Cultura

U2 en París: de la Irlanda de los 70 al París de hoy

U2 lanza en formato DVD y Bluray un show que mezcla su historia con la vuelta a Francia luego de los atentados de noviembre pasado

Jueves 30 de junio de 2016

El viernes 13 de noviembre, cuando un grupo de terroristas matan a 80 personas en un recinto Parisino, donde estaban tocando la banda Eagles of death metal, los Irlandeses U2 se encontraban a unos pocos kilómetros preparándose para los shows que darían el 14 y 15 de noviembre en el Accorhotels Arena de la capital francesa. Los conciertos fueron cancelados por obvias razones, pero la banda había prometido “volver lo antes posible”. Sólo 3 semanas y media después se disponen a retomar esos dos shows, cerrando así el Innocence + Experience tour 2015. Lo que vemos en este lanzamiento de U2, es todo el show de mas de 2 horas y media que brindaron el 7 de diciembre del año pasado y en Argentina se edita en tres versiones: DVD, DVD doble y BLU RAY. Las dos últimas tienen como bonus documentales que nos interiorizan mas en el detrás del show y videos correspondientes a su ultimo álbum de estudio Songs of innocence, entre otros extras.

El concierto que presenta acá la banda propone contar su historia a través de las canciones de su último album Songs of Innocence, y otros viejos clásicos de su repertorio. Desde el poderoso arranque con The Miracle (of Joey Ramone), donde Bono cuenta como escuchar por primera vez al cantante de Los Ramones hizo que el decidiera hacer lo mismo con su vida, seguido del ya gastado vértigo y del clásico de su primer álbum I will follow, vemos a los 4 miembros de la banda tocar sin nada más en el escenario que el juego básico de luces con un foco gigante de luz en el medio, sin parafernalias ni efectos de ningún tipo.

Luego la banda nos propone viajar al norte de Dublín, y con el uso de un despliegue escénico grandioso, U2 nos hace sentir que estamos en la capital irlandesa de las violentas décadas de los ’60 y ’70, donde los jóvenes creían que no había salida ni futuro, la violencia constante en las calles, la opresión, violencia militar y social Inglesa sumada a la del IRA habían calado tan profundo en la sociedad, que la intolerancia estaba a la orden del día, ya sea por diferencias religiosas, políticas y hasta musicales. Justamente Bono nos habla de la pérdida de su madre a la temprana edad de 14 años en Iris y como el refugio en artistas como David Bowie o The Ramones, lo hacían escapar de la gris realidad que vivían día a día, de las palizas entre pandillas, el miedo a los coche bombas y el estar cansado de peleas entre protestantes y católicos; en Cedar Woodroad, vemos al cantante caminar por su barrio entre el medio de dos pantallas gigantes dando un espectacular efecto. Luego nos habla de su primer amor en Song for Someone.

Párrafo aparte para los dos temas más crudos de esta parte del show con una versión casi folk de Sunday bloody Sunday, esa canción de su álbum WAR (1983) que habla de tropas inglesas que abrieron fuego en 1972 contra un grupo de manifestantes en Derry, Irlanda del norte matando a 14 personas; la banda nos trae a estos momentos a través de la pantalla donde vemos ilustradas las calles de Belfast durante los años ‘70 con todo tipo de grafitis como “troops out” (haciendo alusión a al estar cansados de vivir rodeados de soldados ingleses) o “taigs out” hablando de la persecución religiosa.

Le sigue el poderoso Raised by wolves (criados por lobos)donde Bono pide el esclarecimiento de los atentados en Dublín y Monahan en 1974 perpetrado por la Fuerza Voluntaria del Ulsteren en sospechosa colaboración con las fuerzas de seguridad Británicas, donde murieron decenas de Irlandeses y otros cientos terminaron heridos, pero cuyo atentado jamás fue esclarecido oficialmente por nadie.

Una poderosa y casi epiléptica versión de Until the end of the world cierra la primer parte del show, y el público termina literalmente dividido en dos por dos pantallas, donde la banda vuelve a tocar pero encerrada en medio de ambas durante Invisible, mostrando al inseguro U2 de fines de la década del ’80.

Luego esta división se “rompe” de alguna manera haciendo que el escenario y la alta definición de la edición en Bluray del concierto alcance todo su potencial con el doblete de Achtung baby con Even better than the real thing y Misterious ways, y el quemado Elevation, con un juego de luces, bolas de espejo, efectos visuales imponentes, como el U2 mas desinhibido y colorido de los ’90.

Una hermosa versión de ese casi olvidado tema llamado October suena mientras por las pantallas vemos imágenes de Siria, seguida del mejor momento del show con una poderosa y violenta versión de Bullet the blue sky. Canción de 1987 que habla de la intromisiónpolítico militar de los Estados Unidos en El Salvador. Acá vemos a un Bono reflexivo que saca a relucir todas las dudas y contradicciones que residen en sus discursos de los ’80 y los de hoy, dando lugar a trazar un paralelismo entre esa Irlanda de los ’70, la crisis de los refugiados en Europa, los atentados en Francia y la xenofobia de parte de lasociedad para con los que profesan el Islam. U2 saben bien como los gobiernos usan el miedo de la gente para justificar cualquier tipo de represalia y pide al público que “el amor le gane al miedo”.

Luego de esto, el concepto del show parece perderse, para dar pie a clásicos de la banda, como Pride (In the name of love), With or without you, Beautiful day, One y Bad.

El show termina de una manera atípica, con Bono dando entrada a los Eagles of death metal, aquella banda que tocaba la fatídica noche de los atentados en el Bataclan, para tocar juntos ese clásico inoxidable de Patti Smith llamado People have the power y pedirle al publico que no tenga miedo, de decir lo que piensa ni de ir a un concierto de rock. Tener a estos invitados bien podría considerarse un acto de demagogia (de los que Bono suele ser acusado habitualmente), pero cobra un fuerte y emotivo significado cuando los U2 abandonan definitivamente el show luego de expresar que “a ellos les quitaron el escenario, así que les vamos a prestar el nuestro” y los Eagles of death metal interpretan su tema I Love You All the Time para cerrar un show lleno de consignas simples y pacifistas, pero efectivas en una noche llena de un publico indignado por la realidad, en una Francia que ya no es la misma y que hoy en día sale a las calles justamente a hacerle frente al discurso de gobierno Francés, cada día mas violento.






Temas relacionados

París   /   U2   /   Música   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO