Sociedad

IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO

Tribunal de Galicia condena a los Franco a devolver el Pazo de Meirás

Después de años de denuncias por parte de las organizaciones de Memoria Histórica pidiendo la devolución de la residencia vacacional del dictador se consigue por primera vez una sentencia favorable. El Pazo de Meirás es uno de los grandes símbolos de la impunidad de la que han gozado los franquistas hasta la actualidad.

Viernes 4 de septiembre | 08:41

Esta semana una jueza del Tribunal Superior de Xustiza de Galiza condenaba a los Franco a devolver a la administración pública una de las propiedades más mediáticas usurpadas por el dictador, el Pazo de Meirás. Esta finca señorial fue arrebatada a la familia de la famosa escritora Pardo Bazán en el 38, simulando una compra fraudulenta. Después se costearon las reformas y los lujos para las estadías veraniegas de los Franco no solo con dinero del Estado sino obligando a los vecinos de los lugares cercanos a donaciones forzosas, bajo amenaza de represión.

No es el único inmueble del que Franco y su familia se apropiaron por la fuerza. Solo en Galicia hay otras cuatro propiedades en las mismas circunstancias y que son reclamadas para su devolución por las distintas organizaciones de Memoria Histórica.
Estas prácticas no se limitaron solamente al dictador, sino que fueron parte de la política de saqueo generalizado del bando fascista durante y después de la Guerra Civil como manera de asentar su dominio. Muchas de las familias más poderosas de la actualidad adquirieron su influencia y fortuna durante esos años de esta manera.
La sentencia dictada por los tribunales gallegos sin embargo no es definitiva ni de aplicación inmediata. Probablemente los Franco recurran ahora a instancias mayores, alargando cualquier sentencia sin posibilidad de recursos durante años, si es que finalmente se llega a ese punto.

En el caso del Pazo de Meirás han pasado más de 80 años desde que fuera arrebatado por la fuerza para disfrute veraniego de Franco y 45 desde la muerte del dictador. Es una muestra clara de cómo el Régimen del 78 ha garantizado la impunidad de los personajes más siniestros relacionados con la dictadura franquista, incluyendo la propia familia Franco.

Esta semana conocíamos como expresidentes y líderes históricos de las burocracias sindicales apoyaban a Martin Villa, uno de los ministros franquistas implicados directamente con la represión hacia trabajadores y militantes revolucionarios durante la Transición. O también como el torturador Billy el niño moría con múltiples condecoraciones otorgadas durante los años 80.

Son solo algunos ejemplos de la pesada herencia franquista y del compromiso de importantes dirigentes “democráticos” de garantizar a toda costa la impunidad de los crímenes de la dictadura. La justicia y reparación de las víctimas del franquismo solo puede conseguirse mediante la movilización y acabando con un Régimen que es heredero directo de Franco.






Temas relacionados

Régimen del ‘78   /   Franquismo   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO