargo, no se trata más que de una política de desvío que intenta impedir el surgimiento de una fuerza política con independencia de clase, y contribuye a evitar que se desarrolle una ruptura progresiva y revolucionaria frente a la crisis del PT. Por el contario, mantiene las esperanzas en este régimen político.

No se puede luchar contra los golpistas, que han anunciado duros ataques contra los trabajadores y los sectores populares de la sociedad, como la reforma del sistema de jubilación y la privatización de los hospitales, cárceles y guarderías, bajo la lógica del “mal menor” o dando apoyo al ex gobierno del PT. El gobierno de Temer acelera la profundización de los ajustes que en muchos casos habían sido iniciados por el mismo PT. Es necesaria una respuesta organizada de la juventud y los trabajadores denunciando a las centrales sindicales, superando su parálisis y su seguidísimo al PT.

La lucha por “Fuera Temer”, sin caer en el fortalecimiento del petismo o en una política de conciliación de clases, necesita de una pelea resuelta contra los ajustes, con huelgas, actos y paralizaciones levantando un plan de lucha unificado que ayude a desarrollar una alternativa política de los trabajadores y la juventud, y enfrentar la crisis política que atraviesa el país y que los golpistas quieren resolver por derecha.

La mejor forma de avanzar en este sentido es levantar, a partir de estas luchas, la necesidad de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, a través de una lucha independiente, donde la población sea sujeto de la resolución y la toma de decisiones políticas sobre todos los aspectos de la vida y la resolución de sus propias demandas, opuestas a los intereses de la burguesía y sus políticos privilegiados.






Temas relacionados

#NiGolpeEnBrasilNiAjustes    /   Michel Temer   /   Impeachment   /   Golpe de Estado   /   Dilma Rousseff   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO